Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Política » Artusi: "La propaganda del gobierno provincial no puede tapar la realidad, o sea que ha fracasado"

Artusi: "La propaganda del gobierno provincial no puede tapar la realidad, o sea que ha fracasado"

"Los entrerrianos asistimos estos días a un bombardeo de propaganda electoral disfrazada de publicidad oficial y obviamente financiada con recursos públicos destinada a ocultar una realidad dolorosa pero contundente: el gobierno provincial de Bordet ha fracasado, a punto tal que ni siquiera puede mostrar indicadores mejores a los de su compañero Urribarri, aquel a quien en su momento acusó de haberle dejado una provincia 'fundida'” señaló el legislador uruguayense José Antonio Artusi.

(*) Por José Antonio Artusi

Qué puede exhibirse como logro tras más de 3 años de gestión? Poco y nada.

Pagar salarios del sector público en tiempo y forma, si es que constituye un mérito, sólo ha sido posible gracias a la recomposición del federalismo fiscal por parte del gobierno del Presidente Macri, el más federal y respetuoso de las autonomías provinciales en muchísimo tiempo.

Haber reactivado de manera incipiente el Puerto de Concepción del Uruguay se debe pura y exclusivamente a la decisión política del gobierno nacional de avanzar con la República Oriental del Uruguay en el dragado y balizamiento del río Uruguay, obra demorada 20 años y que brilló por su ausencia en la “década ganada”.

Es más, es muy poco lo que se ha hecho por mejorar las condiciones logísticas y la infraestructura del puerto uruguayense. Que se dilapiden fondos públicos en propaganda burda para favorecer la reelección del Gobernador pretendiendo hacer creer a los entrerrianos que Bordet “reactivó el puerto” es un dislate que debería generar el rechazo generalizado de la ciudadanía.

De los caminos rurales y las rutas provinciales prácticamente no es necesario decir nada. Las imágenes y los testimonios que se pueden observar en las redes sociales son mucho más elocuentes. Si hay un ejemplo del fracaso de la actual y anteriores gestiones ese es vialidad provincial.

Tenemos una de las tarifas eléctricas más caras del país; eso sí, una empresa de distribución que se da el lujo de tener abultadas ganancias y gastos absurdos de publicidad al servicio del gobierno.
Entre Ríos exporta cada vez menos, en términos absolutos (en 2018 un 42% menos que en 2012) y en términos relativos en el concierto nacional.

Nuestra provincia, como obvio resultado de tener energía cara, una matriz tributaria distorsiva, y un enorme atraso en infraestructura, no atrae inversiones productivas (recibió solamente el 0,1% de las inversiones a nivel nacional entre 2016 y 2018).

La inversión en gastos de capital por parte del sector público provincial es cada vez menos significativa. En el primer trimestre del 2019 sólo el 0,11% del gasto total fue destinado a maquinaria y equipos, porcentaje tres veces menor al del 2015. Y sólo el 2,54% del gasto fue destinado a construcciones, la mitad del porcentaje para ese rubro en 2015. Estas cifras evidencian con elocuencia lo que muchos advierten a simple vista, sin el aporte de muchos municipios y del gobierno nacional la obra pública en nuestra provincia quedaría reducida a una mínima expresión.

Si miramos la problemática de la seguridad ciudadana el panorama no es más alentador, con indicadores que han venido empeorando y hemos dado a conocer en su momento, y sin que al menos se ensayen respuestas para enfrentar una creciente inseguridad en muchas ciudades.

Podríamos seguir con la política ambiental, o mejor dicho con su ausencia, para ser más precisos; con la crisis de la educación y la salud pública, etc..

Pero se trata además, de un gobierno sin un rumbo claro, sin un plan estratégico de desarrollo que apunte a sacar a la provincia del estancamiento en que está sumida, más allá de las dificultades de la coyuntura. Se puede apreciar este rasgo en la falta de iniciativas legislativas trascendentes por parte del Poder Ejecutivo, en una provincia que todavía adeuda de manera inexplicable la plena vigencia de numerosos institutos incorporados en la reforma constitucional de 2008. Se trata de un gobierno que meramente administra, que improvisa sobre la marcha y que parece haber renunciado a las transformaciones y reformas profundas que la provincia necesita si es que queremos realmente encaminarla por la senda del progreso, el crecimiento y el desarrollo.

El 9 de Junio los entrerrianos tenemos la oportunidad histórica de cambiar y comenzar a construir juntos un futuro mejor.

(*) Diputado provincial de Cambiemos.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

En la sede del PJ analizarán la "Reforma laboral"

Este sábado 14 de septiembre se llevará a cabo el segundo encuentro del ciclo formativo …