BNA
Inicio » Ambiente » Rescatan un lobo marino en Gualeguaychú
Foto: Daniel Avalo

Rescatan un lobo marino en Gualeguaychú

Los vecinos se vieron sorprendidos al encontrar en las orillas del río Gualeguaychú a un ejemplar de lobo marino. Durante el pasado fin de semana muchos vecinos de esta ciudad colmaron las redes sociales con imágenes de un ejemplar de lobo marino posando a orillas del río.

Luego de que pobladores alertaran sobre el hallazgo, autoridades locales pidieron intervención del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, desde donde se organizó el operativo para rescatar y trasladar al animal hacia la costa atlántica bonaerense, donde será devuelto a su hábitat.

Se sospecha que ante la baja temperatura de las aguas marinas, el ejemplar habría llegado al río Gualeguaychú en búsqueda de alimento. Otros eventos climáticos, como tormentas o crecidas o bajantes extraordinarias de cursos hídricos, son posibles motivos por los que este tipo de animales se distancian de sus rutas de referencia habituales y aparecen perdidos fuera de su hábitat.

El animal fue divisado en un camino y de ahí trasladado a la reserva provincial Las Piedras de Gualeguaychú. Hasta allí llegaron los inspectores de la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental del Ministerio. En articulación con la Fundación Mundo Marino, se espera que el lobo marino pueda ser reinsertado a la brevedad a su entorno natural en agua salada.

En nuestro país hay registradas tres especies de “lobos marinos”: el lobo marino de un pelo (Otaria flavescens), el lobo marino de dos pelos (Arctocephalus australis) y el lobo marino de dos pelos subantártico (Arctocephalus tropicalis), todas íntimamente relacionadas a hábitats costeros y oceánicos.

El ejemplar que se entraba en Gualeguaychú se trata de una hembra joven de lobo marino de un pelo. Esta especie no está en peligro de extinción, y a diferencia de las otras dos, tiene sólo una capa de pelaje recubriendo su cuerpo, de allí su nombre común. Los machos son corpulentos y tienen una distinguida “melena” que les da aspecto leonino, mientras que las hembras son más esbeltas y delicadas. Se relacionan en comunidades y su distribución natural abarca el océano Atlántico desde el norte de Uruguay hasta el sur de Argentina, las Islas Malvinas y el Pacífico hasta el norte de Perú.

Son ágiles y veloces en el agua, tienen la capacidad de bucear grandes profundidades y caminar en tierra sin mayores dificultades. Su dieta carnívora incluye peces, calamares y crustáceos, así como ocasionalmente pingüinos y crías de otros lobos marinos. Sin embargo, como hemos visto en diversas oportunidades, algunos ejemplares suelen desorientarse y aparecer en costas de los ríos.

Fuentes: Telám / El Día / Máxima

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

La industria pyme cayó el 30 por ciento anual en el primer mes de 2024

La industria manufacturera pyme comenzó el año con una fuerte caída. En enero, se registró …