BNA
Inicio » La Provincia » Desafíos del próximo gobernador sobre licitaciones sin competencia

Desafíos del próximo gobernador sobre licitaciones sin competencia

La escasa participación de empresas en los concursos para la construcción de casas exige esfuerzos extras en la comunicación, pero no ocurre lo mismo en otras áreas ni en otras provincias. Cuestionamientos al IAPV dirigida por el uruguayense Marcelo Fabián Bisogni.

 

Por DANIEL TIRSO FIOROTTO (*)

La próxima gestión de gobierno en Entre Ríos podrá encarar, si se lo propone, el desafío de analizar cómo funciona el sistema de licitaciones públicas. Ahí verá el modo de mejorar la competencia entre empresas para buscar las mejores obras y los mejores precios, además de informar adecuadamente a los entrerrianos sobre las obras públicas, y desbaratar la cartelización.

Un gobernador o un ministro que abre los sobres de una licitación debe dar detalles del tipo de obra, el presupuesto oficial, la cantidad de ofertas presentadas, los nombres de las empresas oferentes, los montos de las cotizaciones, las variantes si las hubiera. Para decir todo eso basta un párrafo. Los próximos gobernantes verán que, si a cada licitación se presenta una sola empresa, lo que reclama mejoras no es la comunicación sino el sistema en sí.

Desde hace tiempo las informaciones oficiales de algunos organismos no anotan en el mismo texto el presupuesto oficial y la cotización propuesta. Una lectura serena de los datos ofrecidos permite observar que en la mayoría absoluta de las licitaciones de las viviendas, por caso, se presenta un solo oferente, y eso es tierra fértil para las sospechas. Los candidatos a gobernador del oficialismo y la oposición seguramente tendrán en sus programas una respuesta a esta demanda.

Un solo oferente

La declinación informativa fue paulatina. Hace algunos años se presentaban varias ofertas y se informaba todo. Luego empezaron a presentarse tres oferentes, dos de los cuales no cumplían con los papeles o pasaban cifras astronómicas, para que el elegido ganara la licitación con una oferta mayor que la estimada en los pliegos. Ese método fue denunciado por el periodismo con detalles, en gestiones anteriores, sin mayor eco en la justicia.

Por razones que no están claras, algunos organismos empezaron a recibir solo una oferta a cada licitación. Ahí el problema que deberán estudiar y superar los próximos gobernantes.

Saber si la obra pública está cartelizada requiere de toda una investigación. Para evitar las desconfianzas basta con cumplir con informaciones acabadas, transparentes, y en caso de que exista un cártel, no ocultarlo con ingenierías informativas sino, lisa y llanamente, desarticularlo.

Dice el diccionario sobre el cártel: “convenio entre varias empresas similares para evitar la mutua competencia y regular la producción, venta y precios en determinado campo industrial”.

En la provincia vecina

Veamos una información reciente de la provincia de Santa Fe, referida a una jornada en la que el gobernador abrió sobres para una ruta y para un grupo de viviendas. Es una noticia, y tiene estos datos, textual: “El gobernador estuvo este martes en la ciudad de San Cristóbal donde encabezó la apertura de sobres de la pavimentación de un tramo de la ruta Nº 39 por $852.002.412, así como la de la contratación de la ejecución de 22 viviendas e infraestructura asociadas, con un presupuesto oficial de $89.876.355. Cotizaciones de la ruta. En la licitación, las seis ofertas fueron las siguientes (evitamos los números para hacer la lectura más ágil): la unión transitoria de empresa de Edeca SA Obring Sa y Laromet SA, por $xxx; Vial Agro SA, por $xxx; Rava SA Construcciones, por $xxx; Luis Lossi SA, por $xxx; Rovial SA, por $xxx y Néstor Julio Guerechet SA, por $xxx”. Más abajo se lee: “A continuación, el gobernador presidió la apertura de cuatro sobres con las ofertas de la licitación para la ejecución de 22 viviendas de dos dormitorios que incluirán infraestructura básica. El presupuesto oficial es de $xxx. Las ofertas fueron las siguientes: -COIRINI SA para la ejecución de 21 unidades $xxx; para la ejecución de Unidad $xxx; y para la ejecución de la infraestructura $xxx, haciendo un total de $xxx. -Constructora Comercial Arq. Juan Manuel Campana para la ejecución de 21 unidades $xxx; para la ejecución de 1 Unidad $xxx; y para la ejecución de la infraestructura $xxx, haciendo un total de $xxx. -Tecnología Aplicada SRL para la ejecución de 21 unidades $xxx; para la ejecución de 1 Unidad $xxx; y para la ejecución de la infraestructura $xxx, haciendo un total de $xxx. -Arq. Mario E. Iglesias Construcciones para la ejecución de 21 unidades $xxx para la ejecución de 1 Unidad $xxx; y para la ejecución de la infraestructura $xxx, haciendo un total de $xxx”.

Seis ofertas y cuatro ofertas. Información completa. Así es como la ciudadanía sabe al instante de qué se trata.

En Entre Ríos, el Instituto de la vivienda -IAPV- es un ejemplo en el manejo de licitaciones, en un rubro muy delicado. La mayoría de sus informaciones se refieren a obras con fondos nacionales, de manera que tanto la nación como la provincia están sabiendo que se presenta una sola propuesta por convocatoria. Un vicio que la gestión siguiente deberá revertir.

Uno por turno

Veamos una información de marzo pasado en Entre Ríos: “En Larroque se ejecutarán 20 viviendas y se presentó una oferta económica: Gette José Antonio, quien cotizó 298.574.771,95 pesos”. Una sola oferta, y no se informa el presupuesto oficial.

Enero pasado: “el gobierno entrerriano, a través del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV), licitó la construcción de 20 nuevas unidades habitacionales para docentes de Urdinarrain y 10 para empleados municipales de General Ramírez. Para la construcción de 20 viviendas para docentes afiliados a Agmer, presentó su propuesta económica la empresa Acic Mocoiein S.A, quien cotizó 212.057.360,89 pesos. La firma Acic Mocoiein S.A, ofertó 106.143.101,26 pesos para la construcción de 10 viviendas en General Ramírez”. Es decir, una sola oferta para cada licitación, en este caso, de una sola empresa para ambas. Y no conocemos el presupuesto oficial.

Diciembre de 2022: “Se licitaron 112 viviendas para Rosario del Tala, que se ejecutarán a través del IAPV. Se presentó una oferta económica: Acic Clean - Development & Scheduling S.A, Unión Transitoria de Empresas, que cotizó 1.335.902.383,20 pesos”. Una obra por más de 1.300 millones de peso, y una sola oferta, y no conocemos por esa noticia el presupuesto oficial.

Sin embargo, en octubre del 22 la información oficial anunciaba esa licitación y allí sí brindaba el presupuesto oficial: “El llamado a licitación para la construcción de 112 nuevas viviendas para Rosario del Tala. Tienen un presupuesto oficial de más de 831 millones de pesos”. ¿Tanto le erró el cálculo? ¿De 831 millones a 1.335 millones, entre octubre y noviembre? ¿Es por eso que no juntan la información de la única oferta con la información del presupuesto oficial?

En noviembre de 2022, dice la información oficial: “se licitaron 18 viviendas para Piedras Blancas, que se ejecutarán a través del IAPV… se presentó una oferta económica: Edico SRL, que cotizó 207.321.767,38 pesos”. Una sola oferta. Y el presupuesto oficial no está en la noticia.

Octubre de 2022: “177 viviendas para Concepción del Uruguay, María Grande y Santa Ana… Se presentaron tres ofertas económicas para la ejecución de los trabajos. En Concepción del Uruguay se construirán 137 viviendas; en María Grande, 22 unidades habitacionales y en Santa Ana, otras 18 casas. Para la construcción de 137 viviendas en Concepción del Uruguay, presentó su propuesta económica la empresa Traza S.A de 1.483.062.252,43 pesos. La firma Development & Scheduling S.A, ofertó 167.586.146,72 para la ejecución de 22 viviendas en María Grande. En Santa Ana, se construirán 18 viviendas. Se presentó una propuesta: Incar S.A, 193.293.077,27 pesos”. Es decir: una sola oferta para Concepción, una sola para María Grande, una sola oferta para Santa Ana…

En setiembre del 22 se abrieron los sobres para ocho viviendas en Santa Luisa. O mejor: se abrió un sobre: “Se presentó un oferente: la firma Edico SRL, quien cotizó 33.754.469,32 pesos”.

En ese mismo mes se licitaron casas para 17 viviendas en Aldea San Antonio. “Se presentó una oferta económica: Sittner Construcciones, que cotizó 171.318.486,29 pesos”. Una sola oferta, ¿y el presupuesto oficial? No figura.

No todo es así: en ese setiembre se licitaron 16 casas para Feliciano. Y leemos en la información oficial: “Se presentaron dos propuestas. L y C Construcciones S.A, quien cotizó 160.057.161,52 pesos y Flores Sandra Catalina, quien ofertó 159.669.257,37 pesos”. Si bien no conocemos el presupuesto oficial en esa noticia, estamos ante una excepción: dos oferentes.

Pocos días antes, en agosto del 22 se abrieron sobres para 17 viviendas en La Paz. “Se presentó una oferta económica, Presverb Constructora SRL, quien cotizó 183.216.402,29 pesos”. Una sola oferta. En julio se abrieron sobres para casas en Estación Camps: “Se ejecutarán ocho viviendas y se presentó una oferta económica: la Constructora Fénix SRL; quien cotizó 57.612.936,27 pesos”. Una sola oferta y en esa noticia no se brinda el presupuesto oficial.

Tres que no son tres

En julio del 22 le tocó a Gualeguaychú, y veamos cómo lo informa el Estado: “Tres ofertas económicas para construir 201 nuevas viviendas”. ¿Una excepción entonces? No: se trata de tres grupos habitacionales, y se presentó un solo oferente para cada licitación. Leamos: “Gualeguaychú 35 Viviendas: presentó su propuesta económica la empresa L Y C Construcciones S.A, cotizó 298.877.592,81 pesos. Gualeguaychú 42 Viviendas: la firma Ernesto Ricardo Hornus S.A, cotizó 342.055.762,69 pesos para la ejecución del grupo habitacional. Gualeguaychú 124 Viviendas: la constructora Ernesto Ricardo Hornus S.A presupuestó 1.031.440.088,75 pesos”. Es decir, una sola empresa se presenta para construir 166 viviendas por unos 1.400 millones de pesos…

En junio del 22 se abrieron sobres para 48 casas en Federal. Dice la información oficial: “Se ejecutarán 48 viviendas para Agmer, Maiper y Festram y se presentó una oferta económica: Cimbra Constructora S.A., quien presupuestó 338.300.245,91 pesos”. Una sola oferta, y presupuesto oficial no sabemos por esta noticia.

También en junio, casas para Aranguren. “26 viviendas divididas en dos sectores de 12 y 14 unidades habitacionales cada una. Hubo un oferente: Viano Construcciones SRL, quien cotizó 222.023.578 pesos”. Un solo oferente. ¿Presupuesto oficial? No está dicho en esa noticia.

Ese mes también casas para otras localidades. Dice la información oficial. “Se presentaron tres oferentes para la construcción de las unidades habitacionales”. ¿Tres oferentes? No: un solo oferente para Tabossi, uno solo para San Salvador, y uno solo para Herrera. Veamos: “En Tabossi se ejecutarán 26 viviendas y se presentó una oferta económica: Bidner Constructora SRL; quien cotizó 222.083.338,92 pesos. En San Salvador, se construirán 22 viviendas. Hubo un oferente: Traza S.A, quien cotizó 193.151.609,66 pesos. En Herrera, se llevarán adelante 24 viviendas. Se presentó una propuesta económica: Cooperativa de Provisión de Obras y Servicios Públicos Uruguay Limitada (COPUL) cotejó 203.914.057,19 pesos”.

En ese mismo junio, casas para Mansilla y Villa Elisa. Leemos la información oficial: “Se presentaron dos ofertas económicas para la ejecución de los trabajos”. ¿Dos ofertas? No: una para cada ciudad. “Para la construcción de 22 viviendas en Villa Elisa presentó su propuesta económica la empresa Edico SRL. La firma El Súper de la Construcción, ofertó para la construcción de 10 viviendas en Gobernador Mansilla”.

En mayo de 2022: “Se licitó la ejecución de 65 nuevas unidades habitacionales para las localidades de Seguí, Santa Anita y General Racedo… Se presentaron tres ofertas económicas para la ejecución de los trabajos”. ¿Tres? No: una oferta para cada ciudad. Son licitaciones distintas. Esto dice la información oficial: “Para la construcción de 39 viviendas en Seguí, presentó su propuesta económica la empresa Eco Ingeniería SRL, quien cotizó 328.556.302,32 pesos. En Santa Anita, se construirán 16 viviendas. Se presentó una propuesta: Cooperativa de Provisión de Obras y Servicios Públicos Uruguay Limitada (Copul) 134.551.114,6 0 pesos. Para General Racedo se ejecutarán 10 viviendas y hubo una oferta económica: Bidner Constructora SRL; quien presupuestó 67.991.799,53 pesos”.

En ese mismo mayo de 2022 le tocó a Feliciano: “Se construirán 22 viviendas y se presentó una oferta económica: UTE Szczech S.A- L y C Construcciones S.A, que cotizó   181.157.393,89 pesos y un plazo de obra de 10 meses corridos”. Una sola oferta. Y también en ese mes le tocó a Villaguay: “Se ejecutarán 40 viviendas y se presentó una oferta: Verco S.A; quien presupuestó 281.308.830,41 pesos”. Una sola oferta.

Unos días antes, en abril de 2022: “Para la construcción de 36 viviendas en Federal presentó su propuesta económica la empresa Cimbra Constructora S.A, quien cotizó 292.867.964,27 pesos”. Una sola oferta.

En ese abril: “En Aldea San Antonio se construirán 20 viviendas y se presentó una oferta económica: Sittner Construcciones, que cotizó 161.994.653,49 pesos”.

En ese abril 2022, Colón, 19 casas: “Apertura de sobres”, dice la información oficial, y por ella nos enteramos de esto: “Sector I: 11 viviendas: Aguará Constructora S.A, presentó una oferta económica, quien cotizó 75.429.861,14 pesos. Sector II: 8 viviendas. Hubo un oferente: Aguará Constructora S. A, quien ofertó 62.009.745,22 pesos”. Dos licitaciones, una sola empresa para ambas.

En ese abril, 40 casas para Lucas González. “Se presentó una propuesta económica para la ejecución de las obras que están divididas en dos sectores de 20 viviendas cada una”. Una sola empresa, pero la información no dice el monto ni el nombre.

De sur a norte

En febrero del 22: “apertura de sobres para la licitación de 18 unidades habitacionales destinadas a empleados municipales de Chajarí. Se presentó una propuesta económica: la firma Haure Carlos Diego, quien cotizó 107.533.894,99 pesos”. Una sola.

También ocurrió en Concordia: “308 viviendas. Estarán divididas en tres sectores: Sector I: 132 viviendas: Codi SRL presentó una oferta económica quien cotizó 993.309.416,06 pesos. Sector II: 132 viviendas. Hubo un oferente: Haure Carlos Diego, quien ofertó 992.195.156,09 pesos. Sector III: 44 viviendas. Se presentó una propuesta: Sandra Catalina Flores quien cotejó 331.443.211,69 pesos”. Un oferente por cada llamado…

Y en enero 2022: “El Cimarrón, departamento Federal, se ejecutarán 10 viviendas y se presentó una oferta económica: Construcciones Sebastián; quien cotizó 59.500.687,60 pesos”.

Un mes antes, en diciembre de 2021: “En La Paz se construirán 60 viviendas y se presentó una oferta económica: MC Construcciones SRL, que cotizó 421.314.940,78 pesos”. Una sola oferta…

En ese diciembre: “En Concepción del Uruguay se ejecutarán 28 viviendas pertenecientes al Sindicato de empleados municipales y se presentó una oferta económica: la empresa Sucesión de Berwart Juan Carlos; quien cotizó 159.558.661,94 pesos. En Diamante Strobel, se construirán 15 viviendas destinadas a los docentes afiliados a Amet y Sadop y hubo una propuesta económica: Eco Ingeniería SRL, quien presupuestó 85.627.966,41 pesos”. Una sola oferta para cada convocatoria.

Esta información figura en la página oficial del IAPV. Y para el caso, no estamos salteando ninguna licitación: la norma es una sola empresa por cada llamado.

También en diciembre de 2021: “en Victoria se realizó el acto licitatorio en el que se abrieron los sobres con las ofertas para la construcción de las 100 viviendas distribuidas en dos sectores de 42 y 58 unidades con una inversión de 554.013.148 pesos”. ¿Cuántas empresas se presentaron? Una oferente para las dos convocatorias: “Sector I-42 viviendas: presentó su propuesta económica, la UTE Caballi S.A. Szczech S.A., quien ofertó 301.581.903,98 pesos. Sector II -58 viviendas: La UTE Caballi S.A. Szczech S.A., cotizó 417.340.890,72 pesos para realizar los trabajos”. ¿Por qué la información dice 554 millones? Si fuera ese el presupuesto oficial, las ofertas lo superarían en casi 200 millones…

En ese diciembre 2021 también: “En San José de Feliciano se construirán 34 viviendas y se presentó una oferta económica: UTE Szczech S.A- L y C Construcciones S.A, que cotizó 250.595.477,04 pesos”.

Competencia

¿Ocurre en todos los organismos del estado entrerriano? No sabemos, pero es público que en febrero de 2021 desde otro organismo se licitó una escuela en Rosario del Tala por 264 millones de pesos y se presentaron ocho ofertas. En marzo de 2023 se presentaron cuatro empresas con cotizaciones para la escuela de Valle María… Eso permite suponer que hay diferencias en la administración de las licitaciones entre distintas reparticiones del estado.

La mayoría de estas licitaciones del IAPV, con fondos nacionales, de modo que los funcionarios provinciales y nacionales del área, o mejor, el presidente y el gobernador, están al tanto de los lógicos interrogantes que se plantean: ¿por qué una sola oferta en el 99 % de los casos? ¿Funciona así el sistema de licitaciones? ¿Hay competencia? Si funcionara el sistema, ¿no serían más baratas las casas? Y en el caso de que el sistema estuviera cartelizado, como parece, ¿no se presta a la corrupción? ¿No es la cartelización un modo de juntar fondos para los bolsillos de funcionarios y empresarios, y para las campañas políticas, a costa de los dineros públicos?

¿O en verdad estamos ante un régimen que procura cuidar a los empresarios para que la torta se distribuya entre varios, porque han encontrado un modo que supera a lo que han pensado los legisladores y los constituyentes?

¿Hay alguna posibilidad de pensar que la obra pública no está cartelizada en Entre Ríos?

Los interrogantes siguen. Pero hay un dato por demás llamativo: frente a denuncias por hechos ilícitos, algunas empresas han reconocido fraude ante la justicia, y el mismo estado vuelve a contratarlas al día siguiente… Algunas de esas empresas están en este listado, y no solo eso: son las que se han turnado por años en la conducción de la Cámara de la Construcción. Algunos de los empresarios avalan luego candidaturas de funcionarios… Si hubiera otras explicaciones, bastaría con que los funcionarios las hicieran públicas, y publicaran los datos completos de las licitaciones de la última década.

(*) Artículo publicado en diario UNO el 18 de junio de 2023. Reproducido por gentileza de su autor.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Convocan a la segunda edición del concurso "Beneficio a la conservación del Patrimonio Edilicio"

Está organizado por la Secretaría de Cultura y podrán participar los organismos del Estado nacional;  …