BNA
Inicio » La Ciudad » Pérdida de ingreso de los jubilados y robo en dólares

Pérdida de ingreso de los jubilados y robo en dólares

El docente y gremialista uruguayense Víctor Hutt analiza en la siguiente nota la evolución de la pérdida de ingreso de los jubilados en dólares tomando de referencia desde septiembre de 2015 a enero de 2024.Los números son impresionantes.

 

 

Por VÍCTOR HUTT (*)

 

PÉRDIDA DE INGRESO DE LOS JUBILADOS Y ROBO DE DÓLARES

Desde septiembre 2015 a febrero de 2024

Mínima

Promedio

Septi de 2015

U$S 455

$ 4299

U$S 815

$ 7691

Febrero de 2024

U$S 80

$ 105.000

U$S 150

$ 174.000

Pérdida en dólares

U$S 375

U$S 665

Pérdida en pesos

$ 450.000

$ 798.000

Cálculo anual

U$S 375 * 6.000.000 jub * 13 meses = U$S 29.250 Millones

U$S 29.250 Millones es la transferencia de riquezas de los jubilados de la mínima a los que se están quedando con los ingresos de los argentinos gracias a la política económica de Milei, Caputto y Macri, durante un año.

Cada jubilado sufre en carne propia la pérdida de U$S 375, pero cuando vemos el total entendemos de donde se sacan los dólares que Milei muestra orgullosamente que ha podido juntar, a costa del genocidio de nuestros jubilados.

Solo jubilados, falta sumarle el resto de los trabajadores y la recaudación por aumentos de tarifas, de U$S 200 a U$S 1500 en Cada familia en febrero de 2024 respecto de septiembre de 2015.

Si traducimos a pesos lo que cobraba en dólares un jubilado en el año 2015, considerando un dólar promedio de $ 1200, vemos que quien hoy cobra $ 105.000, debería cobrar $ 546.000 si se hubieran sostenido las condiciones existentes en 2015, el recorte, la parte que se quitó del ingreso de los jubilados de la mínima es de $ 450.00 y la jubilación promedio que hoy es de alrededor de $ 174.000 debería ser de $ 978.000, el recorte en pesos es de $ 798.000.

Cuando vemos estos números, que son muy fáciles de comprobar, porque se muestran todos los cálculos, podemos dimensionar el genocidio colectivo y los resultados, que son la extensión del maltrato individual que sufre cada jubilado o jubilada en carne propia, en estómago propio, en alma propia.

El oscurantismo que produce la ignorancia, la difusión de frases hechas sin fundamentos, distribuidas por el mentidero de las redes sociales y por los periodistas mercenarios, que nos dicen que “los jubilados siempre estuvieron mal”, entramos en una confusión que no nos permite detectar el plan de genocidio a la tercera edad comandado por un perverso personaje sin escrúpulos, sin sentimientos, sin humanidad y ese desconocimiento nos genera un estado catatónico que nos impide luchar contra el genocida, tanto a los mismos jubilados como a quienes nos conmovemos por su sufrimiento.

El plan genocida hacia los jubilados no sólo consta del robo de sus ingresos, sino que también viene acompañado de la suba de los medicamentos, de las faltantes de medicamentos para salvar su vida, de la quita de subsidios para graves enfermedades, de la imposibilidad de desplazarse en medios de transporte y también de la suba de las tarifas que los obligan a dejar de lado cuidados ante las condiciones climáticas por no poder encender artefactos de calefacción y si además no tienen casa propia, son empujados a dormir en las calles, hasta morir en poco tiempo.

Desde los mentideros del poder nos dicen que la situación económica de 2015 fue de mentira y sólo con mirar algunos indicadores podríamos comprobar la mentira, tenemos el desafió de pensar un poquito, de juntar dos o tres elementos y combatir la mentira, en 2015 Argentina fue un país sin endeudamiento, de pleno empleo y de firme producción industrial, era una Argentina pujante que comenzó a ser destruida en el gobierno de Macri, que no pudo ser reactivada en el gobierno de Fernández y que ahora viene Milei para hacer lo mismo que Macri pero más rápido.

Pensar, evaluar, no dejarse engañar, desarrollar el amor al prójimo, involucrarnos en las decisiones políticas que influyen directamente en nuestra vida, porque de lo contrario el camino a recorrer, que se verá dentro de muy poco, será ver a nuestros jubilados muriendo en sus casas e incluso muriendo en las calles, si no nos conmueve lo que sin dudas se viene en poco tiempo, será porque hemos perdido la humanidad y nuestra sociedad dejará de ser una sociedad humana.

(*) Docente y dirigente de Agmer

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Presentaron el programa "Universidad abierta de personas mayores"

En el salón auditorio municipal “Arturo U. Illia” quedó formalmente presentado el programa denominado “Universidad …