BNA
Inicio » La Región » ACUEDUCTOS Y MILLONARIA INVERSIÓN : MÁS RUIDO QUE NUECES

ACUEDUCTOS Y MILLONARIA INVERSIÓN : MÁS RUIDO QUE NUECES

La ley recientemente aprobada que habilita al gobierno a endeudarse para concretar una obra de más de 400 millones de dólares, no parece ser otra cosa que un papel que permitió al gobernador Sergio Urribarri subirse al avión presidencial que lo llevaría a China. Es que, son tantos los pasos a seguir, es tan complicado el protocolo administrativo, que solo estaría logrando unificar el discurso opositor contra el gobierno.

 Acueductos

(*) Por CLAUDIO GASTALDI

 

Diario Junio habló con varios oficialistas y nos llamó la atención que ninguno de ellos tomaba muy en serio la posibilidad de que ese proyecto millonario se concretara. En virtud de esa situación hablamos con el ministro de economía, Diego Valiero, quien consultado sobre la viabilidad dijo “para mí es muy difícil que esto se pueda concretar ahora”, en referencia a lo que queda de este período de gobierno. Es que, luego de la cantidad de formalidades que recitó, su conclusión no podía ser otra que esa. Lo que sigue son detalles que quizá ayuden a comprender mejor la situación.

En efecto, para conocer más detalles de este tema que despertó tantas pasiones, este medio creyó importante hablar con varios actores del oficialismo para lograr más precisiones y de algún modo explicar la razón de tanta polvareda y tanta indignación opositora.

Aquí es entonces donde comenzamos a escuchar argumentos que nos llamaron la atención. Casi todos ellos y de por lo menos 3 fuentes, eran de este tenor “Esto es una jugada política del pato para estar en el candelero, nada más” o este “con esta ley se propone subir al avión de Cristina en su viaje a China”.

Aunque lo que aquí se cuenta suene entre horrible e increíble, la friolera de 430 millones de dólares de endeudamiento, sin licitación, contrariando la Constitución Nacional y concretado por un gobierno que ya está armando las valijas, hacía pensar que quizá, eso que parecía horrible y disparatado, no lo fuera tanto.

De este modo y a efecto de contar con una fuente a la que podamos nombrar (las anteriores pedían off de record) y que, a su vez, su palabra tuviera autoridad, o sea fuera creíble, consultamos al ministro de economía con quien estuvimos charlando un tiempo suficiente como para comprender que querían decir  nuestras otras fuentes.

 

ASPECTOS DE LA CHARLA CON VALIERO

En primer lugar debe decirse que el ministro de economía fue citado por la Cámara de Senadores para que explique el tenor de lo que se iba a votar. “Todo lo que le estoy diciendo a usted se lo dije a los senadores”, dijo el ministro en esta charla que no fue grabada pero que contiene lo que para nosotros son los aspectos centrales.

Ante esto, mi conclusión periodística es que, si los diputados hubieran hecho lo propio, quizá nos estaríamos librando de tantas declaraciones enconadas y páginas de diarios y horas de radio de TV.

Al comenzar la charla Valiero aclaró que él solo participó de unas pocas reuniones.

Dos cosas principales deben ser tenidas en cuenta dijo. Lo primero es la contratación en sí, y especificó no nos olvidemos que se trata de una contratación directa, que necesita una norma de excepción para contratar con empresas sin licitación. Y eso no es poca cosa, razonó.

En segundo lugar el tema de ¿Cómo se financia? El gobierno no tiene todos los días una obra de esa envergadura que, por otra parte se hace con un crédito -lo cual es correcto ya que en la teoría económica, las obras las deben pagar quienes las usarán-, de allí los créditos, pero esto es todo un tema.

 

Para concretar un préstamo (el PE fue autorizado a gestionarlo), no se necesita solo la autorización legislativa, es todo un trámite.

 

En primer lugar, dijo, se necesita intervención de la Contaduría General de la Provincia que es la que debe decir sí es factible o no tomar ese crédito, es decir, si el Estado está en condiciones y esa resolución no es antojadiza, se basa en números y protocolos. Se sacan cuentas y si, con las otras deudas que tiene que pagar el Estado (ya comprometidas) los montos superan el 25 % permitido por la ley, no se puede y ante nuestra pregunta, agregó, no, no, hoy no se podría por ejemplo.

 

Digo hoy no dá, pero tampoco eso es estricto pues lo que se debe determinar es el momento en que va a comenzar la obra, luego el tiempo de duración de la misma, el período de gracia, etc, de modo que si fuera a largo plazo entonces sí podría dar.

 

Pero el punto es que luego de pasar por contaduría que revisa todo esto que le digo y mucho más, debe pasar a Fiscalía de Estado para que dictamine sobre la operación de crédito ; luego viene a economía que es donde se cerraría el tramiterío. Como ve, no es algo tan sencillo.

 

Además, viene el otro punto, la obra en el caso de emprenderse, no la financian el 100 %, solo lo hacen en un 85 % de modo que la provincia tendría que tener al momento de comenzar la obra ese monto (15 %) en la mano. Estamos hablando del 15 % de 430 millones de dólares, no se olvide.

 

A su vez, la ley estipula que el PE presentará un proyecto de financiamiento que debe ser discutido y votado en la legislatura. Ese proyecto podría ser el de cobrar un plus por “contribución de mejoras”, u otra forma de financiamiento.

 

En otras palabras, tal como están las cosas hoy, le dijo que antes de iniciar nada esto debería estar aprobado.

 

Nos parecía abrumador todo lo que nos estaba relatando referido a los protocolos del Estado para cuestiones de este tipo y además pensamos que todo esto que me decía se tenía que desarrollar en un año electoral, por lo que insistí con una pregunta a la que durante toda la conversación Valiero le escapó y es ¿piensa usted que esta ley se concretará? Y me respondió “mire esta ley es una etapa de un proceso”. En otras palabras el comienzo de un largo y complicado trámite.

 

Por si faltara me aclaró también que antes que nada se deben presentar proyectos de expropiación de las tierras por donde pasaría ese acueducto ; de qué modo el Estado logra juntar ese 15 % de dinero que tiene que tener para iniciar las obras, para lo cual el PE debe enviar los proyectos a la legislatura, por ejemplo, un aumento en el inmobiliario rural para aquellos que se beneficiarán con el mismo.

 

La ley dice que la garantía es la coparticipación, pero por ahí la gente entiende mal, cree que se va a pagar con ese dinero y nada que ver.

Luego de todo esto, viene la parte en la que interviene la Nación y que tiene que ver con la Responsabilidad Fiscal. Allí evalúan si un crédito de esa naturaleza puede o no ser tomado, de modo que ya estamos hablando de organismos nacionales y que escapan a la decisión de Entre Ríos.

Por si faltara todo eso tiene que pasar también por el Banco Central.

Insistimos entonces con nuestra pregunta del millón ¿entonces no se va a concretar en este gobierno…?

“Insisto –dijo-, para mi es difícil que esto se pueda concretar ahora, hay muchos plazos para cumplir, entiendo que son muchas las cuestiones a resolver en este tiempo. Además piense usted que nadie va a firmar nada antes de asegurarse como va a cobrar y si la Nación es garante, tampoco dan el ok así como así. Pero supongamos que la autorización de Nación salga en julio agosto, luego de eso mandan a los auditores de aquí y de allá, en fin, es un trámite engorroso”.

(*). Director y editor del sitio Diario Junio de Concordia.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

El presente y nada más

La uruguayense Vane Leopardo, colaboradora de EL MIÉRCOLES, publicó su primer libro titulado "La culpa …