Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » La Ciudad » La Uatre quiere una ley nacional para declarar “insalubre” al trabajo de los fumigadores

La Uatre quiere una ley nacional para declarar “insalubre” al trabajo de los fumigadores

La iniciativa partió desde el gremio pero buscan apoyo político gubernamental. “Para que sea insalubre no alcanza con que sea provincial, tiene que ser nacional. No se puede declarar sólo en Entre Ríos para que encuadre”, aseguran desde el gremio de los peones rurales.

Por J.R.D

Colaboración: M.B.

“Las delegaciones de Uatre (Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores) de Gualeguay, Nogoyá y Concepción del Uruguay tuvimos semanas atrás una reunión en Paraná, con el entonces secretario de la provincia Oscar Balla y el Director de Trabajo, Silvio Pucheta, junto a un trabajador maquinista de las fumigadoras -conocidas como ‘mosquitos’-, que es un muchacho que a través de las redes sociales formó grupos de los aplicadores, tiene contacto en todo el país con diferentes compañeros”, explicó a  El Miércoles Digital el secretario general de la seccional del departamento Uruguay del sindicato, Mario López.

“Vivimos en la Provincia más fumigada, en la más tóxica, tenemos los dos pueblos más contaminados del país, ¿quién va a comprar nuestros productos?”

Además aseguró que el gobierno provincial “tomó la iniciativa de tratar de promulgar la ley donde esta actividad sea declarado trabajo insalubre”. “Fuimos convocados las seccionales que tenemos más inspecciones, estadísticas y audiencias. El año pasado salió una resolución de la comisión nacional de trabajo agrario que los categorizaba a estos trabajadores de manera distinta. Estaban encuadrados como como conductores maquinistas, tractoristas, con un sueldo el año pasado de 16 mil pesos, pero en realidad ellos hacen un trabajo de riesgo, que requiere cuidado y formación, cursos y capacitaciones. Entonces, el gremio junto con las entidades armaron una resolución en el Ministerio de Trabajo donde se los categorizaba como conductores de aplicadoras, y a los peones, ayudantes. Ese sueldo pasó a ser 32 mil pesos, que ahora se ajusta con el 30,8 por ciento que obtuvimos (va links de nota anterior), y también se señalan las pautas de trabajo, las condiciones laborales, los equipos de ropa de trabajo, porque no es lo mismo un peón general que se le exige una bombacha o pantalón y camisa de grafa que lo deben llevar los muchachos que andan en estas máquinas, eso también fue un paso”, amplió López.

El gremialista agregó: “Seguimos luchando para que los encuadren porque a muchos no se los ha encuadrado, se los sigue teniendo en los recibos de sueldo como tractoristas, de peón rural,  esto hace que, no sólo el importe sea mayor en su sueldo, sino que si hay un accidente no es lo mismo la cobertura de la ART, la jubilación no es el mismo importe”.

“NOS QUERÍAN HACER CREER QUE EL GLIFOSATO ES PERFUMINA”

“Estamos trabajando con esta ley bajar la edad de jubilación y que se tengan un montón de beneficios. Uno entiende que se trabajan con productos tóxicos, esa es la verdad, no es como nos quieren hacer creer desde parte del gobierno (nacional), desde la Secretaría de Agroindustria, del ex ministro (Luis Miguel) Etchevere, que poco más decía que el glifosato era perfumina. No, ¡no!, el glifosato es un producto medianamente toxico. Hay productos mucho más tóxicos y que se usan más aún, que por ciertos intereses no se divulgan. Parece que el cuco es el Glifosato y no es el más dañino de todos. Siempre digo que un insecticida que mata una chinche o una isoca al paso de un aplicador, hay que imaginarse el daño que nos hace en nuestro cuerpo. No es inmediato, pero el daño te lo hace. Si trabajamos con esos productos, ¿cómo no va a ser trabajo insalubre?”, remarcó. “Por supuesto nos costará mucho,  esto es un camino. Lo importantes es que el gobernador Gustavo Bordet tiene la voluntad”, manifestó.

“Que hay que apuntar a una agricultura orgánica o con menos uso de los agroquímicos, por supuesto, que nos llevará el mismo mercado a esa situación”.

APOYO POLÍTICO

López considera vital conseguir apoyo político para que tenga tratamiento la norma. “Nos vamos a juntar,  invitar a diputados nacionales entrerrianos, porque serán ellos los que los tratarán en el Congreso, nosotros también lo hicimos con un diputado nacional cercano a nuestro gremio, Pablo Ansaloni (provincia de Buenos Aires). Está de acuerdo y acompañará. Esto es un camino que recién empieza, seguramente tendrá muchas trabas, que ya hemos tenido. Lo difundimos en la provincia de Buenos Aires y algunos muchachos aplicadores nos comentaban que ciertos sectores de ingenieros agrónomos les cuestionaban, les decían ‘no se pongan con eso porque le estamos dando la razón a los ambientalistas’. Yo le decía a este compañero: ‘Vos tendrías que haberle preguntado por qué no ponía el lomo él si es tan fácil hablar’. Acá no se trata de darle la razón a uno u a otro, hay una realidad, son productos tóxicos que hoy se están usando y no se pueden dejar de usar por ahora, debido al sistema de producción que tenemos. Que hay que apuntar a una agricultura orgánica o con menos uso de los agroquímicos, por supuesto, que nos llevará el mismo mercado a esa situación. Vivimos en la Provincia más fumigada, en la más tóxica, tenemos los dos pueblos más contaminados del país, ¿quién va a comprar nuestros productos? El exportador, que es el que se lleva nuestros productos, quiere comer sano. Si vos pagás, ¿por qué vas a comprar veneno?, cuando nos cierren los mercados, vamos a volver solos”, razonó.

“Acá no se trata de darle la razón a uno u a otro, hay una realidad, son productos tóxicos que hoy se están usando y no se pueden dejar de usar por ahora, debido al sistema de producción que tenemos”.

OTRO TIPO DE AGRICULTURA

“Días pasados, en mis pagos, en Teodelina (Santa Fe), y de Rosario hacia abajo ya empecé a ver lotes que los están trabajando, no con el viejo arado, sino con el disco, con los cinceles, para abrir la tierra, porque en aquella zona desde 1983 se empezó con la labranza cero, siembra directa, son suelos que hace 30 años no se los movió más, eso es una tosca, por eso tenemos también grandes inundaciones porque el agua no filtra, corre, son cosas normales que se van a dar. La agricultura orgánica volverá sola, por necesidad, aunque llevará años”, aseguró.

 

LOS CONTROLES Y LA MENTALIDAD

“Nosotros hicimos los pasos con los trabajadores, formarlos, capacitarlos. La realidad cambió mucho en comparación a unos años. Por ejemplo, el caso de este muchacho (Fabián) Tomasi, pobrecito,  que desapareció hace unos días, él mismo decía que era un ejemplo de no cuidarse, él mismo lo reconocía. Si trabajás con productos tóxicos no cabe dudas que si no te cuidás, te morís. Ahora, los muchachos son conscientes que trabajan con productos tóxicos, que deben cuidarse, tomar las medidas de precaución, usar los elementos de seguridad. Los patrones, en su gran mayoría, cumplen con los requisitos. Inclusive, la gran mayoría de las fumigadoras en la Provincia están inscriptas en el Registro. Por supuesto que siempre hay alguno que anda ilegal, pero se los va controlando. Nosotros empezamos a tener datos y lo vamos a ir cerrando al círculo, acá nos conocemos todos, salimos al campo y sabemos quién es quién, lo vamos a ir acorralando. Lleva su tiempo porque hay grandes intereses económicos”, comentó finalmente López, quien además informó que en la Provincia hay casi tres mil máquinas fumigadoras.

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Llegó a Concepción del Uruguay la primera remada por los ríos

Como estaba previsto este domingo a las 16 llegó a nuestra ciudad la segunda posta …