BNA
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » La Provincia » El delta del Paraná fue designado como Sitio Ramsar
Islas del delta - Foto: Ramsar
CONSERVACIÓN

El delta del Paraná fue designado como Sitio Ramsar

Entre Ríos cuenta con un nuevo Sitio Ramsar excepcional, abarcando en el Delta del Paraná más de 240 mil hectáreas. En el país hay 22,  el segundo en nuestra Provincia, que desde 2011 contaba con el "Sitio Ramsar Palmar Yatay".

 

Por MARIO ROVINA de EL MIÉRCOLES DIGITAL

 

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación entregó este viernes las certificaciones que declaran al Delta del Paraná como un sitio RAMSAR a autoridades ambientales de las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y de la Administración de Parques Nacionales. La entrega estuvo a cargo de la subsecretaria de Planificación y Ordenamiento Ambiental del Territorio de la cartera nacional de Ambiente, Dolores Duverges, en un acto realizado en la localidad de Diamante (Entre Ríos).

El Delta del Paraná- localizado en las provincias de Santa Fe y Entre Ríos-, comprende humedales continentales de origen fluvial asociados a la llanura de inundación del río Paraná, en sus tramos medio e inferior, e incluye los territorios de dos Parques Nacionales: “Predelta” e “Islas de Santa Fe”.

 

¿QUÉ ES RAMSAR?

Ramsar es el más antiguo de los modernos acuerdos intergubernamentales sobre el medio ambiente. Es un tratado internacional aprobado el 2 de febrero de 1971 en la ciudad iraní de Ramsar (de ahí su nombre), relativo a la conservación y uso racional de los humedales. Su sede administrativa se encuentra en Gland, Suiza. La Convención está integrada por 169 países, entre ellos Argentina.

La Convención Ramsar elabora la Lista de Humedales de Importancia Internacional que incluye sitios cuya relevancia hace que sean considerados por la comunidad internacional como dignos de ser preservados, mediante un uso sustentable que no modifique sus características hidrológicas, biológicas y ecológicas.

Los humedales son indispensables para el hombre por los innumerables beneficios o "servicios ecosistémicos" que brindan.

Los humedales son indispensables para el hombre por los innumerables beneficios o "servicios ecosistémicos" que brindan, desde suministro de agua dulce, alimentos y materiales de construcción, y biodiversidad, hasta control de crecidas, recarga de aguas subterráneas y mitigación del cambio climático.

EL SITIO RAMSAR DELTA DEL PARANÁ

En este caso, es el sitio número 22 para nuestro país y el segundo en Entre Ríos, que desde 2011 contaba ya con el Sitio Ramsar Palmar Yatay dentro de su territorio.

El mismo comprende humedales continentales de origen fluvial asociados a la llanura de inundación del río Paraná. Se trata de una planicie de entre 20 y 40 km de ancho, ocupada por depósitos aluviales, arroyos, ríos y lagunas de diferentes tamaños, que se interconectan según la dinámica fluvial. En el cauce principal hay bancos de arena e islas, los de mayor superficie rondan las  mil hectáreas, como la isla Campo el Rico.

Otra característica de la zona es que posee una densa red de cauces menores con albardones que delimitan lagunas someras y pantanos subcirculares. Se destacan también grandes lagunas de escasa profundidad y gran elasticidad. Las más extensas tienen alrededor de 20.000 ha, como la laguna Coronda.

El sistema cumple un rol importante como reservorio de biodiversidad, brindando alimento, refugio y sitios de reproducción a numerosas especies de peces, algunas de ellas migratorias, así como especies de aves, reptiles y mamíferos que presentan algún grado de amenaza.

Los humedales de la extensa planicie aluvial cumplen un importante papel de regulación hidrológica y biogeoquímica, y constituyen un formidable corredor biogeográfico en el que conviven especies de regiones tropicales, subtropicales y templadas que resultan en una gran diversidad de ambientes, flora y fauna.

El sistema cumple un rol importante como reservorio de biodiversidad, brindando alimento, refugio y sitios de reproducción a numerosas especies de peces, algunas de ellas migratorias, así como especies de aves, reptiles y mamíferos que presentan algún grado de amenaza. Algunas especies sobresalientes son: el capuchino pecho blanco (Sporophila palustris), categorizado como “En Peligro” en la Lista Roja de la UICN, y el capuchino castaño (S. hypochroma), ambos incluidos en el apéndice I de la CMS; el yabirú (Jabiru mycteria), el yacaré overo (Caiman latirostris), el gato montés (Leopardus geoffroyi) y el lobito de río (Lontra longicaudis), incluidos en el apéndice I de CITES.

El sitio es parte esencial del sustento de los pobladores. El río y otros cauces menores son vías de navegación comercial y constituyen el principal suministro de agua para uso doméstico y productivo. El valor escénico de los humedales y sus recursos culturales sostienen el turismo y las actividades recreativas y deportivas. Además, la llanura aluvial y el Delta del Paraná fueron ocupados por antiguas civilizaciones hace más de dos mil años, dejando una gran cantidad de sitios arqueológicos.

Declarar al Delta del Paraná como Sitio Ramsar, es una acción de preservación que se inscribe en el marco de una política amplia de protección de humedales. Esto implica que el lugar contará con un plan de manejo, que ayudará a preservar sus condiciones geográficas, físicas y ambientales.

 

Fuente: Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación / Ramsar

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

La Soñada compró cuatro hectáreas para cederlas al municipio y dar fin a una controversia de casi veinte años

Los desarrolladores del barrio privado compraron cuatro hectáreas linderas al predio para cedérselas al municipio …