Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » La Ciudad » La médica apeló su condena por la muerte de Thiago Albornoz y la familia insistió: “Todavía no puede explicar por qué falleció”
. El 30 de junio, los vocales Marcela Davite, Hugo Perotti y Marcela Badano darán a conocer su decisión. (Foto: Una de las marchas por Thiago Albornoz. Archivo de El Miércoles Digital).
EL 30 DE JUNIO SE CONOCERÁ EL FALLO DE CASACIÓN  

La médica apeló su condena por la muerte de Thiago Albornoz y la familia insistió: “Todavía no puede explicar por qué falleció”

 

La defensa de la pediatra Sonia Tolosa apeló su condena por mala praxis en la atención del niño Thiago Albornoz, que falleció en julio de 2012 en el Hospital Urquiza. Por su parte, la familia recalca que la médica aún no puede explicar la causa de la muerte, y que eso es una prueba de su negligencia. Aplazaron el fallo de Casación para el 30 de junio.

En la mañana del jueves pasado se realizó la audiencia en el Tribunal de Casación, en Paraná, en el abogado de Tolosa pidió su absolución, argumentando contradicciones en la sentencia por la que fue condenada el 26 de abril 2016 por mala praxis en la atención de Thiago Albornoz, que falleció el 12 de julio de 2012 en el Hospital Urquiza. En esta instancia, el abogado de la familia del nene, Gustavo Soppelsa, recalcó que Tolosa aún no puede dar otra versión alternativa a la de su condena, y que eso sigue demostrando la existencia de la mala praxis. El 30 de junio, los vocales Marcela Davite, Hugo Perotti y Marcela Badano darán a conocer su decisión.

En efecto, ejerciendo su derecho de recurrir a un tribunal superior que revise el fallo que la condenó, Sonia Tolosa se presentó en Casación argumentando “contradicciones de la sentencia” con la que, el 26 de abril de 2016, la Cámara Penal de Concepción del Uruguay -con el tribunal integrado por Alberto Seró, Mariela Di Pretoro y Alejandrina Herrero- la encontró responsable del homicidio culposo de Thiago Albornoz, y por la que fue condenada a dos años de prisión de ejecución condicional y cinco años de inhabilitación especial para ejercer la Medicina.

En el tribunal paranaense, Sebastián Arrechea, abogado de la profesional, reclamó la absolución, mostrando lo que -a su criterio- son contradicciones en la sentencia. Durante su presentación citó varios argumentos médicos que ya habían sido debatidos ante el tribunal de primera instancia. En la querella particular actuó Gustavo Soppelsa representando a la familia Albornoz y la acusación pública fue delegada -como es habitual- por el procurador general Jorge Amílcar Luciano García en su adjunta, Cecilia Goyeneche, que defendió la resolución de la justicia uruguayense.

El pedido de revisión fue llevado a cabo por Arrechea, quien volvió a pedir la absolución exhibiendo lo que conformarían contradicciones de el fallo del primer tribunal, según el letrado, con citas de varios argumentos médicos, que ya habían sido debatidos en los tribunales uruguayenses, donde incluso se hizo uso de la metodología de la videoconferencia para recibir el testimonio de una especialista residente en Santa Fe ante el reiterado pedido de los abogados de la médica.

Goyeneche, tras los argumentos de Arrechea insistió con la posición de la Fiscalía de Concepción del Uruguay, recordando que había habido coincidencias múltiples de los peritos en relación a la causa de muerte durante todo el proceso, y ratificó la omisión de la administración de un antibiótico específico que previniese el desenlace de muerte.

Tras el trabajo de la procuradora adjunta, Soppelsa refutó a Arrechea, resaltando que durante todo el proceso la acusación había probado una causal de mal desempeño médico de Tolosa, “y que en ningún momento defensivamente había aparecido una explicación alternativa sobre los motivos de la muerte del nene. El querellante recordó que interrogó durante el debate de primera instancia a la médica, tras varios años de sucedido el hecho,  y no pudo esbozar científicamente una teoría para explicar -o autoexplicarse como médica-  lo sucedido. Según el abogado de los Albornoz, esto “configura una postura confesoria de la negligencia inicial, que incluso se mantenía hoy”. “Tolosa no sabe lo que pasó, ni sabía lo que ocurría porque desconocía cómo actuar de acuerdo a los preceptos de su profesión”, atacó.

La audiencia contó con la presencia del padre y la madre de la víctima, Hugo Albornoz y Soledad Fister, acompañados por un grupo de familiares y amigos, que viajaron desde La Histórica para presenciar el trabajo de los funcionarios públicos.

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Capacitaron sobre prevención del cáncer de mama en el CIC

En el Centro Integrador Comunitario (CIC) se realizó una charla práctica con el fin de …