Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Novedades » Caso López: reconocieron al policía que usó la humillante hidrolavadora

Caso López: reconocieron al policía que usó la humillante hidrolavadora

Desde las 9 y hasta las 21, este martes se desarrolló la segunda jornada del juicio a nueve policías y un médico policial imputados por la golpiza y vejámenes a Jorge López, el 25 de mayo de 2015 en el domicilio de su hermano y en la mismísima Jefatura Departamental Uruguay (Ver nota). En la última declaración ocurrió lo más relevante: nombraron al policía que manipuló la hidrolavadora con la que humilló a López. Y en una imagen se vio cómo un efectivo portaba gas pimienta.

 

Informe: JORGE RUBÉN DÍAZ de EL MIÉRCOLES DIGITAL

Colaboración: M.B y M.R.

 

Las declaraciones con 12 horas corridas no tuvieron receso intermedio porque el Tribunal decidió que fueran continuadas. En este día 13 testigos pasaron por la Sala de Audiencias del cuarto piso del edificio judicial uruguayense.

 

En primer turno lo hizo Diego Hernán González, un vecino que vive a media cuadra de la casa de Oscar López, hermano de Jorge. Como lo hicieron otros testigos que declararon en la causa vio los problemas que un par de chicas le ocasionaron a los policías, pero también observó el desenlace que desembocó en los disparos de balas de goma “por todos lados” y que “varios policías golpeaban a Jorge López”. “Supongo para quitarle el celular” con el que filmó las detenciones de las menores, arriesgó. Indicó, asimismo, que no vio policías heridos y que en un baldío del barrio donde ahora hay un galpón, era un lugar “donde se juntaban muchos jóvenes”.

 

“VI COMO LE DABAN PATADAS EN EL SUELO”

Norma Beatriz Eckart es concubina de Oscar López, también coincidió que el comportamiento de las menores “era horrible” hacia los efectivos policiales, vio a un uniformado que se cayó de una moto. Recordó cuando su cuñado, Jorge López, entró a la casa diciendo que le habían echado gas pimienta. “Por eso le pedí que se echara agua en los ojos”, dijo, pero que instantes después ingresaron policías con armas recortadas. “Él les pedía que no le pegaran. Vi que le daban patadas, no quise seguir mirando. Fue en el fondo de casa”.

Señaló también que Camila Villalba, su nuera –que en el juicio del año pasado declaró como testigo-, en la actualidad se encuentra con ataques de pánico y taquicardia. “Va a un psiquiatra. Cuando se enteró que debía volver a declarar, temblaba”, contó. Pese a estar en la lista para prestar testimonio como el año pasado, por el momento no fue citada.

Eckart recordó que días después de los hechos hizo la denuncia en la Jefatura Departamental Uruguay “por la forma en que ingresaron a mi casa”. “Les dije que si no tenían una orden no podían entrar y entraron igual. En el barrio jamás vi algo así con tantos patrulleros”, aseguró, y que tampoco vio policías lesionados. “Nunca vi que Jorge arrojara una piedra”, enfatizó tras un planteo de los abogados defensores, que le indicaron que ella lo había declarado en Fiscalía. Lo mismo sucedió horas más tarde con el testimonio posterior de su suegra, Juana Ramírez, cuando se sentó frente al Tribunal.

“NO QUIERE SALIR A LA CALLE”

En tercer lugar declaró Angélica Alsogaray, esposa de Jorge López. No estaba en el lugar de los disturbios, por lo que su experiencia comienza en la búsqueda de su pareja, ese día, cuando se enteró que se lo habían llevado detenido. En su relato indicó que su pareja “cambió desde aquellos días”. “Antes era muy activo, ahora no quiere siquiera salir a la calle, tiene vergüenza, no quiere que le pregunten sobre lo que pasó. Cuando se suspendió el juicio volvió con las pesadillas. Su irritabilidad aumentó. No quiere admitir que su vida cambió. La gente de su trabajo lo apoyó bastante, sobre todo con los olvidos que tiene a raíz, según el psiquiatra, por la medicación que toma”, explicó.

Recordó que cuando lo vio en el hospital Urquiza “tenía manchas de sangre, con un ojo con desprendimiento de retina, lo tenía como para afuera, estaba lleno de cables”. “Cuando volvió a casa mi hija, de por entonces seis años, no quería verlo porque decía que el papá era un monstruo. Tuve que llevarla a la casa de mi hermana durante una semana. Ahora lo ve un psiquiatra y un psicólogo”. Recordó que el día que liberaron a López fueron a su casa, se duchó y fueron a ver al doctor Maher para que lo revisara.

Los abogados defensores insistieron sobre la situación del hijo varón de Jorge López que se encuentra detenido en estos días, y pese al pedido de objeción de la Fiscalía por considerarlo impertinente, el Tribunal dio lugar al planteo: “Quiero saber si esa situación no afecta la salud psíquica de López”, justificó el abogado Damián Petenatti. “Eso es algo de ahora en cambio lo de Jorge viene desde hace cuatro años”, espetó Alsogaray cuando fue autorizada a responder por el Tribunal.

 

GAILLARD: “NO HUBIESE ENTRADO A LA CASA”

Durante más de dos horas estuvo declarando y respondiendo el actual Subjefe de la Departamental de Policía, seccional Uruguay, Luis Martín Gaillard, en ese entonces Jefe de la sección Investigaciones. Puntualmente, estuvo a cargo de las desgrabaciones de audios como de imágenes del celular de Jorge López en el lugar de las detenciones, como también de los videos de las cámaras internas en la Jefatura Departamental.

Imágenes por imágenes detalló los informes donde ingresaban los móviles por la parte trasera de la Jefatura Departamental. Las que registran la humillación de la hidrolavadora reconoció a varios efectivos policiales en el lugar, tanto de los que están imputados como quienes no lo están, entre ellos marcó a: Arias, Ocampo, Benítez, Jesús Miguel Asín, Federico Arbello, Jorge Valdéz, Eloy Fernández, Julio Peralta Igüini, la cabo Laura Bonatto, el cabo Marcos Montenegro, el oficial Nicolás Delerse, Federico Agrello, Juan José Asín, el oficial Mauro Helbes, Miguel Ángel Gamarra, Suffo, Miguel Del Valle, el agente Duarte, Marcelo Mosqueda, el comisario principal Claudio Albornoz. También reconoció a los efectivos de la Motorizada: al cabo Eduardo Troncoso y al suboficial Ángel Miño. Es decir, un total de 22 efectivos.

Sobre las imágenes del procedimiento en el barrio reconoció a policías y civiles, entre ellos a: Humberto Hortman, Eduardo Sánchez, Sergio Blanc, Luciano Batalla, Andrés García, Aníbal Oscar López, Francisco Borges y Leonardo Miguel Miño.

 

GAS PIMIENTA

El policía tiene gas pimienta en su mano.

Dentro de las imágenes detalladas y ampliadas en la sala se observó con detenimiento cómo un policía de la Motorizada, con pasamontaña y casco, posee en su mano derecha “un objeto cilíndrico” –Ver foto-, que según sus palabras “podría ser gas pimienta”, aunque Gaillard no lo afirmó, ya que no pudo corroborar quien arrojó ese elemento sobre el rostro de Jorge López. De todas maneras, aseveró que el gas pimienta no es un elemento que sea provisto por la Policía para sus efectivos.

Sobre la desgrabación del celular, explicó que la escuchó varias veces “para obtener la mayor fidelidad de las palabras, con auricular y con autoparlantes”. Ante el pedido del abogado Ostolaza leyó la descripción que hizo de la misma.

Consultado sobre el accionar de los policías que ingresaron a la vivienda de la manera realizada,  opinó: “Yo no hubiese ingresado al hogar, pero hay que ver la adrenalina de los funcionarios y estar en el momento”.

 

PROBLEMAS DE PAPELES Y DECLARACIONES

En la jornada también declararon Julio Peralta Igüini (jefe de calle) y los vecinos Cecilia Hartman y Armando Hartman. Este último confesó que no sabe leer y que los policías le hicieron firmar “un papel” sin que se lo leyeran, donde se refleja el accionar violento de los vecinos hacia ellos y el visto bueno al secuestro de armas blancas.

El perito policial Héctor Jacquet también declaró durante más de una hora. Estuvo a cargo del relevamiento de las huellas de sangre tanto en el domicilio de Oscar López como en el pasillo interior de la Jefatura Departamental. La Defensa lo indagó sobre sus métodos de trabajo.

Juana Ramírez es la suegra de Oscar López, tiene 77 años y estuvo observando lo ocurrido esa fría mañana en su barrio. Negó -pese a que le mostraron su declaración en la Fiscalía- que haya señalado “que Jorge López habría arrojado piedras a los policías”. Se disculpó por “su memoria, por la edad” pero cree “que esas palabras las habrán puesto después”. Sí recordó cómo un policía que iba en moto por calle Sarmiento se cayó.

El gas pimienta no es un elemento que sea provisto por la Policía para sus efectivos.

El suboficial Miguel Adrián Duarte estaba en la Guardia Especial ese día, manifestó que ese día vio a los tres detenidos en el patio interno, uno de ellos “aparentemente mojado y golpeado”, y agregó: “Después supe, por repercusiones, que decían que lo habían lavado con una hidrolavadora en el puesto 3”. En uno de los videos reconoció a sus pares Del Valle, Montenegro y Garcilazo.

Walter José Almada es el comisario principal a cargo de la Comisaría de Pronunciamiento. Ese día traía la correspondencia desde esa localidad. Contó que ingresó por la parte de atrás de la Jefatura y vio a los detenidos sentados en el patio, sobre un cantero. “Hablé con Eloy Fernández y él me pidió que lo atendiera a López, me alcanzó elementos de higiene y le limpié la cara. López me solicitó que le aflojara las esposas”.

 

LO QUE PASÓ EN LA SEGUNDA Y LOS INFORMES

Luego fue el turno del Jefe de la Comisaría Segunda, comisario principal Sergio Tomás Soldá. El barrio de López está bajo su jurisdicción. Según su relato estaba durmiendo esa mañana cuando lo llamó el entonces jefe de Operaciones, Eloy Fernández, para decirle que había disturbios, móviles dañados y personal herido, pero que los detenidos ya estaban en la Jefatura Departamental.

Soldá aclaró que en principio se preocupó por la salud del suboficial Ortmann, quien -afirmó- había sido agredido por una de las chicas detenidas en ese procedimiento que opuso resistencia, a raíz de eso fue internado en el hospital Justo José de Urquiza. Después empezó a recibir denuncias de los funcionarios policiales. “Entre ellos recuerdo a Asín porque tenía algo puesto en la cabeza”, reveló. “El suboficial Vittón, entonces a mi cargo, me dijo que debían llevar a López al Hospital. Lo recibió el médico de Guardia, quien pidió por el doctor de la Policía. Después Valdez se fue conmigo y Vittón a la Segunda donde hizo un nuevo informe”, contó.

Recordó que fue al Hospital y ahí habló con el médico de Guardia y con Jorge Valdez por la salud de López. Dijo que puso en conocimiento a la fiscal Melisa Ríos de lo sucedido. Cuando lo consultaron sobre las actas de las actuaciones explicó que fue “el oficial Losa el que trabajó con los instructivos” y luego amplió sobre los partes de novedad que reciben los jefes de comisarías sobre los diferentes hechos. En este caso, él lo recibió del oficial Celestino Borges, donde se detallaba “la agresión recibida por los policías por parte de los hermanos López y los vecinos de ese barrio”. Borges es uno de los imputados de esta causa.

 

“SIN QUE ME CONSTE CREO QUE DEL VALLE MANIPULÓ LA HIDROLAVADORA”

Por último, declaró el jefe de Inspección, Walter Nicolás Delersse. Dijo que ese día estaba en la Jefatura Departamental y lo vio al sargento Asín lesionado. Aseguró que recibió la orden del comisario Fernández de trasladar a los detenidos a la Comisaría Primera, pero que se opuso porque primero tenía que hacer otros traslados, aunque tras la insistencia tuvo que cumplirla “por cuestiones de jerarquía”. Y después amplió: “No eran mis detenidos y uno de ellos estaba defecado. La unidad que hace una detención se hace cargo de los detenidos”, explicó.

De todas formas, aseguró que cumplió con las órdenes impartidas: “Personal a mi cargo los llevó al fondo y los llevamos a la Primera”. Cuando le preguntaron si sabía quién había manipulado la hidrolavadora contestó, para sorpresas de todos: “Sin que me conste, supuestamente fue el sargento Del Valle. No sé quien lo dijo, no sé si fue él mismo. Ya no recuerdo”. Tanto Del Valle como Arbello, Montenegro y Duarte eran personas a su cargo. En su declaración del 24 de abril del año pasado en el juicio fallido, Delersse no dio ningún nombre sobre quien usó esa hidrolavadora. (Ver nota). Del Valle no se encuentra imputado en la causa.

 

click en las imágenes para ampliar

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

El ranking de las PASO uruguayenses

¿Cómo quedaron los 15 precandidatos si se los ordena por los votos recibidos, más allá …