Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Novedades » "SÓLO AL 15 POR CIENTO"

"SÓLO AL 15 POR CIENTO"

"Esto afecta sólo al 15% de los trabajadores", dice el gobernador Bordet. El pronombre demostrativo "esto", en esa frase, reemplaza a la expresión ”el recorte salarial que haremos".

 

Por A.S. de EL MIÉRCOLES DIGITAL

 

Al 15 por ciento. Listo, fin de la discusión. Porque eso significa que al 85 por ciento de laburantes, este asunto ni le va ni le viene. (¿Es así: de verdad ni nos va ni nos viene?).

Y ahí está la clave. Una parte, en la frase que no dice (que explica la indignación de tantos laburantes, que lo votaron y pidieron el voto para esta gente) pero sobre todo en el dato, en el 15 por ciento.

Porque por eso lo hacen sin discutirlo con sus representados, por eso lo hacen sin habilitar ningún diálogo que permitiera encontrar una variable de ajuste que no afecte a laburantes que hasta acá solo ven caer su poder adquisitivo.

Y porque el ajuste es inevitable cuando la Provincia ve que recaudará, según los mejores pronósticos, menos de la mitad de lo que esperaban.

Pero claro, son solo el 15 por ciento. Qué problema hay en violar los derechos del 15 por ciento. Quién va a salir a la calle, salvo ese 15 por ciento. Ah, pero además hay pandemia. Hay cuarentena. Hay hartazgo. Hay desazón. Quién va a salir a la calle. Ni siquiera ese 15 por ciento, te lo puedo asegurar.

Y así lo hace, con toda tranquilidad, con el aval de sus legisladores. Gatitos chinos, inútiles de lujo, levantadores de mano, lenguaraces a control remoto que sólo tienen como misión justificar lo que les ordenan hacer.

Y así lo hacen, confundiendo a la población, aprovechando la injusticia que ellos mismos consolidan y profundizan desde hace años, con políticas que hacen que haya trabajadores de primera, de segunda, de cuarta, de décima. Rompiendo cualquier posible solidaridad "de clase", porque no hay manera de juntar en la misma "clase" a Mengane –siendo Mengane cualquier laburante que araña 20 o 30 mil pesos por mes y trata de sobrevivir con eso–, con Fulane –siendo Fulane ese o esa laburante que gana arriba de 75 mil pesos (brutos) por mes. (Y ni hablar de Zutane, siendo Zutane quien ni siquiera logra tener ingresos fijos, o que hace 100 días que los ve evaporarse o reducirse tremendamente).

Por supuesto que quien gana 75 mil mensuales no gana una fortuna. Y además, no viene haciendo otra cosa que perder poder adquisitivo en los últimos cinco años.

Pero no hay manera de que Mengane o Zutane –que no llegan a 20 o 30 mil pesos por mes– no vean como un "privilegiado" a Fulane –que gana 75 mil (brutos). Pensalo. No hay modo. No hay posibilidad de que no lo vea más cerca de un juez que gana 200 mil, de un oligarca que tiene 1.000 hectáreas o de un burocrata de la política que cobra arriba de 150 mil. No hay modo porque es la existencia la que condiciona la conciencia, como explicaba uno de los primeros filósofos que habló de eso de "solidaridad de clase". Y 75 mil está más cerca de las otras cifras que de 20 o 30 mil.

Y porque también ocurre desde hace años que a les Fulanes no parece interesarles demasiado lo que pasa con Menganes o Zutanes. Tampoco para ese lado funciona la solidaridad "de clase".

 

Y así lo hacen, confundiendo a la población, aprovechando la injusticia que ellos mismos consolidan y profundizan desde hace años, con políticas que hacen que haya trabajadores de primera, de segunda, de cuarta, de décima. Rompiendo cualquier posible solidaridad "de clase", porque no hay manera de juntar en la misma "clase" a Fulane –siendo Fulane cualquier laburante que araña 20 o 30 mil pesos por mes y trata de sobrevivir con eso–, con Mengane –siendo Mengane ese o esa laburante que gana arriba de 75 mil pesos (brutos) por mes.

 

Y así, el gobierno de Bordet, apelando a los peores sentimientos y a la manipulación de la desinformación, da media sanción con sus obedientes gatitos chinos a un ajuste que de manera descarada mete en la misma bolsa a laburantes –que ganan más que los restantes, sí, claro ya lo dijimos, pero son laburantes, y en muchos casos al final de su carrera, o matándose para haber llegado a esa suma–, que a terratenientes de más de 1.000 hectáreas, a burgueses del medicamento o –más perversamente aún– a ellos mismos, Bordet y sus legisladores, burgueses o CEOs del aparato judicial, político o burocrático de la provincia.

Y lo hacen así, con semejante impunidad y certeza de que no tendrán problemas ni perderán elecciones por una tan poderosa como sencilla razón: porque la mayoría de los entrerrianos ganamos menos de 75 mil pesos brutos mensuales (y muchísimos entrerrianos, MUCHO menos).

Y de paso le vuelven a correr el arco a los gremios. Porque en vez de discutir recomposición salarial en una provincia donde laburantes formales (ni hablar de los Zutanes y Menganes) vienen (venimos) perdiendo a pasos agigantados nuestro poder adquisitivo, en lugar de exigir paritarias, en lugar de exigir que dejen de pulverizar nuestros magros ingresos, los gremios ahora tienen que salir a defenderse de ese nuevo manotazo y relegar la defensa de los magros salarios de la mayoría de sus afiliados.

Y entonces ¿quién va a poner el grito en el cielo porque le toquen "un par de puntos porcentuales" a los pocos que ganan arriba de eso?

Y como obra maestra del cinismo, presentan ese manotazo a "privilegiados" (jubilados o docentes que ganan arriba de 75 mil) como "solidaridad" o justicia social.

Ni uno solo de los legisladores oficialistas tuvo la dignidad de parar la pelota y decir "hey, veamos opciones, no sé, excluyamos a los trabajadores, a los jubilados, o pongamos el tope un poco más alto, afectemos solo a quienes ganan más de dos canastas básicas, alguna variante que no nos haga tratar a laburantes como si fueran oligarcas...".

Hay que anotar lo que pasó en Entre Ríos este Primero de Julio de 2020, para cada próxima ocasión en que estos mismos caraduras te hablen de justicia social.

Sí, porque lo hicieron el Primero de Julio. El día del aniversario del General, de cuya bandera de Justicia Social se llenan la boca. Es más, lo homenajearon en la misma sesión.

Mis amistades peronistas mientras tanto, recordaban en las redes al General, algunas con mucha emoción, otras con gran erudición.

Otras publicaban anécdotas personales, cargadas de valoraciones y registros intransferibles.

Mis amistades troskas o de izquierda no peronista la bardeaban un poco, recordando que es el aniversario del fundador de la Triple A y cosas así.

El féisbuc, en su eterno retorno, me trajo incluso mi propia evocación de años anteriores: la imagen de aquel soldado llorando, que está asociada en mi mente a la partida física del viejo líder.

Mientras tanto, los legisladores entrerrianos no encontraron mejor manera de homenajear al General que aprobando sin discusión alguna, solo con letanías autojustificatorias, un ajuste que mete en la misma bolsa a oligarcas, terratenientes, burgueses de la industria farmacéutica, burócratas judiciales, y a la burguesía eterna del poder político provincial del PJ, con les Fulanes, esa minoritaria porción de trabajadores ("el 15 por ciento", nos aclarará Bordet) que cobran un poco más que la mayoría.

Recuérdenlo, Fulanes, los próximos Primeros de Julio. Y la próxima vez que se vote. Y cuando se arman las listas. Y cuando se pelean con otres Fulanes (o Zutanes o Menganes) por boludeces.

Recuerden este Primero de Julio entrerriano.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

¿Dónde está López Jordán? (2009)

En esta ocasión, la entrega viene otra vez desde el cyberespacio. Se trata de una …