BNA
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Cultura » Semanario Análisis de Paraná llegó a las mil ediciones

Semanario Análisis de Paraná llegó a las mil ediciones

El periódico Análisis cumplió mil números, y sigue siendo uno de los pocos espacios para hacer periodismo en serio en la provincia de Entre Ríos, hablando de lo que pocos se atreven, contando lo que algunos quisieran ocultar, ejerciendo el derecho a expresarse y a informar. El equipo de El Miércoles, hermano menor de Análisis, comparte aquí el saludo caluroso a todos quienes lo hacen posible.

 

Análisis

MIL TAPAS, MIL EDICIONES

Periodismo y libertad

Nunca pensamos que llegaríamos al número mil. Es más: muchos funcionarios, alguna vez cuestionados desde estas páginas, hacían apuestas a fines de la década del ’90 sobre la pronta desaparición de ANÁLISIS. Obviamente, varios de esos mismos ex hombres del menemismo siguen hoy reciclados en el kirchnerismo entrerriano como si no hubiera pasado nada.

 

(*) Por DANIEL ENZ

 

Lo bueno de esta historia fue que la revista, y también el sitio digital, sirvieron para que muchos jóvenes que anhelaban crecer haciendo periodismo en Paraná, pudieran hacerlo. Y lo único que se les pidió siempre fue precisión y que fueran responsables de su libertad.

 

Nunca alcanzó el dinero que ingresaba para pagar los sueldos que se merecían. Siempre fue complejo lograr que los anunciantes de la mayoría de los medios de Paraná o de la provincia apostaran a esta alternativa comunicacional, desde donde se denunciaba a corruptos, a abusadores del poder, pero también de niños. Preferían no hacerlo, para que no se los castigara desde ese mismo poder político -sea del partido que fuera-, que no dudaba un instante en dejarlos fuera de la licitación pública o los marcaba por un buen tiempo para tomarse revancha cuando menos lo pensaba.

 

Un alto número de periodistas que se formaron en ANÁLISIS hoy son reconocidos en su profesión. Siguen manteniendo los mismos códigos de ética y los mismos criterios de los que hablábamos cada semana en los cierres de edición. Todos aprendimos entre todos y nos nutrimos cada día de nuestros mayores, a quienes en diferentes períodos fuimos sumando con orgullo a la revista, para que también aportaran sus columnas de opinión.

 

Y es bueno saber que 24 años después o 1.000 ediciones después, sigan siendo los mismos. Soñando por un mejor periodismo, luchando por un mejor periodismo. Generando notas brillantes, investigaciones periodísticas contundentes que hacen tambalear a los hombres del poder, o trabajos de excepción que se transformaron en libros que quedan para las actuales y las próximas generaciones de periodistas. Hubo trabajos fotográficos que impactaron en diarios nacionales o recorrieron el mundo, marcando a fuego historias de dolor de tiempos de la dictadura, y que provocaron reconocimiento y emoción en numerosos países.

 

Cada uno de los que pasaron por ANÁLISIS sabe qué hizo y qué no hizo. En qué se equivocó o con qué creció. Todos sabemos –o por lo menos los más de 50 periodistas que pasaron por esta redacción- que no fue fácil sobrevivir en medio de una sociedad que nos exige día a día a quienes ejercemos el periodismo; que nos controla; que nos pide todo el tiempo más severidad contra los poderosos, los mafiosos o narcotraficantes, pero le cuesta involucrarse o comprometerse. “Díganlo ustedes y está bien”, acotan.

 

Mil ediciones después –que incluso dejaron de ser semanario para llegar a quincenario y a veces más días, ante los ahogos presupuestarios o las exigencias fiscales como si fuéramos una granera millonaria-, la gran mayoría de los que crecimos por aquí, seguimos pensando y soñando como cuando arrancamos en abril del ’90. Y ya mayores, como estamos, difícilmente nos harán cambiar de opinión. Los que alguna vez usaron ANÁLISIS como plataforma y hoy no hacen más periodismo sino política, no están comprendidos en estas líneas. Quizás les cueste mirarse al espejo y disfrutar de los amigos de toda la vida. Tampoco los juzgaremos. Allá ellos.

 

Hoy es tiempo de celebrar que esta humilde revista llegó a las mil ediciones y que su hermanito menor, el sitio web, cada jornada de cierre suma más de 80 mil visitas. Y que todo esto que nos sucedió fue consecuencia del amor y la pasión de sus integrantes por hacer periodismo en todos estos años. De no ceder ni caer ante el apriete mafioso o la acción judicial, que buscaba poner piedras en el camino; del aliento de muchos lectores que siguen siendo fieles; de la decisión de quienes seguimos pensando que solamente en libertad podremos seguir creciendo y no acallando voces.

 

Seguramente nos equivocamos muchas veces. Pero nadie le dijo a nuestros periodistas lo que debía decir o pensar, por más poderoso que fuera. Seguramente se debatieron por horas los temas y enfoques, pero fueron libres y responsables. Así crecieron. Y ése es el logro.

(*) Fundador y Director de Semanario Análisis y Análisis Digital.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Ya se inscribieron las obras que participarán en el encuentro provincial de teatro

Se presentaron finalmente 63 obras escénicas para participar del Encuentro Provincial de Teatro que se …