Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Cultura » Ciclo "Acá Sonamos": Guille Lugrín presentó su último disco en el Colegio del Uruguay

Ciclo "Acá Sonamos": Guille Lugrín presentó su último disco en el Colegio del Uruguay

En el salón del Colegio del Uruguay se presentó este sábado el nuevo trabajo discográfico del cantautor de música entrerriana de raíz folklórica, Guille Lugrín, titulado "Los últimos".

 

Fotos MARIO BOTTARLINI

 

La presentación se realizó en el marco del ciclo “Acá Sonamos” –que organizan el Movimiento de Costa a Costa El Miércoles Comunicación y Cultura Cooperativa de Trabajo Ltda– y a la vez fue en la celebración de los 170 años del Colegio del Uruguay.

Durante la presentación, Américo Schvartzman hizo una síntesis de esta obra de Guille. La reproducimos textualmente a continuación:

LOS ÚLTIMOS

Leon Tolstói escribió que "las personas son como los ríos: el agua es en todos la misma, pero cada uno es más angosto aquí, más rápido acá; allí más lento, allá más ancho; a veces limpio, a veces turbio; más frío, más cálido... Cada uno lleva en sí los gérmenes de todas las cualidades humanas, pero a veces se manifiesta una cualidad, otras veces otra y la persona se torna diferente de sí, a la vez que sigue siendo la misma".

Este río que es el Guille Lugrin sigue cambiando y a la vez siendo fiel a sí mismo y a esas cualidades. Su tercer trabajo solista … digo “solista” entre comillas, porque es toda una paradoja, que le digamos “solista” a algo que es tan, pero tan profundamente “muchos”, tan personal y colectivo a la vez, tanto en su concepción como en sus búsquedas y en sus fundamentos…) su tercer disco, decía, titulado “Los últimos”, ya desde el ramito de marcela en la portada, convoca a recuperar dignidades desde lo profundo de la identidad, dignidades a veces olvidadas, a veces aplastadas, a veces ignoradas. Esta nueva obra se enmarca en un movimiento colectivo del cual Guille es uno de los animadores y (me parece) tiene plena conciencia del trabajo fascinante pero titánico que implica, de los desafíos a los que se animan quienes impulsan este Movimiento De Costa a Costa.

Por eso cuando me pidió que dijera algo hoy, me pareció interesante tomar esa imagen para mostrar lo que veo en este disco de Guille: un tránsito torrentoso, seguro de sí pero difícil de encauzar como todo lo que es genuinamente vital, un fluir alimentado por dos cursos fluviales, por dos arroyos que confluyen en un mismo río caudaloso: por un lado, la decisión de interpretar a sus referentes (de antes y de ahora, que como los pájaros de Sampayo, no reconocen las fronteras inventadas por la mano humana. Por el otro sus propias obras, sus propias canciones y poemas, que lo revelan como una de las voces creativas más novedosas y originales de nuestro ámbito.

Por eso en “Los Últimos”, en el primero de esos arroyos, en el que tiene que ver con registrar de dónde viene y adónde va el rio Lugrin, conviven la recuperación de músicas y palabras casi ignoradas –fuera de ámbitos muy especializados–, como las de Abelardo Dimotta o el gran poeta Marcelino Román, junto con canciones de Pocho Gaitán o Facundo Torresán, y entre ellas, siempre, Anibal Sampayo. Y en el otro curso que confluye aparecen los desafíos, las creaciones propias como la poderosa “Sin Estribillo” o “¿Quién cabalga con Artigas?” –con la complicidad autoral en la música de Juan Martín Caraballo– al lado de los homenajes poéticos a Dimotta y a Marcelino Román, al que Guille le puso música pero también le ofrenda sus propias palabras, cacheteando dulcemente a quien está dispuesto a escuchar, como diciéndole: enterate, conocé, sumergite en este río imponente, caudaloso, del que ni noticia tenías...  ¿O acaso yo sabía quién había sido Abelardo Dimotta antes de que el Guille y sus compañeros de Costa a Costa me contaran su historia a través de la música?

¿Y por qué “Los ultimos”? Porque su disco pone un foco expresivo e iluminador sobre los postergados, los olvidados, los rechazados… Aquellos que describió Juanele Ortiz, los ultimos, son

“los   que   esperan,  (...)  al  azar de  los  días  que se cierran

sobre  los  restos

de  su   esperanza,   (...)

a la intemperie de su país...”

Por eso conviven en él la denuncia dura y sentida sobre los humillados de la tierra con el homenaje a Artigas, la recuperación musical de la jugada voz poética de Marcelino Román, con la vibrante música de Abelardo Di Motta, la evocación de la abuela o del poblador rural que debió dejar su pago con el amor que aparece como una forma de lucha. “Este disco es un modo de reconocer que todos somos últimos en algo, para poder ponernos en el lugar del otro y entenderlo”, dice el Guille: “No busqué rescatar historias lacrimógenas sino demostrar que los últimos crean, resisten y aman”. Como la historia de amor en “Este querer” o en “Abre los ojos amor”, de Sampayo.

Somos ríos. Lo supo Tolstoi y lo supo Juanele Ortiz. "El paisaje es una relación", escribió Ortiz; relación no en tanto disposición de las cosas en un espacio, sino como un complicado intercambio entre elementos objetivos y subjetivos. Lo sabe el Guille. Pero cada uno de esos ríos que somos las personas estamos todos conectados y separados a la vez, y seamos conscientes o no, al correr del tiempo, parte de lo que hacemos va cambiando el lecho o el curso del río. Sí, los ríos se adaptan al territorio que surcan, pero al mismo tiempo lo van cambiando, a veces lo dañan, a veces le dan vida, le dan frescura mientras transportan y transmutan moléculas que tienen millones de años. Los Ultimos habla de eso, rescata con nombre e historia a algunos de aquellos ríos bravos de los cuales quiere ser extensión Guille. Pero los Ultimos son también esos sin esperanza de los que hablaba Ortiz. De ellos habla también el Guille y a ellos quiere cantarles.

 

 

click en las imágenes para ampliar

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Inauguraron la triple exposición en homenaje a Artemio Alisio

La Municipalidad de Concepción del Uruguay decidió homenajear al artista plástico Artemio Alisio, en el …