BNA
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Política » "Siempre hemos permitido el disenso” dijo Filipuzzi tras ser cuestionado por sumarse al equipo de Frigerio

"Siempre hemos permitido el disenso” dijo Filipuzzi tras ser cuestionado por sumarse al equipo de Frigerio

Luciano Filipuzzi es abogado y desde diciembre de 2020 es rector de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader), una casa de altos estudios que es administrada por el Estado provincial. Fue fundada en el 2000. Cuenta con cuatro facultades: Humanidades, Artes y Ciencias Sociales; Ciencias de la Gestión; Ciencia y Tecnología; Ciencias de la Vida y la Salud. Todas están descentralizadas y están ubicadas estratégicamente en Paraná, Concepción del Uruguay, Concordia, y Gualeguaychú. También pertenecen a la universidad escuelas situadas en Oro Verde, La Picada, Crespo, Paraná y Concepción del Uruguay.

El rector fue entrevistado en el programa de televisión Cuestión de Fondo (Canal 9, Litoral), donde dialogó sobre las derivaciones que tuvo su decisión de sumarse a los equipos de trabajo del candidato a gobernador por Juntos por el Cambio, Rogelio Frigerio. Especialmente, le respondió a Enrique Cresto, a quien le reprochó no conocer la realidad de la Uader. También reveló que una funcionaria del Poder Ejecutivo tuvo actitudes poco claras para con él "que se conocieran deberían renunciar al cargo en cuestión de minutos", enfatizó.

-¿Usted es afiliado al PJ?

-Sí, por supuesto. Soy afiliado desde los 18-20 años, estamos hablando desde el ´92 más o menos. Mi madre tenía una militancia en el peronismo.

-¿Y por qué decidió comenzar a trabajar junto a Rogelio Frigerio?

-Esa no ha sido una decisión sencilla ni fácil. Pero, ha tenido que ver con convicciones propias. Desde muy joven abracé la política, pero como una herramienta para producir cambios. Nunca me había tocado gestionar directamente, como en este caso estar a cargo de un rectorado. Y cuando tuve que enfrentar desde ese lugar, cómo está el Estado, lo atrasado que está; siempre digo que es un Estado del Siglo XIX por cómo está organizado; cómo es la forma en que se maneja y se deciden las cosas, he encontrado en este otro lugar el poder decir lo que pienso.

-¿Cuándo se dio cuenta que tenía afinidad con el exministro del Interior?.

-El tema comienza con la gestión propia. Cuando uno viene a gestionar, viene decidido a la universidad para producir un cambio. Si pensaban que iba a pasar por la universidad yendo a sentarme en primera fila y a firmar convenios, no me conocían. Entré decidido a solucionar algunos problemas. Mis dos problemas que eran fundamentales: lo edilicio y lo que hace a una situación del personal administrativo que es remunerado con horas cátedras y que constituye una situación irregular. A ambos problemas los comienzo a llevar adelante en la gestión, tratando de ir solucionándolos o resolviéndolos. Y me fui encontrando con obstáculos. Nunca fui a pedir plata. Siempre fuimos a explicar cómo son los números de la universidad y cómo a la Provincia de Entre Ríos en el sistema educativo nacional se la discrimina.

-¿Y cuándo conoció a Frigerio?

-Lo habré conocido hace tres meses, no recuerdo bien. En realidad, tengo una amistad de la profesión y trabajé mucho tiempo en lo sindical como abogado con Manuel Troncoso con quien veníamos hablando. Charlamos (con Frigerio) de ideas, analizamos un montón de situaciones; coincidimos en una cantidad de puntos; coincidimos en la importancia de la educación. No solo eso, sino también con el desarrollo productivo de la provincia, que es una de las cosas que más me preocupan. Cómo una provincia tan rica como es Entre Ríos, se encuentra hoy en una situación que ni siquiera tiene un plan estratégico, como decimos nosotros, un Master Plan de desarrollo estratégico de la Provincia. He hablado con innumerables personas; tenemos los puertos, tenemos las vías férreas, podríamos reducir costos y agregar valor. Pero, bueno, de todas esas cosas hablamos; porque no es solamente el tema educativo. Fue una forma de tratar distintos temas y de tratar distintas realidades que hacen a preocupaciones propias que tengo como entrerriano.

-¿Por qué decidió hacer pública esa decisión de encolumnarse con el referente de Cambiemos?

-Mi decisión de acercarme a un espacio, a un pensamiento, a una idea no tiene nada que ver con la universidad.

-Pero, usted es rector.

-Es verdad lo que señala. Pero, mi cargo no es como el de un juez que tiene una incompatibilidad para hacer política. En la universidad hacemos política y yo soy una persona de tomar decisiones y cuando estoy convencido que esas decisiones que tomo son las adecuadas o las correctas, la tomo. Pero, no es en virtud de la universidad o porque soy rector; es porque soy militante y tengo una formación política y tengo una idea y una forma de pensar en cómo tiene que ser la política y cómo debe desarrollarse la provincia.

-Le sorprendió la reacción que hubo desde el peronismo. Por ejemplo, Enrique Cresto, le cuestionó por haberse acercado a Frigerio; porque usted representa a una universidad pública que le costó mucho a los entrerrianos y a la comunidad educativa. Y usted se sumó a un proyecto político donde la educación pública es la variable de ajuste y se ha demostrado que mientras gobernaba (Mauricio) Macri y Frigerio se frenaron todas las obras de universidades, se cayeron las Becas Progresar, se bajó el presupuesto educativo y usted se sumó a ese sector.

-No había escuchado ese audio. Me avisaron y comenzaron a enviármelo. Eso fue una clásica opereta, una maniobra para hacerlo viralizar y darlo a conocer. Pero, es grave lo que dice porque habla que me he sumado a un proyecto, que ha llevado a cabo un ajuste de la universidad pública. La misma decisión que estoy tomando ahora, la tomaré si llegaran a tomar las mismas medidas en otros momentos o lugares. Soy una persona de decisión, no soy un tibio. Pero, se prende de eslóganes nacionales, del sistema público nacional universitario que es real, tiene una cantidad de privilegios. Pero, debería conocer la realidad universitaria que es provincial. Cuando habla de becas, que Frigerio supuestamente redujo las becas; las becas de la Uader son de 2.000 pesos, son dos paquetes de yerba. Cuando habla que se suspendieron las obras de los edificios; tenemos la promesa del año pasado ante más de dos mil personas y ahora no saldría; y el que se está construyendo, es la mitad del edificio y la otra mitad ni siquiera se está licitando, es decir, nos van a entregar la mitad de un edificio. Y el Construir Ciencia que era un programa en el cual estábamos casi incluidos, terminó priorizando la decisión política y no estoy en contra del planetario, pero nosotros necesitamos laboratorios para todos nuestros estudiantes que no lo tienen. Entonces, cuando hablamos de reducción de presupuesto y la última actualización del Presupuesto de la Uader es de 2010. Y cuando hablamos de los trabajadores; nosotros tenemos trabajadores con horas cátedra, que fueron nombrados por rectores normalizadores que eran designados directamente por los gobernadores y hay una continuidad en el Estado, digo, no me tomen el pelo. Está bueno hablar de lo que ocurre en la Nación, pero estaría bueno que lo repliquemos acá. Y antes informarse en cómo funciona la universidad. Porque si no conocemos cómo funciona la universidad y lo único que hacemos es un audio para hacerlo viralizar y aparte tenemos pretensiones de encarar un proceso de aspiraciones propias ¿y jugamos de esta manera? Me parece que no se debe jugar con la Uader. Ni con este atropello que han tenido en estos días. Con actitudes que ha tenido una funcionaria de él con posturas antidemocráticas; rozando el límite de la discriminación ¿por pensar o no de una manera? Es una locura. ¿Ustedes creen que la universidad se construye solamente con peronistas? Hace 20 años que estoy en la universidad. Veinte años que vengo formándome y preparándome. Tengo en mi equipo a radicales, del PRO, socialistas. Ustedes imaginen que yo vaya a una Facultad y que entre cantando la marcha peronista a los estudiantes de 18-19 años. Es una locura. Nosotros trabajamos en consenso, trabajamos de otra manera.

-Además de Cresto, quién más le escribió.

-Sergio Urribarri me mandó un mensaje, pero simplemente preguntándome –nobleza obliga- si era cierta la noticia que se había publicado.

-Algún otro referente del gobierno entrerriano.

-No, precisamente a mí; pero a otros decanos, sí. No fueron mensajes de aprietes, pero sí violentos por parte de alguien de la Legislatura.

-¿El gobernador Gustavo Bordet lo habló?

-No. Pero, sí personas muy cercanas también averiguando que si era cierta esas publicaciones debía presentar la renuncia de manera inmediata.

-¿Nadie lo llamó desde el Poder Ejecutivo o allegados al gobernador?

-Si, alguien muy cercano de su entorno. Situaciones preocupantes. Agradezcan que uno es una buena persona y no estamoa dispuestos a dar conocer. Pero una funcionaria del Poder Ejecutivo ha estado averiguando situaciones que no corresponden, que si toman estado público, deberían renunciar en cuestión de segundos.

-Y ante esta situación, ¿pensó en algún momento en renunciar?

-Eso es otra cosa que es increíble. En todos los lugares que estuve, cuando no me gustaron renuncié y me fui. Cuando vino una rectora y no quise estar con ella porque tenía diferencias, me pidió que me quedara; renuncié y me fui. Y volví siete años después ganando las elecciones o acompañando a quien ganó las elecciones. Cuando trabajé en otros lugares y al año y medio no me gustaba cómo trabajábamos con una determinada persona; renuncié. Es increíble que una funcionaria de la segunda municipalidad más importante de la provincia le pida la renuncia a una persona que tiene un cargo electivo por cómo piensa. Ya le debieran pedir la renuncia porque eso es antidemocrático. Eso es antidemocrático acá y en cualquier lado. Igual que estar tirando cantidad de misiles para lograr que distintos grupos o agrupaciones salgan a manifestar y a presionar. Gracias a Dios ha primado -he comenzado a observar- la cordura, el sentido común. Poder decir, bueno estamos en desacuerdo con la decisión que tomó Filipuzzi; pero no podemos impedir que esté en un espacio o que deje de pensar. Nosotros en la Uader siempre hemos permitido el disenso; porque la universidad es, esencialmente, democrática. Yo estoy preocupado porque mis estudiantes están en aulas de chicos de primaria. Estoy preocupado porque cuando se extendieron las clases una hora (de lo que estoy de acuerdo porque es más educación), a nosotros nos corrieron una hora y cuando habíamos logrado que dejen de cursar a las 22 por razones de seguridad, ahora deben volver a salir a la medianoche. Estoy preocupado por los docentes, que tengan las herramientas. Esas son las cosas que le importan a la comunidad universitaria; y no ésta maquinación de si una persona está de un lado o del otro. Ya está. Eso no se discute. Eso es una decisión y yo soy una persona que toma decisión. La política es para tomar decisiones. El que no tome decisiones o venga a hacer cosas que no trasciendan, tiene que retirarse.

Fuente: Análisis.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Orrico quiere apoyarse en las universidades

Tras el ruido político que significó que el rector de la Uader Luciano Filipuzzi se …