BNA
Inicio » Deportes » Rocamora vs Parque Sur: un partido dos crónicas

Rocamora vs Parque Sur: un partido dos crónicas

Tomás de Rocamora venció en su estadio este domingo 88-69 a Parque Sur por la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol. ¿Cómo lo vieron desde los dos clubes uruguayenses que compiten en la segunda categoría del básquet argentino?

 

Compartimos la versión de ambas instituciones. Para enriquecer en una única crónica un partido que paralizó el mundo del básquet local.

 

La versión sureña

Parque Sur perdió el clásico con Rocamora. Fue 88 a 69 en el Paccagnella. La ciudad mostró el clásico número 27 en la segunda categoría del país -ya se enfrentaron en ocho temporadas- y fue otra fiesta en las tribunas. Hubo dos goleadores y figuras del partido: Justo Catalín en el local y Taurus Adams en la visita, con 27 puntos cada uno. El partido exhibió a un equipo que jugó y ganó muy bien y a otro que destacó apenas a un par de jugadores y nada más.

Parque Sur jugó bien el clásico apenas 10 minutos. En el segundo parcial comenzó a desnudar su flaqueza. En el tercero lo perdió y en el último siguió sin ideas y argumentos para salir del pozo de sombras en el que quedó sumergido un rato antes. Como en aquel clásico de pretemporada, quedó tan lejos ese 8 a 1 arriba del arranque. Con Adams y Lofrano como figuras y las apariciones de Gallardo. Rocamora, por Catalín y Verbauwede, lo igualó 8-8. Fue lindo y parejo hasta el 23-22 del cierre. El primer período fue un clásico.

Adams, por escándalo lo mejor de Parque, arrancó otra vez con un bombazo el segundo chico. Es verdad que la lesión en los ligamentos de la rodilla de Pagani a los 2′ fue un impacto fuerte y una baja sensible. Pero es mucho aceptar que esa adversidad hizo todo el resto. Rocamora creció con Impini y Catalín no dejó nunca de jugar bien. Hubo dos jugadores sureños que deben rescatarse de la pobrísima actuación de esta noche: Adams y Lofrano estuvieron a la altura de lo que noche exigía. Pero es muy poco para poder discutir un clásico y tener chances de ganarlo. Ellos más los gurises, claro. Meyer, Lutter, Torres y Arteaga, que terminaron en cancha, dejaron todo para que la diferencia no sea más amplia. El segundo cuarto se fue 47-38. Aún se estaba en partido.

El tercero sentenció el juego. Fue lapidario el 24-11 de este parcial. Rocamora se paseó en la cancha. Entendió que es en equipo y con Catalín, Impini, Verbauwede, Dasso, Pascal, Quigley y el que entrara aplastó a su rival en todo. A los 5′ el local ganaba 58-41. Y el cierre del cuarto marcó 71-49. Parque Sur deambuló desorientado, perdido, sin marca en defensa -hubo una jugada en donde Rocamora le tomó el rebote en la cara cuatro veces- y sin ideas para llegar al gol. Adams y Lofrano tomaron los tiros de su equipo, sacando la cara; errando tiros increíbles y tomando decisiones incómodas. Rocamora hizo lo que quiso.

Los últimos 10 minutos sirvieron para que Rocamora disfrute su clásico. Parque Sur siguió con su fragilidad defensiva y no pudo encontrar nada para sospechar de una posible remontada, dejando una triste, tibia y pálida imagen, apenas maquillada por los gurises señalados más arriba que hicieron lo que pudieron en los minutos finales.

¿Los destacables en puntos? Los 27 de Adams, 14 de Lofrano y 9 de Meyer. El resto a un abismo de lo que un clásico requiere. Las valoraciones en las estadísticas oficiales del juego solo argumentan estas líneas. Por los ganadores: partidazo de Catalín con 27 puntos -junto a Taurus Adams devolvieron a los hinchas lo que se mojaron para ver el clásico-; 16 de Galo; 13 de Verbauwede y 11 de Quigley.

Rocamora fue demasiado para esta olvidable versión de Parque Sur, que sin Pagani, deberá encontrar rápido respuestas anímicas y de carácter sobre todo. El martes, a las 22 horas finalmente, tendrá revancha ante Pico FC en el Gigante.

Parque Sur se fue del Paccagnella en un domingo de Garúa. Como en ese tango de Cadícamo y Troilo: “El viento trae un extraño lamento. ¡Parece un pozo de sombras la noche y yo en la sombra camino muy lento! Mientras tanto la garúa, se acentúa con sus púas en mi corazón…”.

 

La versión Roja

Después de un primer tiempo parejo el Rojo mostró su mejor cara en el segundo y se terminó llevando una cómoda victoria. El escolta Justo Catalín fue la figura del juego con 27 puntos, 5 rebotes, 2 asistencias y 2 robos; lo siguió en efectividad Alejandro Quigley con 11 puntos y 10 tableros. En la visita el mejor fue Taurus Adams II con 27 unidades y 6 rebotes, escoltado por el base Valentín Lofrano quien sumó 14 y 5 respectivamente.

 

La lluviosa noche del domingo terminó siendo soñada para Rocamora porque se quedó con un amplio triunfo en el clásico ante Parque Sur, en el que llegó a sacar una máxima ventaja de 28 puntos (88-60) y que se achicó porque en el último minuto y medio los dos terminaron con mayoría de Juveniles en cancha. En el Rojo hubo otras destacadas actuaciones, como las de Galo Impini (16 pts, 9 reb y 4 asis) y Tomás Verbauwede (13 pts, 9 reb y 5 asis).

 

Parque Sur fue el que arrancó mejor, con triples de Adams II y Lofrano en los primeros pasajes. Rocamora la tuvo que remar hasta que pudo igualar el tablero con triple de Catalín (8-8). Cuando pasó por primera vez al frente tras doble de Dasso (14-12) llegó el primer tiempo muerto del Sureño. Siguió mejor el Rojo, otro bombazo de Catalín (17-12) y un trámite que continuó entretenido hasta el cierre de los primeros 10 minutos (23-22).

 

Volvieron a jugar y otra vez la visita salió mejor, triple de Adams II y conversión de Meyer para dejar las cosas 23-27. Recién pudo contestar el local con un triple de Tarragó. Enseguida, Parque Sur sufrió la salida del interno Luciano Pagani con lo que aparentó ser una lesión seria. Y en el regreso Rocamora tuvo un Galo Impini inspiradísimo en ofensiva con 11 puntos en fila hasta llevar el marcador a 37-31. Iván Paolazzi usó otro tiempo para acomodar a su equipo, Lofrano le respondió con un triple pero en el juego Rocamora estaba mejor y se fue al descanso largo 47-38 arriba.

 

Catalín siguió con la mano caliente en el inicio del segundo tiempo: bombazo para llegar a los 15 puntos en su cuenta personal hasta ahí. Verbauwede se sumó ante un defensa Sureña dormida y el partido se quebró (54-38). Solo Adams II pareció reaccionar porque sus compañeros no estaban en la misma sintonía. Gallardo y Fragozo fallaron una serie de jugadas insólitas debajo del aro y sin marcas. La máxima hasta ese momento llegó con otro triple de Catalín (69-49). El final del tercer cuarto quedó 71-49.

 

Otro bombazo de Catalín para inaugurar el último cuarto de un partido que ya parecía cosa juzgada. Los únicos dos que siguieron sacando la cara por Parque Sur fueron Adams II y Lofrano. Primero salió el base, después el foráneo y definitivamente el partido estaba resuelto. Rocamora aprovechó su mejor andar en el segundo tiempo y festejó merecidamente. En la previa no parecía una historia sencilla ante un rival que venía más descansado pero lo terminó consiguiendo bien para después darle rienda suelta a la alegría con su gente.

 

Detalle del partido

 

https://estadisticascabb.gesdeportiva.es/proximos-partidos?partido=141420

 

Notas: Marcelo Sgalia y Mauricio Galarza 

Fotos: Pupe Quintana y Carlos Gustavo Lozano  

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Dos días a todo vóley para el tricolor

El sábado 20 de julio la categoría Sub 14 femenina Tricolor disputará la 3º fecha …