BNA
Inicio » Deportes » La memoria guardada en un cuadro

La memoria guardada en un cuadro

La noche asoma cantando con un número, el 8, impreso en una camiseta. Cuentan las veredas del barrio que con él en sus espaldas, jugaron tres hermanos: Maxi, Bruno y todavía Lucas. El 8 ya es un legado para esta querida familia sureña. Ese número, que viene dibujado en un cuadro, camina por el estadio llorando y riendo de emoción. Es abrazado por todos, a minutos de un clásico.

Ese cuadro ya es la memoria sostenida con un clavo sobre alguna pared. Les recordará a Daniela y Jorge, la mamá y el papá de esos tres 8, los últimos 25 años como mínimo. El día que quieran, a la hora que tengan ganas y las veces que sea necesario. Bastará detenerse frente a él y la memoria de ese cuadro les contará todo otra vez.

Ese cuadro sobre esa pared los transportará a otras, las de la utilería de fútbol del club donde Jorge y Daniela vivieron. Sí, literalmente. Donde se llenaron de sueños, de vida y de Parque. Ese cuadro es el archivo de años de entrenamientos y partidos, de cobrar entradas, atender la cantina, vender rifas y armar viajes. Ese cuadro los llevará hasta las reuniones de aquella Asamblea en los que nació la Defensa. Es la memoria de aquella gente necesaria que escribe la historia y le hace mejor la vida a tantos. Ante ese cuadro también bastará cerrar los ojos, acariciarlo, para sentir el río y reír con aquellos viejos pescadores nuevamente.

Ese cuadro cuenta un número. Ese número que se levantó desde el corazón del Gigante en la previa a otro Parque Sur – Rocamora abrazó para siempre tres décadas. Es Maxi jugando al lado de Elnes. Es Bruno en toda su carrera hasta la Liga Argentina. Es Lucas hoy, todavía escribiendo lo que sigue. Es también Bruno de profe de los gurises. Es también Lucas de monitor. Es lo que el juego y un deporte les enseñó de la vida. Todo está guardado en la memoria. Todo está explicado en un número. Ahora, todo quedó para siempre en ese cuadro.

Jorge Orcellet y Daniela Viviana Tournour se retiraron de las vitales Subcomisiones de los clubes de barrio. Como ellos ante el cuadro, el Gigante los seguirá encontrando en su memoria.

Texto: Marcelo Sgalia.

Fotos: Gentileza Carlos Lozano.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Bonnín fue quinta en el tría de La Paz

Fue quinta en la categoría damas, nadando 6 km, pedaleando 180 km y corriendo 42 …