BNA
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Cultura » “Lechu”: un atractivo relato para gurises que enlaza generaciones

“Lechu”: un atractivo relato para gurises que enlaza generaciones

“Lechu” es un relato de Tirso Fiorotto ilustrado por Martin Bianchi, seleccionado por la Fundación Cauce y editado por la cooperativa El Miércoles. Pensado para gurises pero disfrutable por personas adultas, esta obra artística es un material de excelencia –narrativa y gráfica– para leer en casa, en el aula y entre distintas generaciones.

 

 

Por A.S. de EL MIÉRCOLES DIGITAL

 

Lechu es una lechucita que, después de una tormenta en la que su mamá se les extravió, y con papá recuperándose de sus heridas, sale a buscar a mamá Lechuza, revisando cada día una cueva distinta. A la vuelta comparte con papá Lechuza sus hallazgos y perplejidades. En ese camino se encontrará con un mundo lleno de amenazas y de maravillas.

“Hay un accidente, hay viajes, hay descubrimientos, hay un despertar de una niña emplumada a quien la suerte le cargó tarea de adultos y que en el camino fue hallando un mundo pleno de curiosidades que la mantiene en un estado de fascinación. La historia de Lechu es la de un darse cuenta, primero con los nervios de una búsqueda casi a ciegas, y luego acercándose a los frutos esperados a través de la serenidad en el vuelo libre”, explica el autor del texto.

El relato es de Tirso Fiorotto, periodista entrerriano multifacético y apasionado por las cuestiones del ambiente, de la vida y de la tierra. Las ilustraciones son de Martín Bianchi, ilustrador y diseñador con gran trayectoria. El libro fue realizado a través de una beca de la Fundación CAUCE - Cultura Ambiental Causa Ecologista y editado por Cooperativa El Miércoles, Comunicación y Cultura Ltda.

Valores y modelo

Pensado para gurises pero totalmente disfrutable por sus progenitores y otras personas adultas que no hayan perdido la sensibilidad, este libro es fruto de un diálogo hondo entre los autores entre sí, y de los autores con el paisaje. Y para pintar ese paisaje han elegido manifestaciones de la vida en el Litoral que no son precisamente las consideradas bellas por el modelo vigente. Y ése es, sin duda, uno de los costados más interesantes de Lechu. Pero no es el único.

Las ilustraciones son tan atractivas como sugerentes. Cada una es un cuadro en sí mismo, lleno de expresividad, con una colorida técnica mixta que le da a la obra una línea estética y un sentido integrales. En ella puede palparse la conversación entre la letra de Tirso y los trazos de Martin.

Tirso Fiorotto.

“La obra está sostenida en significados, enseñanzas, guiños, sugerencias, y alienta valores llamados humanos pero presentes con fuerza en otros seres, a veces seres menospreciados”, nos dice el autor del texto. “Lechu nos mantiene atentos entre cueva y cueva, nos devuelve la mirada al valor de lo vulgar, con ojos niños, y nos acorta la distancia con nuestro entorno. En el vuelo de Lechu hay un despertar de la cultura por fin en la naturaleza”.

Collage digital

“Mis dibujos tienen como tarea complementar el relato de Tirso, en los cuales los personajes tienen voz y se expresan como personas. Por lo tanto se decidió no humanizarlos, sino más bien mostrarlos con sus características animales y dentro de su contexto natural”, cuenta Martín.

Para crear los atrayentes dibujos usó la técnica de collage digital, o sea tomar imágenes reales de fotografías y trabajarlas para lograr las expresiones cambiando lo mínimo posible de su anatomía.

Martín Bianchi.

 

“Me basé en fotografías las cuales son recortadas y montadas para crear la imagen final. Cada animalito tiene como base entre tres y cinco fotos diferentes que son montadas, ecualizadas para lograr el mismo tono y dibujadas encima con diferentes técnicas de ilustración digital. Los fondos fueron elegidos de la misma forma, buscando los entornos naturales entrerrianos y superponiendo las imágenes editadas. Los fondos también son tratados con edición de color y dibujo superpuesto. También busqué imágenes de plantas y árboles para superponer y completar los cuadros”.

Asombro y disfrute

Desde la tapa, el libro de Martín y Tirso invoca el asombro de un ave ante el revuelo de banderas argentinas, esas mariposas tan singulares que hacen colonia en el litoral. Una comadreja, un murciélago, una salamandra que los pescadores llaman monstruo… Cada cual con gestos que no son humanos, que preservan las identidades, pero a la vez facilitan el flujo de la historia; los animales dicen. Y el paisaje es siempre el fondo, no hay nunca una separación.

Las lechuzas mismas no son preferidas entre las aves, pero aquí cobran calidez en la búsqueda de sus seres queridos tras un temporal, o en la vida familiar de cada especie puesta a los ojos inocentes y vivaces de un ave que empieza a conocer y a conocerse. Ver las cualidades del vecino, encontrar la igualdad en la diversidad del plumaje propio convertido en orgullo y símbolo...

Con la aparición de Lechu podemos decir que ha sido un acierto de la Fundación Cauce haber reunido talentos en relación con la biodiversidad. Ese acierto se completa con la edición a cargo de la cooperativa El Miércoles, con el diseño del propio Martin, para llevar esta obra artística realizada entre las costas del Paraná y el Uruguay, a una bella entrega comunitaria para leer y disfrutar en casa, en el aula, entre distintas generaciones.

La versión digital está disponible en el siguiente enlace: https://www.elmiercolesdigital.com.ar/editorial-el-miercoles/

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Primer Festival del Orgullo: una fiesta popular y disidente

Personas de todas las edades fueron parte del Primer Festival del Orgullo en Concepción del …