BNA
Inicio » La Ciudad » Hectáreas faltantes de Pelay: Brescacín dice que le pasan factura por sus denuncias anteriores

Hectáreas faltantes de Pelay: Brescacín dice que le pasan factura por sus denuncias anteriores

Para el agrimensor Fernando Brescacín la Municipalidad perdió los títulos de la expropiación y le pasan factura por su intromisión en el caso de la Terminal.

 

INFORME: J.R.D

 

Quien era dueño de una parte expropiada de Banco Pelay, y al que le piden que presente copias de los títulos de esos terrenos, acusa a la Municipalidad de haberlos perdidos, “si tienen esa forma de administrar la ciudad, perdiendo cada cosa, entonces estamos en el infierno” definió. Pero además, según su entender, es un pase de facturas por su intromisión en el negociado por la terminal, y que entre otras cosas han llevado al extravío de los expedientes donde denunciaba el proceder de varios funcionarios municipales.

La historia de la expropiación de Banco Pelay sigue dando que hablar a casi 45 años de aquella decisión política- estratégica para potenciar el desarrollo turístico y poniendo al alcance de todos el acceso a las playas más extensas del río Uruguay. La mayoría de los terrenos expropiados pertenecían a Sixto Minetto, que terminó cobrando lo adeudado en la primera gestión de José Eduardo Lauritto (1999-2003); y la otra parte era del agrimensor Fernando Brescacín, quien según su propia versión terminó “arreglando” en la gestión de Hugo Baldoni (1991-1995) a través de “un canje” por una chacra sobre la ruta 14.

A raíz de una “necesidad de actualización de datos” en las últimas horas la Municipalidad pidió abrir una investigación porque faltan casi 66 hectáreas de las 250 que componen Banco Pelay. Según la información oficial sólo se ocupan 184.

Además detallaron  que de esas 250 hectáreas 133 pertenecía a Minetto y 51 a Brescacín. “De esa suma, surge que casi 66 hectáreas no se están ocupando” y dedujeron que habría una invasión de la parte privada lindera a esos terrenos que hoy son del municipio.

Desde la gestión Lauritto deslindan las responsabilidades a la Justicia porque les informaron que se “extravió el expediente del juicio de Minetto a la Municipalidad” donde se hallarían esas escrituras. Y por otra parte señalaron que Brescacín se negó a entregarles copias de esas Escrituras para poder corroborarlo con las mediciones encomendadas al agrimensor municipal.

Esto es como si pierde algo en su casa y se le ocurre exigirme a mí que yo le traiga cosas mías para que usted se arregle, no es así la cosa”, ejemplificó.

 

 LA RESPUESTA DE BRESCACÍN: “LO QUE ESTÁ DICIENDO CARROZZO ES UNA FALACIA”

Luego de que el Jefe de Gabinete de la Municipalidad, Luis Osvaldo Carrozzo, acusó a través de la misma gacetilla de prensa oficial, al agrimensor Fernando Brescacín  de negarse a entregarles copias de las escrituras el profesional no se quedó de brazos cruzados y salió a contestarle.

En principio Brescacín recordó que recién en la gestión de Hugo Baldoni (1991-1995), él regularizó la situación de los terrenos expropiados en la década del ´70, canjeando el valor acordado con la Municipalidad en ese momento por una chacra sobre la Ruta 14. “¿Qué me expropiaron?, todo el frente de Banco Pelay, si Pelay tenía mil metros, por decir un número, a mí me expropiaron mil, hasta la último gota de arena, ‘el frente’, sin especificar qué superficie se me expropiaba, de extremo a extremo. Eran 37 hectáreas. Eso lo midió el agrimensor municipal, el colega Juan Carlos Maggi. Este plano se lo pasé a Carrozzo, por eso es una falacia lo que se está diciendo”.

Luego amplió su concepto: “Lo que han perdido no es el expediente, lo que han perdido es el título. Si tienen esa forma de administrar la ciudad, perdiendo cada cosa entonces estamos en el infierno. Lo que acaban de decir es realmente denigrante, Brescacín no se negó (afirmó hablando en tercera persona), le dije hasta el escribano que hizo la escritura, Hugo Panizza, ya fallecido, tiene el número de matrícula, tienen todo. Esto es como si pierde algo en su casa y se le ocurre exigirme a mí que yo le traiga cosas mías para que usted se arregle, no es así la cosa”, ejemplificó en declaraciones al programa “Las Cosas por su Nombre” en  Radio Nueve.

 

LOS EXTRAVÍOS DE LOS EXPEDIENTES: UN PASE DE FACTURAS POR LA TERMINAL

Según su entender este hecho esconde una maniobra conjunta entre sectores del Poder político de la ciudad y el Poder Judicial, por ser una de las personas que más activamente participó en las movilizaciones y acciones judiciales para evitar la entrega de la terminal de ómnibus a manos privadas en el marco del célebre “Proyecto Turístico Integral” que pretendía convertirlo, entre otras cosas, en un lugar de juegos de azar con máquinas tragamonedas.

En la entrevista radial amplió su idea: “Estoy exigiendo honorabilidad por parte de la Municipalidad de Concepción del Uruguay, con mi abogado (Aldo Omar Savina) vamos como idiotas casi todos los días a golpearles las puertas a la secretaria del tercer piso y nos dicen que todos esos expedientes están en manos de sus jefes, de (José Eduardo) Lauritto. Concretamente le hemos pedido dos expedientes: el número 1.033.272, en el que tiene que contestar una serie de cosas. Cuando llegamos con ese expediente a un estado avanzando a la Cámara en lo Contencioso Administrativo, mediante una argucia perversa, se le encargó un trabajo a un abogado, que se me ocurre que fue en contubernio, o como se lo quiera llamar, con la Justicia para sacarme a mí del medio. Es decir  (lo hicieron) mediante un escrito que siquiera hizo el abogado municipal, estoy hablando de la época de (Carlos) Schepens” (2011-2015).

“Y con el otro (expediente) llegamos a la Cámara en lo Contencioso Administrativo, (donde) el doctor Federico Lacava que es el único que quedó de los tres, los otros dos quedaron a un costado de esto, con el auxilio de dos jueces Ac Doc que deben haber nombrado, falló en 14 septiembre de 2017, o antes, y determinó que: ‘Para mejor proveer se requería a la Municipalidad se remitiera al Juzgado el expediente origen’… y no le contestaron. El expediente es el número 1.030.195, que entró a la Dirección de Asuntos Legales, y que no la tienen ahí  porque golpeo en una puerta y me dicen que no está”, relató

“Del oficio nº 334 de la Cámara Contencioso Administrativo, están requiriéndole un expediente que está bajo siete llaves” agregó de manera irónica.

“Yo no tengo alma servil, no soy vasallo de nadie, se lo dije al propio Carrozo charlando en la vereda” remarcó. “Brescacín sigue teniendo las uñas limpias, se encubrió seis años de luchas con una frase que será bíblica: ‘No hay consenso social’ (En referencia a la frase emitida por Lauritto ni bien asumió en su segundo mandato para cancelar ese contrato). Con eso se tapó y avaló en la última sesión (del Concejo Deliberante) que se hizo el año pasado a mano levantada”.

 

 

 

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Concursos e info docente para este viernes 1 de marzo

La información es de interés para docentes de la ciudad y de la región.   …