BNA
Inicio » Cultura » Tres valiosos libros abordan la historia reciente de La Histórica

Tres valiosos libros abordan la historia reciente de La Histórica

En las últimas semanas se presentaron en Concepción del Uruguay tres valiosas publicaciones que abordan aspectos diferentes de la historia de la comunidad: “Personajes”, de Luis A. Salvarezza y Alejandro Osuna, recupera setenta protagonistas a partir de las fotos del archivo del diario más viejo de la ciudad; “Historias del pasado uruguayense”, donde Virginia Civetta y Carlos Ratto recuperan hitos que marcaron a generaciones de personas en nuestra comunidad; y “Tres artistas uruguayenses”, también de Salvarezza, que recupera en toda su valía a tres mujeres, creadoras en las artes plásticas, como lo fueron Hilda Johnston, Olga Pais y Mariela Suárez.

 

Por A.S. de EL MIÉRCOLES

 

La historia reciente de la comunidad de Concepción del Uruguay aparece como tema central de tres publicaciones que acaban de ser presentadas en público.

Hace pocos años, cuando editamos el primer tomo de las “Historias (casi) desconocidas de Concepción del Uruguay”, hacíamos referencia a la importancia de rescatar historias que no fueron abordadas, hasta ahora, por quienes se dedican a auscultar el pasado de manera rigurosa y sistemática. Historias que nos llegan en versión oral, algunas que llegaron a transformarse en casi leyendas, muchas que todavía son narradas por vecinos o vecinas que fueron testigos o protagonistas, y otras en las que ya no es posible encontrar testimonios de personas vivas.

Muchas de esas narraciones no tienen que ver con cuestiones épicas o institucionales, con la política o el poder de cada época, sino con la vida cotidiana, con el registro de las vivencias y sentires comunitarios, con la cultura, las artes o y por lo tanto, a veces reciben poca atención. De hecho existen corrientes historiográficas —como la nueva historia cultural, o la microhistoria, entre tantas—  que se enfocan en hechos que sucedieron entre los grupos que no conforman la élite de una sociedad.

Hechos como las fiestas populares y rituales públicos, el carnaval, las tradiciones orales como la trasmisión de cuentos, canciones, chistes. O que se interesan en el desarrollo de elementos culturales vinculados a las relaciones humanas como las ideas de cada época, la ciencia, el arte, la técnica, o incluso el origen de nociones como las de nacionalismo o patriotismo, para entender cómo se construyeron sentimientos de pertenencia o de identidad, con sus omisiones o tergiversaciones.

Todo eso forma parte del pasado común de una sociedad, aunque muchas veces se aborda muy escasamente de manera abierta y, menos todavía, de cara a la comunidad.

Por eso siempre es una buena noticia cuando se editan libros que abordan esta temática. Aquí comentamos tres que fueron presentados en los últimos días.

 

“Personajes”: Setenta rostros del pasado (y el presente) uruguayense

En las últimas semanas se presentaron en Concepción del Uruguay tres valiosas publicaciones que abordan aspectos diferentes de la historia de la comunidad: la primera de ellas se titula “Personajes”, y la autoría es de Luis A. Salvarezza y Alejandro Osuna.

Publicada por la editorial rosarina Laborde, y con respaldo económico de la Municipalidad, es un trabajo en el que Salvarezza rescata setenta protagonistas del pasado reciente de la ciudad, a partir del patrimonio fotográfico del viejo diario La Calle, o para ser más precisos, de lo que se pudo rescatar de ese patrimonio, gracias a la labor tesonera de Alejandro Osuna.

Increíblemente, como demasiadas veces ocurre en nuestro país, gran parte del archivo del diario más antiguo de la ciudad, fundado en 1944, se ha perdido. Segun explica Salvarezza, de sus 78 años de actividad solamente se posee archivo fotográfico de una parte pequeña, “desperdigadas fotografías que pertenecen al período 1970-1990, estimativamente”.

De ese fondo fotográfico, Salvarezza y Osuna seleccionaron en esta primera entrega, vinculada a la cultura, los setenta personajes que integran el primer tomo. Anuncian en la introducción otros dos tomos, que estarán destinados a política y deportes.

El criterio de selección fue “convertir en protagonistas solo a los hombres y mujeres que cuentan con dos registros fotográficos por lo menos” en el archivo parcial consultado. El resultado son más de 240 páginas donde desfilan las imágenes y los datos biográficos principales (aunque con un nivel de detalle sobre vida y obra de cada persona que termina siendo algo desparejo).

Muchos de los protagonistas consignados están vivos, al tratarse un registro que llega hasta medio siglo hacia atrás. Desde Artemio Alisio hasta Teresita Zapata, desde Mario Barberan (en su faz carnavalera) hasta María Luisa Zaffaroni, el libro recorre las trayectorias culturales de cada persona, no así sus otros aspectos.

Se trata de un aporte fundamental, que seguramente se irá ampliando y revisando en próximas ediciones. Un punto débil de esta primera edición es, paradójicamente, el tratamiento de lo fotográfico. En la mayoría de los casos, las imágenes fueron reproducidas en dimensiones muy pequeñas, lo cual no hace justicia al eje vertebrador de la obra, que es precisamente el registro documental fotográfico. Las fotografías lucirían mucho más a toda página. Pero nada de ello le resta mérito al notable aporte que constituye la publicación al conocimiento de la historia reciente de la comunidad uruguayense, en especial por parte de las generaciones jóvenes.

 

“Historias del pasado uruguayense”: una colmena de recuerdos

“Historias del pasado uruguayense”, de Virginia Civetta y Carlos Ratto, lleva como subtítulo: “emprendimientos industriales, comerciales, culturales y sociales de Concepción del Uruguay”. Y su encanto reside allí, en ese registro de emprendedores, a veces en soledad, otras en familia y otras agrupando a otros soñadores, que concretaron en el pasado reciente de la ciudad ciertos hitos que marcaron a varias generaciones.

El trabajo de Virginia y Carlos fue editado e impreso en la Imprenta Municipal, cuenta con 180 páginas y casi un centenar de ilustraciones, muchas de ellas a todo color. Es un gran registro en ese sentido: página por medio hay una foto o un documento interesante respecto de las historias que se cuentan.

Los autores son también los impulsores y hacedores del sitio Concepción del Uruguay Historia y Turismo (ver enlace) y del programa radial de idéntico nombre en LT11, de donde surgieron o para los cuales se elaboraron originalmente estas narraciones.

“Historias del pasado uruguayense” cuenta la historia de emprendimientos que van desde fines del siglo XIX hasta fines del XX en Concepción del Uruguay.  Todos dejaron profunda huella en la comunidad de la Histórica y en la región, y un par de los cuales siguen activos.

Desde la panadería Ratto que abre el libro, hasta el comedor La Costera, que lo cierra, quienes se asomen a sus páginas podrán conocer la historia de la fábrica de jugos Erpen, del grupo musical Los Perlas (el más exitoso de la historia uruguayense hasta la aparición de Ke Personajes), los boliches Sarao y Al Garete, la comparsa Iemanjá, el vinagre Véspero, el Club Pescadores —pilar del actual Parque Sur junto con División—, la empresa constructora Nichele, el comedor El Porteñito, o los únicos dos emprendimientos historiados en el lbro que aún siguen activos: el restaurante La Delfina y la heladería Dany’s.

En la introducción, Virgina y Carlos explican que el criterio de selección fue “aleatorio o arbitrario”, ya que se eligieron siguiendo criterios “exclusivamente personales, de recuerdos o experiencias de los autores” pero también jerarquizando la posibilidad de contar con fuentes primarias para poder narrarlas con eficacia.

Como dice Laura Erpen en el prólogo, los autores de este libro “descubren fotos, nombres, rostros, épicas”, que permiten “celebrar o conocer rasgos fundantes de lo que es la Histórica”, y al darle un lugar en el presente a a uruguayenses “esforzados, creativos y éticos”, cuyas huellas inspiran y alientan.

Añadimos, a nuestro criterio, que las historias que narran en estas páginas no solamente ayudan a que protagonistas del pasado emerjan “entre la caprichosa niebla” que a veces impide verlo. Además transmiten valores acendrados en la identidad uruguayense, historias de esfuerzos individuales y colectivos significativos, de expresiones de fe pujante en una comunidad autónoma y orgullosa de su ser, que resurgen en cada una de las narraciones mediante una escritura prolija y cuidada.

Un dato muy relevante es que este libro, además de adquirirse en formato impreso, se puede descargar en forma gratuita en la Biblioteca Virtual de la Imprenta Oficial de la Municipalidad (en el siguiente enlace).

 

“Tres artistas uruguayenses", tres mujeres de la plástica

La tercera obra que comentamos, “Tres artistas uruguayenses”, también de Luis Salvarezza, se refiere a las plásticas Hilda Johnston (1924-1995), Olga Pais (1932-1985) y Mariela Suárez (1932-2017). Editado también por la casa rosarina Laborde, tiene 110 páginas y numerosas ilustraciones que recorren la notable obra artística de estas tres creadoras uruguayenses.

Sabíamos de este proyecto de Luis, porque nos lo contó cuando elaboramos el libro sobre “Mariela Suárez, artista”, editado por la cooperativa El Miércoles. Salvarezza rescata en esta obra la vida y la labor de cada una de ellas, de las cuales fue un amigo afectuoso y consciente de su valía.

Se trata de tres artistas muy diferentes en sus estilos, en sus motivaciones, en sus miradas. Y Luis se ocupa de señalar con puntillosidad aspectos de sus vidas, de sus distintas formaciones y vivencias, que contribuyen a comprender mejor los trazos esenciales de cada una de ellas. Como dice en el prólogo Luisa Baggio, “afina su oído, su mirada, interroga, dialoga, interpreta”, y “se implica en el flujo y cadencia del rio creativo de cada artista”, porque no se limita a analizar su profesionalidad o las técnicas utilizadas, sino que busca “descubrir o entender” el alma de la mujer artista, su necesidad de transparentar la verdad oculta que su labor artística trasunta.

De la inmensa obra escrita de Salvarezza, un costado notable y que se acrecienta con cada nuevo trabajo, es el que dedicó a hablar de otros artistas, a darlos a conocer, a dejar testimonio de su valía, a dejar claro que al menos alguien, Luis, era consciente y hacía saber, que ese poeta, aquella pintora, aquel escultor, merecen una atenta mirada y un reconocimiento que supera con creces los premios o salones conseguidos. Y con un mérito aun mayor por parte del inagotable Luis Alberto Salvarezza, el polígrafo de la Histórica: muchas veces ha llevado a cabo ese generoso y hondo tributo a sus pares antes de que el inexorable paso del tiempo privara a esos creadores del reconocimiento en vida. Y eso solo es un acto de entrega y generosidad que lo distingue y enaltece.

Este libro, digamos también, repara ausencias, vacíos. No solo nos permite conocer y ahondar en la obra de estas tres mujeres, artistas plásticas uruguayenses, Hilda, Olga y Mariela. Nos ayuda a sentirlas propias, nuestras, como creadoras. A incorporarlas connceptualmente como lo que fueron: artistas, moldeadoras de mundos personales —y muchas veces compartidos secretamente por muchas otras personas que lo ignoran—, y como tales, forjadoras profundas de la identidad de una comunidad.

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Concretarán un taller de dirección teatral y montaje de obra

Realizarán un "Taller breve de dirección teatral con montaje de obras". La actividad es organizada …