BNA
Inicio » Política » Jubilados: pierden contra la inflación en la gestión de Milei, como pasó con Fernández y con Macri

Jubilados: pierden contra la inflación en la gestión de Milei, como pasó con Fernández y con Macri

La ANSES oficializó un aumento del 27,18% en jubilaciones y pensiones a partir de marzo. El ministro de Economía Luis Caputo, por su parte, adelantó que subirá a $ 70 mil el bono que perciben los jubilados de la mínima. Con estos aumentos, los jubilados que perciben el haber mínimo tendrán una caída real interanual (comparado contra marzo de 2023) de su poder de compra del 33,8%. Durante el gobierno de Cambiemos las jubilaciones mínimas cayeron casi un 20% en términos reales. En la gestión del Frente de Todos la caída fue del 2% en promedio y un 8,2% si se comparan los haberes de diciembre de 2019 e igual mes de 2023. En el resto de los haberes la pérdida fue más alta.

 

Por MANUEL TARRICONE y JOSÉ GIMÉNEZ (de CHEQUEADO)

(Nota original aquí)

 

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) dispuso a través de una resolución que en marzo las jubilaciones y pensiones aumentarán un 27,18%. De esta manera, el haber mínimo pasará de $ 105.713 a $ 134.446.

Por su parte, el ministro de Economía de la Nación, Luis Caputo (La Libertad Avanza), adelantó en una entrevista televisiva en el canal Todos Noticias (TN) que el bono que perciben los jubilados de la mínima aumentará en una proporción similar. Pasará de $ 55 mil a $ 70 mil. De esta forma, si se suma el aumento y el bono, los jubilados que menos cobran percibirán, a partir de marzo, $ 204 mil.

En esta nota, repasamos cómo impactará esto en el haber real de los jubilados, qué proponía el Gobierno nacional en la llamada “ley ómnibus” y qué pasó con el poder de compra de los haberes en los gobiernos de Mauricio Macri (Cambiemos) y Alberto Fernández (Frente de Todos).

Cómo impactará el anuncio de Luis Caputo en el poder de compra de los jubilados

El anuncio sobre el aumento del 27,18% del haber jubilatorio se origina en la fórmula de movilidad vigente. Este cálculo para aumentar los haberes fue aprobado en marzo de 2021, durante el gobierno de Alberto Fernández (Frente de Todos), y surge de la sumatoria del 50% del aumento trimestral en la recaudación de la ANSES y un 50% por la variación salarial del mismo período. En este último caso, se utilizan los datos del INDEC o del Ministerio de Trabajo (RIPTE), dependiendo de cuál haya sido el más alto.

El cálculo se realiza sobre el trimestre anterior. Por ejemplo, para determinar el incremento de marzo se tiene en cuenta la evolución de esas variables entre septiembre y diciembre.

El haber de febrero, con bono incluido, pero aún sin el aumento anunciado, registrará una caída real interanual (contra el mismo mes de 2023) del 31,8%, si se cumplieran las proyecciones de inflación de febrero (18%) plasmadas en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que publica mensualmente el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

En marzo, primer mes de aplicación del aumento y de la actualización del bono, la caída real interanual del haber mínimo sería del 33,8%, con una inflación proyectada del 15,3%, según el REM.

Si el bono no se modificara durante el trimestre de vigencia del nuevo haber, en mayo, último mes de ese período, la caída real interanual sería del 37,8%.

Cuál era la propuesta del gobierno de Javier Milei en la “ley ómnibus”

En diciembre de 2023, el Poder Ejecutivo envió al Congreso un proyecto de “ley ómnibus” con modificaciones en aspectos muy diversos de la economía y de la administración pública. También, proponía cambios en la forma de actualizar las jubilaciones, aunque la iniciativa oficial finalmente volvió a comisiones tras el rechazo de varios artículos en la votación en particular.

La propuesta oficial preveía la eliminación de la actual fórmula de movilidad jubilatoria y su reemplazo por una actualización mensual en base al último dato de inflación disponible. Esa vía de actualización, según el proyecto, tendría vigencia a partir de abril, un mes después del aumento surgido de la fórmula actual, que fue oficializado por la ANSES en los últimos días.

Según un informe de la consultora PXQ, que dirige el economista Emmanuel Álvarez Agis, quien fue secretario de Política Económica durante el segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la propuesta del gobierno de Milei también podría implicar un “ajuste encubierto”.

“Dado que el dato de inflación de marzo de 2024 se publicará recién a mediados de abril, para la actualización del índice de abril se utilizará la inflación mensual de febrero”, señala el informe, que agrega que “la fórmula de ajuste en marzo toma variaciones hasta diciembre de 2023 y el nuevo mecanismo de actualización se determinará a partir de la inflación de febrero de 2024 en adelante”.

Y concluye: “Por lo tanto, el cambio de fórmula sería en realidad un ‘ajuste encubierto’, que consiste en reconocer 11 de los 12 meses de inflación de 2024. Con este artilugio, el gobierno se estaría ‘ahorrando’ la inflación de enero de 2024 para la movilidad previsional. Esto es particularmente importante porque, si el plan es exitoso, la inflación mensual debería ser decreciente y, por lo tanto, la variación de febrero de 2024 que incorporarán los haberes no será suficiente para recuperar el poder adquisitivo perdido durante enero de 2023”.

Cómo evolucionaron las jubilaciones durante las gestiones de Mauricio Macri y Alberto Fernández

Hasta diciembre de 2017 estuvo vigente una fórmula aprobada durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (Frente para la Victoria) que establecía actualizaciones semestrales en base a la evolución de los salarios y la recaudación impositiva. El gobierno de Macri modificó la fórmula a fines de 2017 y estableció una actualización trimestral que tenía en cuenta la inflación y los salarios.

Como resultado de la aplicación de esta fórmula, la jubilación mínima cayó casi un 14% en términos reales hasta diciembre de 2019, y casi un 20% en todo el gobierno de Macri, en cuyos primeros 2 años de gestión rigió la fórmula anterior.

En diciembre de 2019, al iniciar su gestión, Fernández suspendió la fórmula de Macri y otorgó aumentos trimestrales por decreto. En marzo de 2021, se aprobó la fórmula actual, que consiste en aumentos trimestrales basados en salarios y recaudación. Durante la gestión del Frente de Todos, que finalizó el 10 de diciembre último, las jubilaciones también perdieron contra la inflación, aunque en diferente medida dependiendo el tipo de haber.

Si se tiene en cuenta el último aumento otorgado por la gestión de Fernández (correspondiente a diciembre), la jubilación mínima más el bono fue de $ 160.713 ($ 105.713 de haber y $ 55 mil de bono). Sin embargo, el resto de los jubilados que no cobran la mínima no recibió bonos y, por lo tanto, sufrió una mayor pérdida del poder adquisitivo. En efecto, durante la gestión de Fernández en promedio las jubilaciones mínimas cayeron un 2% real aún tomando todos los bonos otorgados por el Gobierno nacional.

Sin embargo, los haberes superiores sufrieron una mayor caída del poder adquisitivo: si se considera a alguien que cobra el equivalente a 2 haberes mínimos, la caída fue del 25,1%. En tanto, quien recibe 3 haberes mínimos, perdió un 26,3% y quien recibe el haber máximo, sufrió una pérdida del poder adquisitivo del 35,6%.

Por su parte, si se comparan únicamente los haberes de diciembre de 2019 e igual mes de 2023 (es decir, en los cambios de gobierno), la caída de los haberes osciló entre el 8,6% para la mínima y el 39,6% real para el resto de los haberes.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Quieren desafiliar al ex funcionario de Bordet que asumió en el Gobierno de Milei

El Partido Justicialista de Gualeguay se pronunció sobre el nombramiento de Martín Müller en el …