BNA
Inicio » Novedades » Una Pandemia muy desigual

Una Pandemia muy desigual

Desde la irrupción el COVID el 1 % más rico acaparó casi dos terceras partes de la nueva riqueza generada en el Mundo, el doble de lo que recibió el 99 % del resto de la humanidad. Un informe de OXFAM muestra cómo en América Latina ese fenómeno fue aún mucho más grave. El debate por los impuestos a los super millonarios vuelve a ponerse en el tapete.

 

Por GABRIEL MICHI (*)

 

Hay varios mitos sobre las consecuencias que dejó la Pandemia de COVID 19 en el Mundo. Y realidades que los refutan. Uno de ellos es que las consecuencias económicas fueron letales para toda la sociedad, sin distinción de su situación previa. Y, la verdad es que no es así. Así como la enorme mayoría de los seres humanos se empobrecieron por la Pandemia, un pequeño puñado de privilegiados se enriquecieron desproporcionalmente. Son los "ultra ricos" que en un contexto donde todos se hundían, ellos sacaron mayores ventajas. Y, en América Latina, el diagnóstico muestra aún más desigualdades, ratificando su tesitura de ser la región más inequitativa del Planeta. Así lo ratifica un nuevo informe de la organización OXFAM que señala entre sus conclusiones que el 1 % más rico del Mundo acaparó casi dos terceras partes de la nueva riqueza generada desde 2020 a nivel global (valorada en 42 billones de dólares). "Esto es casi el doble de lo que recibe el 99 % restante de la humanidad. La bonanza de este 1% se ha intensificado frente a lo que pasó durante la última década, cuando el 1 % más rico capturó alrededor del 50 % de la nueva riqueza", explica el informe.

 

El documento titulado “La ley del más rico” pone en debate uno de los temas más apremiantes que debería ser abordado en las reuniones que comenzaron dentro del Foro Económico Mundial en Davos. "Las élites se están reuniendo en la estación de esquí suiza en un contexto en el que la riqueza y la pobreza extremas en el mundo se han incrementado simultáneamente por primera vez en 25 años", contextualiza OXFAM.

En ese marco, Gloria García Parra, directora regional en OXFAM para América Latina y el Caribe, señala: "Latinoamérica ha sido la región más golpeada por la pandemia en el mundo. Y a pesar de ello, sus ultra ricos se han embolsado ganancias estratosféricas durante la crisis, en gran medida como resultado de los planes de estímulo inyectados con fondos públicos y su voraz aprovechamiento de las condiciones de mercado. Décadas de privilegios fiscales para los más ricos han sido elementos clave en el aumento de las desigualdades”.

Ratificando esa tendencia de mayor desigualdad vale decir que por cada dólar de nueva riqueza global que percibe una persona perteneciente al 90 % más pobre de la Humanidad, un milmillonario se embolsa 1,7 millones de dólares. "La fortuna de los milmillonarios ha crecido a un ritmo de 2700 millones de dólares diarios, desde 2020, cuando se inició laH pandemia hasta finales de 2022", sostiene OXFAM.

Y en el caso de América Latina la situación es aún más grave: En el contexto pandémico la riqueza de los 91 milmillonarios de la región creció un 21%, cinco veces más rápido que el PIB de la región durante el mismo período. "De estos 91 milmillonarios, 17 viven en países en los que no deben pagar ningún impuesto sobre herencias, donaciones o sucesiones: esto significa que pasarán más de 158.000 millones de dólares totalmente libres de impuestos a la próxima generación. Por otro lado, los salarios reales han perdido un 10% de valor (de 2020 a 2022) y 201 millones de personas (32,1% de la población total) viven ya en la pobreza. De ellos, 82 millones (13,1%) se encuentran en situación de pobreza extrema. A finales de 2022, la inseguridad alimentaria pasó a impactar a cuatro de cada diez personas (40%)", detalla OXFAM.

Y hay sectores donde ese incremento de las ganancias se profundizó mucho más. Así ocurrió en particular en la energía y la alimentación. Los actores que tienen su presencia en esas áreas clave son de los que más se han enriquecido durante la Pandemia (a lo que hay que sumar la guerra entre Rusia y Ucrania). Según las estimaciones de OXFAM, "95 empresas internacionales de energía y alimentación han aumentado en 256% sus beneficios en el 2022. Generaron unos beneficios extraordinarios por un total de 306.000 millones, y destinaron 257.000 millones (el 84 %) a remunerar a sus ya muy ricos accionistas. En América Latina y el Caribe, la alimentación, la salud, las finanzas y la minería han sido los principales sectores en que operan los nuevos milmillonarios de la región. Desde el inicio de la pandemia, la fortuna de tres de ellos ha crecido más del doble y para otros catorce, se ha incrementado en más del 50%".

Ratificando esa tendencia de mayor desigualdad vale decir que por cada dólar de nueva riqueza global que percibe una persona perteneciente al 90 % más pobre de la Humanidad, un milmillonario se embolsa 1,7 millones de dólares. "La fortuna de los milmillonarios ha crecido a un ritmo de 2700 millones de dólares diarios, desde 2020, cuando se inició laH pandemia hasta finales de 2022", sostiene OXFAM.

Y en el caso de América Latina la situación es aún más grave: En el contexto pandémico la riqueza de los 91 milmillonarios de la región creció un 21%, cinco veces más rápido que el PIB de la región durante el mismo período. "De estos 91 milmillonarios, 17 viven en países en los que no deben pagar ningún impuesto sobre herencias, donaciones o sucesiones: esto significa que pasarán más de 158.000 millones de dólares totalmente libres de impuestos a la próxima generación. Por otro lado, los salarios reales han perdido un 10% de valor (de 2020 a 2022) y 201 millones de personas (32,1% de la población total) viven ya en la pobreza. De ellos, 82 millones (13,1%) se encuentran en situación de pobreza extrema. A finales de 2022, la inseguridad alimentaria pasó a impactar a cuatro de cada diez personas (40%)", detalla OXFAM.

Y hay sectores donde ese incremento de las ganancias se profundizó mucho más. Así ocurrió en particular en la energía y la alimentación. Los actores que tienen su presencia en esas áreas clave son de los que más se han enriquecido durante la Pandemia (a lo que hay que sumar la guerra entre Rusia y Ucrania). Según las estimaciones de OXFAM, "95 empresas internacionales de energía y alimentación han aumentado en 256% sus beneficios en el 2022. Generaron unos beneficios extraordinarios por un total de 306.000 millones, y destinaron 257.000 millones (el 84 %) a remunerar a sus ya muy ricos accionistas. En América Latina y el Caribe, la alimentación, la salud, las finanzas y la minería han sido los principales sectores en que operan los nuevos milmillonarios de la región. Desde el inicio de la pandemia, la fortuna de tres de ellos ha crecido más del doble y para otros catorce, se ha incrementado en más del 50%".

 

(*) Artículo publicado en Mundo News. Se reproduce por gentileza de su autor.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Asamblea por el tarifazo: Presentarán un escrito con propuestas concretas

No quieren que se dilaten los tiempos en "cuestiones administrativas", y "exigen soluciones políticas inmediatas". …