Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » La Ciudad » Vecinos en “alerta ambiental” por cloaca a cielo abierto

Vecinos en “alerta ambiental” por cloaca a cielo abierto

Unos mil vecinos de distintos barrios del noroeste de Concepción del Uruguay, en la zona de Engranaje, se ven afectados por un zanjón con derrames cloacales a cielo abierto, denunciándolo como un verdadero “lago cloacal”.

 

 

Por J.R.D

 

Vecinos de los barrios Congreso de Oriente, 68 viviendas, 45 viviendas, zona de Villa Industrial y Engranaje, denuncian que hace más de dos meses que conviven con una cloaca a cielo abierto, por una zanja que una empresa dejó inconclusa. Hicieron los reclamos a la Municipalidad local pero no han tenido respuestas. Por eso declararon a esa zona “de exclusión por alerta ambiental y sanitario” por la proliferación de mosquitos, olores nauseabundos y que incluso es peligroso para los automóviles que circulan por el lugar y no conocen esas calles.

La zanja está situada a 300 metros del Hospital Urquiza, de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Entre Ríos, a metros del Club Engranaje, a 300 metros del acceso norte a la ciudad y afecta a una población de alrededor de 1000 personas.

Uno de los voceros de esos vecinos, el docente Víctor Hutt, explicó a El Miércoles Digital que ese alerta ambiental fue emitido porque piden que la gente no se acerque al lugar debido a que rompieron un caño madre del sistema cloacal, “rotura producida por una obra realizada con total irresponsabilidad y falta de pericia por el municipio local, una zanja de desagüe pluvial de hasta 2.5 metros de profundidad que trajo como consecuencia la destrucción del caño madre cloacal que vierte el contenido de un gran sector de la población en la zanja a cielo abierto de 300 metros de longitud, y un abandono de la obra que ya lleva más de dos meses, lo que trae peligro a los transeúntes y ahora este inaceptable riesgo para la salud de la población de un amplio sector del oeste de la ciudad”.

 

UN ARREGLO QUE TRAJO MÁS CONSECUENCIAS NEGATIVAS

Según Hutt todo empezó “con las lluvias de febrero del año pasado, que se nos inundaron diez viviendas. Hicimos los reclamos, vinieron e hicieron esta obra, que es una zanja muy desprolija, a cielo abierto, de dos metros y medio, no nos gustó”.

De acuerdo a su relato “comenzaron en los primeros días de octubre, y hace dos meses la empresa Retamal, que estaba a cargo, se retiró. Quedó la zanja abierta que se está desmoronando, quedaron las montañas de tierra. Calcularon mal y cuando hicieron la zanja rompieron la cloaca, la emparcharon, hicieron un giro con el caño pero después que estuvimos una semana con la cloaca completa a cielo abierto, directamente desagotaba ahí. Siguieron un poco la obra y se quebró de nuevo el caño, no tanto pero se quebró arriba, y en estos dos meses ha estado perdiendo y ahora lo hace mucho más”.

“Ni bien se rompió el caño avisé a Obras Públicas de la Municipalidad, la empresa apareció una vez, hizo solo la base pero no las cabeceras, por eso esa esquina es un peligro, no hay luces de noche tampoco” contó  y recordó una anécdota que pudo terminar en desgracia “una vez un automovilista que no conocía la zona quedó con una rueda en el aire, lo tuvimos que tirar con otros autos, fue una situación desesperante, nosotros conocemos y pasamos con cuidado pero el que no sabe corre riesgos porque se está desbarrancando de los dos costados. Mucha gente usa esa vía por el acceso norte para evitar el semáforo, sin saber los riesgos; cruza un auto y midiendo, si no conocés te podés ira abajo”.

 

LOS PELIGROS DE LAS ENFERMEDADES

Hutt explicó que uno de los principales temores en estos días de calor es “el agua estancada, los mosquitos, todas las infecciones. Por eso ante la falta de respuestas consideramos que hay un alerta sanitario en esa zona, por eso pedimos que no vaya gente por ahí, por la transmisión del dengue y todo lo demás”.

“El barrio de Congreso de Oriente son unas 400 personas las que viven, en la zona de enfrente habrá otras 300 personas, más los que viven en los barrios de atrás, o sea son unas mil personas aproximadamente son las que pasan todos los días, cuando hay partido de Engranaje se llena de gente que deja los autos, a un metro de la zanja” detalló.

Aclaró que los vecinos ya han presentado notas al Intendente, “veníamos aguantando tras dos meses de obra parada” se quejó.

Consultado por si recurrirán a las instancias legales reflexionó “esto rompe toda lógica, cada día digo ‘lo van a solucionar, no puede haber en la ciudad una cloaca a cielo abierto’, pero bueno, lo vamos a evaluar”.

click en las imágenes para ampliar

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Con charlas y cursos: Del 4 al 8 de junio organizan la semana de la educación vial

Rio Uruguay Seguros, la Dirección Departamental de Escuelas del Departamento Uruguay y la Municipalidad de …