BNA
Inicio » Cultura » Éxitos, fracasos, decepciones…

Éxitos, fracasos, decepciones…

Por estos días mucha gente, sobre todo periodistas, están opinando sobre el rol de Lio Messi en la Selección de fútbol. Erró el primer penal y al final la aguerrida selección de Chile que se quedó con la Copa Centenario. "Aunque sea muy elemental cuando se sale a la cancha para disputar un partido, existen dos posibilidades: ganar o perder.  Si no existieran esas posibilidades jugar no tendría sentido".

 

Por ANÍBAL GALLAY (Especial para EL MIÉRCOLES DIGITAL).

Un Messi apesadumbrado hizo estallar una bomba cuando dijo que ya no iba a jugar en el seleccionado. Esto desató las mil y una reacciones. Desde la carta de una maestra, hasta algunos papás que aprovecharon las circunstancias para armar “tiernos” videos con sus hijos como protagonistas.

Aunque sea muy elemental cuando se sale a la cancha para disputar un partido, existen dos posibilidades: ganar o perder.  Si no existieran esas posibilidades jugar no tendría sentido.

 

EL ÉXITO

¿Qué es el éxito? Sin entrar en laberintos puede decirse que el éxito es haber alcanzado las metas propuestas.  Para otra visión del éxito, esto significa conseguir el primer puesto. Del segundo puesto hacia abajo son todos fracasos. Las medallas de plata y de bronce, son símbolos de la derrota. Este concepto tiene un cierto contenido perverso. Sacarse un nueve en un examen sería, según este criterio, un fracaso.

En el último mundial realizado en Brasil, el modesto equipo de Honduras quedó en el puesto 31. Para Honduras fue su tercer mundial y el éxito consistió simplemente estar en el mundial y competir con los mejores del mundo.

 

EL MITO DE LA CAMISETA

La principal acusación a Messi es su condición de pecho frío, que en el mundo del fútbol implica no hacer todo el esfuerzo para ganar, es decir, no transpirar  la camiseta, en definitiva no es patriota. Valga agregar que asimilar la selección de fútbol con la Patria es de una pobreza conceptual lastimosa.

Esto es un viejo mito, bastante sonso. Los jugadores de fútbol lo hacen por dinero en primer lugar, luego vendrá alguna satisfacción personal y seguramente un cierto apego por defender los colores en representación de país. Estar en la Selección implica que aumentará la cotización del jugador. Esto no es reprochable, así funciona el sistema.

El fútbol se ha convertido en un fabuloso negocio, y no es esto una novedad. Los jugadores campeones del mundo en 1978 recibieron un premio consistente en 30.000 dólares.  Lio Messi gana 55.000 euros por…día.  Y no es descabellado sostener que Messi termina siendo una víctima de esta maquinaria económico-financiera, y se le exige rendimientos sobrenaturales.

OTROS GRANDES FRACASOS…

A lo largo de la historia se aprecian grandes fracasos, si se sigue en la senda que solo el primer puesto, el logro máximo, constituye un éxito. Vayan algunos “grandes fracasos”, traídos aquí con cierta arbitrariedad.

José San Martín no pudo convencer a Simón Bolívar de concluir juntos la gesta independentista. A los 44 años se radicó en Europa. Dejó tres países independientes.

Leandro Alem se suicidó en 1896. Dejó un partido político y algunos principios políticos que aún perduran.

Leopoldo Lugones y Horacio Quiroga se suicidaron en la década del 30. Dejaron una obra literaria de primer nivel.

Ernesto Guevara fue muerto por el ejército boliviano. Abrió un camino señero sobre la posibilidad de un mundo más justo.

En un plano notoriamente prosaico, Ringo Bonavena perdió una pelea con Muhammad Alí el 7 de diciembre de 1970. Hizo una gran pelea frente al mejor boxeador de la historia.

Si se acepta el concepto que solo los primeros son exitosos, estas personas mencionadas aquí serían unos miserables fracasados.

Una derrota deportiva es apenas una decepción, fácilmente olvidable. Y seria de gente tolerante felicitar al ganador, por su merecido triunfo.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

La industria pyme cayó 18,3% anual en abril

La actividad industrial pyme experimentó otro fuerte descenso en el mes de abril, marcando una …