BNA
Inicio » La Provincia » Realizaron allanamientos en domicilios de familiares de Urribarri por la causa de enriquecimiento ilícito

Realizaron allanamientos en domicilios de familiares de Urribarri por la causa de enriquecimiento ilícito

Efectivos de la Policía Federal, Gendarmería y Prefectura realizaron este lunes, a primera hora, allanamientos en domicilios de familiares de Sergio Urribarri. Son siete allanamientos, entre ellos en la casa y en la imprenta de Juan Pablo Aguilera, cuñado del ex gobernador, ex secretario de la Cámara de Senadores y coordinador de la Casa de Entre Ríos en Capital Federal. La medida fue ordenada por los fiscales Santiago Brugo y Patricia Brugo, quienes llevan adelante la causa en la que se investiga el supuesto enriquecimiento ilícito de la familia del ex gobernador. Los procedimientos estuvieron a cargo de fuerzas nacionales que realizaron un impresionante despliegue en Paraná.

Los allanamientos se realizaron en la casa y empresas vinculadas a Aguilera, pero no en propiedades vinculadas a Sergio Urribarri ni su hijo Mauro, ministro de Gobierno, por estar ambos amparados en fueros e inmunidad, informó Página  Judicial.

A Urribarri se lo investiga también en una causa en la que se sospecha que hubo irregularidades en las contrataciones para lo que fue la Cumbre del Mercosur en Paraná.

En la Justicia Federal, la jueza María Servini de Cubría inició una pesquisa sobre los gastos que insumió la campaña de su frustrada candidatura presidencial y el origen de esos fondos. La defensa del ex gobernador está a cargo del interventor del Ente Provincial Regulador de la Energía (EPRE), Marcos Rodríguez Allende.

"SE AVANZÓ MUCHO" ANTICIPÓ UN DE LOS FISCALES QUE INVESTIGA A URRIBARRI

Por Federico Malvasio de Página Judicial

Santiago Brugo contó avances de la causa en la que se investiga a la familia del ex gobernador por el delito de enriquecimiento ilícito. También se refirió a las trabas y a las causas que se pueden desprender con el correr del proceso. Se refirió a la relación del procurador con la investigación.

La causa en la que se investiga el supuesto enriquecimiento ilícito de la familia de Sergio Urribarri es un problema para el periodismo. Al frente de las pesquisas están dos fiscales con extremo bajo perfil. Son, incluso, los únicos a los que no se puede rastrear ni extraer declaraciones. Se trata de Patricia Yedro y Santiago Brugo.

Uno de ellos recibió a Página Judicial en su despacho. El motivo, obviamente, saber en qué estado está la investigación que se lleva adelante sobre el patrimonio del ex gobernador.

“Se ha avanzado mucho. Es mucha la información que se recolectó de diferentes organismos públicos para acreditar si existe o no el delito que se está investigando”, contó Brugo.

El funcionario judicial relató que continuamente se acerca gente a la Fiscalía con la intención de aportar datos que, en rigor, terminan siendo comentarios: que Urribarri sería el dueño de tales departamentos, campos y cuanto bien inmueble uno se pueda imaginar, son algunas de las habladurías que le acercan al fiscal. Se investiga todo, pero muchas cosas son complicadas de probar y esto retrasa el proceso. “Nosotros, todo dato que nos acercan, lo investigamos, pero no todo se puede acreditar. Es una causa complicada que requiere de una estructura que no tenemos. Aún así se ha avanzado mucho”, apuntó.

Brugo no dio precisiones y habló en todo momento en forma genérica. Ante la insistencia, la respuesta fue: “Los medios ya han publicado buena parte de lo que se ha podido acreditar”. Eso, si se lo decodifica, permite inferir que habría elementos para llegar a una condena.

Entre la documentación de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y organismos públicos nacionales y provinciales aparecen datos insólitos. Uno de ellos, por ejemplo, refiere a compras que se realizaron hace dos años y se empiezan a pagar este año. ¿Cómo se explica eso? El fiscal entiende que puede haber otro delito en esas operaciones. Pero lo deja a la libre interpretación. Se limita a ironizar: “Ni el Banco Mundial te presta a dos años”. ¿Lo que se conoce como algún retorno?, se le preguntó. “Se está analizando todo”, respondió seco. Otro: la familia hizo la mayoría de los pagos de servicios en efectivo, no por débito. Al evitar la bancarización se evita también dejar rastros en esas operaciones.

Hay información requerida que recién se pudo conseguir después de ocho meses. El fiscal lamentó no tener la infraestructura necesaria o que no se haya creado una Fiscalía Anticorrupción, como lo establece la Constitución. “Uno tiene una causa voluminosa como ésta, pero permanentemente está trabajando sobre juicios por homicidios que ocurren a diario. No hay estructura”, insistió y se quejó.

Brugo conoce la forma en que se trabaja en otras jurisdicciones. Antes de recaer en Paraná y llegar al Ministerio Público Discal por concurso ante el Consejo de la Magistratura, se desempeñó en la Justicia Federal en Buenos Aires.

El fiscal reconoció que “en muchos lugares demoran la información requerida”. Cuando se le preguntó cuáles son los organismos prefirió no dar precisiones para “evitar algún entorpecimiento en la investigación”.

La Procuración

La causa se inició a partir de una denuncia que presentaron los abogados Rubén Pagliotto y Guillermo Mulet luego de que la revista Análisis publicara un informe periodístico en el que dio cuenta del crecimiento patrimonial de la familia del ex gobernador y ahora presidente de la Cámara de Diputados. Es así que la investigación alcanza a su esposa Analía Aguilera, sus hijos Sergio Damián y Mauro, y su cuñado Juan Pablo Aguilera; pero también a otros familiares y allegados al ex mandatario, a fin de determinar si los ingresos declarados son compatibles con los bienes que registra cada uno de ellos.

En la causa está latente la posibilidad de que se imputen otros delitos, por caso, el de negociaciones incompatibles con la función pública.

Brugo no desconoce los cuestionamientos que desde algunos sectores le hacen al Ministerio Público Fiscal y, particularmente, al jefe de los fiscales Jorge Amílcar Luciano García. Conoce los movimientos de la política, pero no opina ni da a conocer su diagnóstico sobre el cuadro de situación. “Acá se está llevando adelante una investigación. Se dicen cosas livianamente. Con la fiscal Yedro estamos trabajando con nuestros criterios, el procurador no ha tenido la más mínima intervención. Cómo mucho, me ha preguntado cómo va la causa”, cuenta. Y agrega: “Fue el procurador quien inició de oficio la causa por la organización de la Cumbre del Mercosur, en donde encontramos muchas irregularidades en las contrataciones”.

La pregunta inevitable, que pudo haber sido la primera de la charla, es si hay en los próximos días un llamado a indagatoria para el ex gobernador Urribarri. “No tenemos programado nada”. Brugo aclaró que en ese caso no sería necesario solicitar el desafuero, siempre que cuando se lo cite, comparezca.

Además de las dos causas que tramitan en la provincia (enriquecimiento ilícito y la Cumbre del Mercosur), la jueza federal María Servini de Cubría inició una investigación sobre los gastos que insumió la campaña de su frustrada candidatura presidencial y el origen de esos fondos. La defensa del ex gobernador está a cargo del interventor del Ente Provincial Regulador de la Energía (EPRE), Marcos Rodríguez Allende.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Lana Liz, ilustradora: “Me sigue dando vergüenza que lean mis historietas, pero convivo con eso porque es lo que más me gusta hacer”

Un diálogo a fondo con la joven y talentosa historietista uruguayense Analiz Ruiz Díaz, “Lana …