BNA
Inicio » Ambiente » La corriente oceánica del Atlántico está al borde del colapso, lo que podría desencadenar eventos climáticos extremos

La corriente oceánica del Atlántico está al borde del colapso, lo que podría desencadenar eventos climáticos extremos

La circulación del Atlántico se ha debilitado en las últimas décadas. El aumento de agua dulce por el deshielo del ártico ha frenado el flujo natural de la masa oceánica.

A medida que el calentamiento global avanza y los glaciares se derriten, la circulación marina del Océano Atlántico se ha debilitado y su funcionamiento natural se ha visto alterado. Científicos han advertido, a través de numerosas investigaciones, que la desestabilización en las corrientes podría desencadenar consecuencias climáticas extremas.

¿Qué está pasando con la circulación del Atlántico?

La circulación meridional del Atlántico (AMOC, como es conocida por sus siglas en inglés) es una corriente vital en el planeta que transporta agua cálida y salada al norte y aguas más frías al sur. Este sistema de corrientes oceánicas es esencial para equilibrar las temperaturas, ya que distribuye el calor y afecta los patrones térmicos regionales, así como las precipitaciones.

Un nuevo estudio encontró que la corriente oceánica se ha debilitado en las últimas dos décadas de 2000-2020. El derretimiento provocado por el cambio climático ha aumentado la acumulación de agua dulce en el norte del Atlántico, frenando la AMOC. Esto provocaría un ligero descenso en las temperaturas en el norte del planeta, mientras que las regiones del hemisferio sur experimentarían el aumento de unos pocos grados.

“EL COLAPSO DE AMOC CAMBIA DRAMÁTICAMENTE LA REDISTRIBUCIÓN DEL CALOR (Y LA SAL) Y RESULTA EN UN ENFRIAMIENTO DEL HEMISFERIO NORTE, MIENTRAS QUE EL HEMISFERIO SUR SE CALIENTA LIGERAMENTE”, MENCIONA UNA INVESTIGACIÓN PUBLICADA EN SCIENCE ADVANCES. “LO QUE RESULTA EN UN ENFRIAMIENTO MUY FUERTE Y RÁPIDO DEL CLIMA EUROPEO CON TENDENCIAS DE TEMPERATURA DE MÁS DE 3°C POR DÉCADA. EN COMPARACIÓN CON LA TENDENCIA ACTUAL DE LA TEMPERATURA (…) NINGUNA MEDIDA DE ADAPTACIÓN REALISTA PUEDE HACER FRENTE A CAMBIOS DE TEMPERATURA TAN RÁPIDOS BAJO UN COLAPSO DE AMOC”.

¿Cuándo podría suceder lo peor para el planeta?

 Utilizando modelos climáticos avanzados, los investigadores simularon los flujos de agua dulce hasta el punto de inflexión de la AMOC. Los resultados son preocupantes: la detención total de esta circulación oceánica podría ocurrir en un siglo, con consecuencias catastróficas. Se anticipa un descenso significativo de las temperaturas en Norteamérica, partes de Asia y Europa. Los efectos serían graves y generalizados, afectando profundamente al clima mundial.

Fuente: National Geographic en español

Nota original aquí.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

El Foro Ambiental criticó las declaraciones sobre la industrialización de la madera en Entre Ríos

La agrupación expresó su desacuerdo con las declaraciones de José Eduardo Mouliá y reafirmó su …