Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » La Ciudad » Caso Jorge López: Declararon ocho policías, pero ninguno vio las torturas ni la golpiza

Caso Jorge López: Declararon ocho policías, pero ninguno vio las torturas ni la golpiza

Uno de ellos, de apellido Tosso, contradijo a Oscar López, quien lo había señalado como testigo de la paliza que recibió su hermano Jorge en la Jefatura Departamental de Policía.

 

Por JORGE RUBÉN DÍAZ

 

Este lunes se realizó la séptima jornada de declaraciones en las audiencias orales y públicas contra los diez policías de la provincia de Entre Ríos acusados de cometer delitos de vejámenes, falsedad ideológica e incumplimientos de los deberes de funcionario público, como de torturas, contra el ciudadano uruguayense Jorge López.

Todos los testigos fueron solicitados por la Fiscalía y la Querella.

El primero en declarar fue Sergio Tomás Soldá, quien era Jefe de la Comisaría Primera. El barrio de López está bajo su jurisdicción. Según su relato estaba durmiendo esa mañana cuando sucedieron los hechos y lo llamó el Jefe de Operaciones, Eloy Fernández, para decirles que había disturbios, móviles dañados y personal herido, pero que los detenidos ya estaban en la Jefatura Departamental.

Soldá aclaró que en principio se preocupó por la salud del suboficial Ortmann, quien -afirmó- había sido agredido por una de las chicas detenidas en ese procedimiento que puso resistencia, a raíz de eso fue internado en el hospital Justo José de Urquiza.

Pese a estar encargado de la comisaría donde llevaron a Jorge López desde la Jefatura  dijo que nunca tuvo contacto con él, que “sólo lo vio a través de la puerta” y agregó lo siguiente: “El suboficial Vittón me dijo que debían llevar un detenido al hospital, sólo respondí que evaluaran si debían llevarlo en la camioneta o debían pedir una ambulancia”. Sobre el médico Jorge Valdéz contó que lo vio hablando con otro médico particular, pero le exigió de manera urgente que le redacte un informe médico porque se lo pedían desde el Hospital. Además señaló que el profesional revisó a un funcionario que tenía un golpe en la cabeza por haber recibido un piedrazo.

Cuando lo consultaron sobre las actas de las actuaciones explicó que fue “el oficial Losa el que trabajó con los instructivos” y que no recordaba sin en ellas figuraban testigos civiles.

El oficial Julio Néstor Peralta, era segundo Jefe de Comando en ese entonces. Durante 22 minutos contó que el oficial Borges lo había llamado por teléfono para contarle lo ocurrido; después estuvo en el puesto 3, ubicado al lado del patio interno de la Jefatura, donde se encontró esa mañana con el Jefe de Operaciones donde lo puso al tanto de lo ocurrido. Indicó que supo del episodio de la hidrolavadora pero no sabe quién la usó, como tampoco quién trasladó a López a la Comisaría Primera.

El cabo Federico Daniel Agrelo vio más que sus antecesores en las declaraciones, o al menos lo contó. “Esa mañana estábamos de recorrida con Borges cuando nos llaman para ir de refuerzo porque un móvil de la segunda estaba siendo agredido. Estábamos en el lugar, yo tenía a una chica que no quería entrar a la camioneta  y escuché ‘guarda’ y luego una detonación, miro y veo al funcionario Juan Asin agarrándose la cabeza, meto la mujer en la camioneta y lo asisto”. Recordó que vio a “un masculino robusto salir de atrás del policía y meterse en una casa de rejas negras”. Describió que Asín portaba una escopeta pero no sabe si disparó: “Le pregunté cómo estaba y me dijo que mareado”, además indicó que tenía sangre en las manos.

Agrelo acompañó desde atrás a la camioneta que llevaba a López detenido hasta la Jefatura y que “lo llevaban acostado”, y observó cuando los bajaron “y los metieron por un pasillo”. Desconoce si la policía provee de gas pimienta a sus agentes. Después fue con Borges “a llevar papeles a la comisaría segunda”.

 

NO VIO NADA

El testimonio del agente Carlos Danilo Tosso era de los más significantes para la Fiscalía y la Querella. En su declaración del 28 de marzo, Oscar López había señalado que Asín lo había agredido verbalmente y que incluso quiso hacerlo físicamente, pero que Tosso se interpuso e impidió que lo haga (ver: "Declaró su hermano e implicó...).

No solamente negó agresiones de Asín hacía Oscar López, sino también a su hermano Jorge en ese mismo lugar y de parte de otros policías, y según su relato “Jorge López estaba en el suelo, se quejaba por el dolor, me dijo que tenía una hernia”; afirmó, pese a que se lo preguntaron varias veces, que no recordaba si alguien lo golpeó, “en presencia mía no le pegó nadie, mis compañeros saben que esas cosas conmigo no van”,  que no lo vio con sangre, ni lesionado, “no le presté demasiada atención”, lo que motivó la repregunta del Fiscal Fernando Lombardi: “Estaba a tres metros, ¿cómo no lo va a ver?”, sin embargo el policía no se movió de su actitud negadora.

Ante una pregunta de la Defensa puntualizó que en el barrio donde se produjeron las detenciones vio al sargento Asín “agarrándose la cabeza, por lo que presumo estaba herido” pero tampoco vio sangre.

El cabo Miguel Adrián Duarte fue el quinto de los testigos que declaró este lunes en la causa. Trabaja en la sección de Guardia Especial y fue uno de los efectivos destinados al traslado de los detenidos desde la Jefatura a la Comisaría Primera. Estaba con ellos en la parte de atrás en la camioneta furgón camuflada. Sin dar nombre dijo que vio a una de las personas a trasladar que estaba mojada, se refiere a Jorge López, y del episodio de la hidro reconoció que se enteró por los medios de comunicación.

Duarte, a pedido de la Defensa, tuvo que ver nuevamente los videos del patio interno de la Jefatura, e incluso el de una cámara que hasta el momento no se había reflejado a lo largo del juicio. En esas imágenes reconoció al cabo Montenegro, al agente Garcilazo, al sargento Arvello, al oficial Delerze, a una oficial Bonatto.

LOS QUE SI VIERON SANGRE

Después fue el turno del sargento Osvaldo Manuel Hucks. Él estaba de guardia en la Departamental esa mañana, “vi a un hombre que habían traído con la cara ensangrentada, estaba con otros dos en el patio interno, donde está el busto de Pancho Ramírez, les aflojamos un poco las esposas, tenía cortes en el pómulo, estaba defecado, orinado; antes habían estado en el pasillo en la parte de ‘Antecedentes personales”. Huck recibió instrucciones de Eloy Fernández para que le comunicara a Delerze que debía llevar a los detenidos a la Primera, y “él me dijo que no, que en esas condiciones no los llevaba, no quería hacerse cargo”. Finalmente, según su declaración, Eloy se lo comunicó personalmente a Delerze, “no se, tal vez ahí dijo ‘así no lo llevo, capaz lo lavo’” contó, aunque dudando. Dijo en Jefatura esa mañana vio a Ocampo, Povorosnik, Tosso,  los hermanos Asín y que en la caja de la camioneta con los detenidos “venía el oficial Arias”.

José Walter Almada es oficial principal a cargo del destacamento en Pronunciamiento. Esa mañana de los hechos estuvo en la Jefatura Departamental porque vino a traer papeles. Él se encontró en el patio interno con los tres detenidos, sentados en el cantero, y en consonancia a lo relatado por Hucks, se acercó y ayudo a aflojarles las esposas “me trajeron agua oxigenada, gazas y guantes. El Jefe de Operaciones me pidió que lo higienice” recordó. Cuando le preguntaron por qué lo hizo respondió sin dudar “supongo  que porque me conoce, ellos estaban vestidos para un acto” justificó.

El que cerró la grilla de declaraciones fue el agente Luis Manuel López Tomás, quien trabaja en la sección Criminalística y estuvo a cargo de fotografiar en zona del barrio donde se produjeron las detenciones, allí tomó imágenes de dos cuchillos, “uno que estaba en la calle y otro en un medidor (sic)”. Solamente declaró durante cinco minutos.

Este martes, desde las 9 de la mañana,  estarán ante el Tribunal los testigos Gianello, Sañudo, Chappuis, Siemens, Vales y Cabeluzzi, todos ellos solicitados también por la Fiscalía y la Querella  en la causa caratulada como “Borges, Francisco Celestino y otros s/ torturas, incumplimientos de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica”. Lleva el legajo Nº 2083/15.

 

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Informaron que La Histórica será parte del Plan nacional de urbanización de barrios

De acuerdo a lo indicado desde Prensa de la Municipalidad local el gobierno nacional dispondrá …