Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » La Ciudad » Polémica en el Parque Industrial por el cobro de tasas: “Es el único en que las empresas están exentas eternamente”, lanzan desde el Municipio

Polémica en el Parque Industrial por el cobro de tasas: “Es el único en que las empresas están exentas eternamente”, lanzan desde el Municipio

La Comuna ya no quiere la exención “eterna” de las tasas a las industrias radicadas en el Parque Industrial y se desató la polémica. Los empresarios se quejan y desde la Municipio contestan que quieren terminar con “inequidades” e “irregularidades”. “Los que estuvieron exentos 30 años se ahorraron dos millones de dólares”, dispararon.

Victoria Giarrizzo, directora de la Producción uruguayense, se refirió a los cambios tributarios en el Parque Industrial local, a partir de aplicar la nueva ordenanza que lo regula.

En varios pasajes de una entrevista con Radio9 insistió en que “el Parque Industrial está en un estado de abandono importante”, a pesar de que allí están radicadas las principales industrias de la ciudad: “No tenés calles, sistema de seguridad ni antiincendios, no tenés el perímetro hecho... Son déficits que vienen desde hace muchos años”, recalcó.

Durante la gestión de José Eduardo Lauritto se derogó una ordenanza que eximía a los empresarios radicados en ese Parque del pago de las tasas municipales, pero en la actualidad quieren en ponerla en práctica. En principio se había acordado el pago del 1,5 por ciento de la facturación anual, pero luego consensuaron bajarlo al uno por ciento. Igual suerte correrán las industrias fuera del predio, que empezarán a pagar 1,25 por ciento.

 

EQUIDAD

“La pregunta que nos hicimos fue: ¿cómo lo mejoramos para que esté a la altura de las empresas que están ahí? Obvio que se necesitan recursos. Pero la realidad es que están exentas del pago de tasas municipales, algunas desde hace 40 años, desde que están radicadas ahí. Entonces, si la Municipalidad pone el dinero para mejorarlo, lo hace del aporte que hacen el resto de las industrias de la ciudad. Queremos lograr una equidad entre las empresas de afuera y las de adentro del Parque. La propuesta fue que las empresas que están desde hace menos de diez años sigan exentas de las tasas, pero empezaremos a cobrarles gradualmente a las que están desde hace más de diez años en el Parque”, explicó la funcionaria.

Además, hizo la comparación con los parques de otras ciudades de la provincia y del país, que “tienen una exención de cinco o de diez años”, pero después pagan, y ejemplificó: “En Concordia pagan 2,7 por ciento; Gualeguaychú 1,5. Nuestra situación era única. Aún así seremos la más económica: del uno por ciento. Las empresas que se oponen son las cuatro más grandes, el resto están de acuerdo. ¿Es justo que las empresas más grandes de la ciudad estén exentas eternamente y que el resto paguen?”, preguntó, y advirtió que si, por el contrario, las exceptúan a todas desfinancian al Municipio.

“Una industria que está hace 30 años en el Parque se ahorró el equivalente a dos millones de dólares en tasas municipales. Para la empresa es muchísimo y para el Municipio también, y eso explica el estado de abandono del Parque: el dinero no volvió”.

“Somos el único parque industrial que las empresas están exentas eternamente. Ellos aducen una ordenanza, que es cierta, que prácticamente se les dio una exención automática, que debían presentar unos índices de crecimiento e inversión, pero, en la realidad, nadie controla, no es un elemento que defina si la empresa cumplió o no con las condiciones”. “En la realidad, cada diez años se les renovaba automáticamente”, dijo, reconociendo las graves falencias de control por parte del Estado municipal.

“Si queremos tener el parque como está hora, bueno, dejémoslo con exenciones, pero aún así habría inequidad” entre las empresas de ahí y las de afuera, reflexionó. “Nunca pagaron la tasa local, mientras que el resto de las industrias de la ciudad paga el 1,5 por ciento de la facturación”, reiteró.

 

BAJAR LAS TASAS

Indicó que, como medida, decidieron “bajar la tasa a todas las industrias de la ciudad que pagan 1,5 por ciento, pasarán a 1,25 y, a la vez, se les irá quitando gradualmente la exención a las empresas del Parque Industrial, que son las únicas exentas de la ciudad”. “Eso se podrá lograr si las empresas lo pagan. Para que tener una idea de la importancia, equivale a un tercio de la recaudación total de esa tasa en la ciudad, es mucho dinero que el Municipio deja de recibir”, insistió.

Luego, remarcó: “La ordenanza dispone que la mitad de los fondos irán sí o sí en obras al Parque Industrial y el resto del dinero, seguramente, también volverá al parque porque el estado de abandono es muy grande, no alcanzará con los recursos que pagan los industriales”. Recordó, asimismo, que la actual gestión comunal dispuso de una inversión de tres millones de pesos para las calles en el Parque. “Los industriales tienen todo el derecho a desconfiar si se harán o no las obras, pero se lo vamos a demostrar que se van a hacer”, aseveró.

Y volvió sobre que la recaudación de la tasa es significativa: “Es el 1,5 por ciento de una facturación anual de una empresa. Primero discutiremos equidad, después veremos si se puede bajar”.

 

LA REALIDAD DEL PARQUE Y LA FALTA DE CONTROLES

“Así como está ahora no es un parque industrial, es un montón de empresas que está en un lugar pero que no se les brinda ningún servicio”, señaló, criticando gestiones anteriores y destacando la actual: “Se invirtieron tres millones de pesos en arreglar calles, se puso cartelería, se pondrán luminarias, en breve se hará el perímetro. Estamos detrás de una línea del gobierno nacional para parques por varios millones de pesos. Tenemos un plan de obras”.

Giarrizzo fue más allá y cuestionó: “Siempre me pregunto qué pasó, alguien vendió un terreno y no controló que una empresa verdaderamente fabrique o que se instale una industria, o mínimo que corten el pasto. ¿Quién apretó el botón para que haya una exención permanente de esas industrias? Si miramos para atrás, hubo un montón de irregularidades. Yo quiero mirar para adelante”.

Indicó que en la ordenanza se estipuló que las empresas instaladas ahí, pero que no tienen que ver con la actividad productiva y para quienes no cumplen con los requisitos, explicó que, como no se los puede desalojar porque compraron esos terrenos, se les aplicará una penalidad: “Tienen 18 meses para regularizar su situación y si no lo hacen se les cobrará el 30 por ciento del valor del terreno anual”, y lo mismo para aquellas empresas que tienen los terrenos vacíos, “porque muchas compraron y los dejaron abandonados, los pastizales crecieron y tenemos otras que no fabrican, sino que venden”. “Hoy tenemos 20 industrias funcionando a pleno. Los terrenos son baratísimos ahí, en otras ciudades es un negocio inmobiliario. Es un parque industrial que se convirtió en otra cosa”, lamentó.

“Las empresas radicadas ahí tampoco pagan el Impuesto Inmobiliario. Las ventajas son muchas, sacamos la cuenta que una industria que está hace 30 años en el Parque se ahorró el equivalente a dos millones de dólares en tasas municipales. Para la empresa es muchísimo y para el Municipio también, y eso explica el estado de abandono del Parque: el dinero no volvió”, sentenció.

Además explicó el espíritu de la creación del Parque Industrial “era para radicar industrias, para descomprimir las ciudades, porque a medida que crecían quedaban al medio de las ciudades. Pero incluso nos pasó que la ciudad se extendió hacia esa zona y ahora hay industriales que construyeron sus casas frente al parque. Nadie controló eso y, por ejemplo, hoy no podemos inscribirnos como parque industrial en la Provincia porque el reglamento dice que debe haber un perímetro de cinco cuadras donde no haya casas ni urbanización. Eso no lo cumplimos. Por eso, cuando arrancamos esta gestión con (el intendente) Martín (Oliva), nos dijimos ‘vamos a regularizar y basta de estas cosas irregulares, sino ¿cómo progresás y te desarrollás?’. Todos decimos ‘Argentina, para desarrollarse, necesita eliminar la corrupción, bajar impuestos’, pero entonces ¿nunca lo vamos hacer porque nunca se hizo? No, en algún momento alguien tiene que tomar las riendas. Si viene alguien que te firma una ordenanza de exención eterna, ¿nunca la vas a poder cambiar, aunque no haya sido lo correcto? Todos sabemos que a un empresario que nunca pagó tasas y ahora debe hacerlo sí, le va a molestar, no es poca plata, es un número, ¿pero si las empresas más grandes no pueden pagarla, imaginen el resto de las industrias?”.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

“El gobierno provincial nos responde con cachetadas”

Desde los gremios docentes cuestionan duramente el retornar a las clases presenciales en varios departamentos …