Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Cultura » El adiós a la querida Mechi Nadal

El adiós a la querida Mechi Nadal

Activa hacedora cultural, la música atravesó la vida y las pasiones de Mercedes Nadal. Concepción del Uruguay despide a una hija querida.

 

Por A.S.

 

Este martes 19 de diciembre, Concepción del Uruguay se fue enterando, en el transcurso de la jornada y mediante las redes sociales, de la partida definitiva de una de sus hijas queridas. Mercedes Nadal, Mechi para todos quienes la conocían, había fallecido estando de viaje.

Mechi, que en agosto había cumplido 66 años, era nacida en Concepción del Uruguay, hija de un uruguayense que también supo ser parte importante de la vida cultural de la ciudad: don José Augusto Nadal Sagastume.

Desde muy niña su gran pasión fue la música, impulsada por su familia y a la que le dedicó toda su vida: integró y dirigió conjuntos corales, fue profesora de música en diferentes niveles y modalidades del sistema educativo, y dirigió la Escuela de Música “Celia Torrá”, esa institución nacida en el seno de la municipalidad e incorporada luego a la UADER –precisamente durante la gestión de Mercedes Nadal. Dirigió también el coro de la UTN. Y nunca dejó de estudiar, de formarse, de ampliar sus horizontes y empujar los de los demás. Era egresada del Instituto de Formacion Docente “Dra. Carolina Tobar García” y ya en su madurez, cursó en la UTN la Licenciatura en Tecnología Educativa.

Como era esperable para quienes la conocieron, después de jubilarse, Mechi no mermó un milímetro en su pasión: por el contrario, integraba la asociación “Amigos de la Música” y, como dijo Marcela Méndez en su emotiva despedida, pasó la antorcha a las jóvenes generaciones, pero siempre participando, “con su experiencia y sabiduría, acompañando, guiando y aconsejando”.

Mechi falleció de manera inesperada en Chicago (EEUU) adonde había ido a pasar unos días junto a la familia de su hija María Luisa, destacada arpista, y sus nietos. Mercedes estaba divorciada y en su vida cotidiana se reflejaba su actitud incansable y juvenil ante la vida: en una curiosa nota sobre “abuelos activos”, hace pocos años, contaba que jamás estaba “offline”, es decir desconectada. Al contrario: “Tengo tres cuentas de correo electrónico, uso un iPhone 4 y una iPad 3. Además, pago a Skype para llamar a bajo costo a distintos países, y tengo un dispositivo llamado Magic Jack con un número telefónico de Estados Unidos para llamar a líneas fijas de ese país, donde vive una de mis hijas, y de Canadá, donde reside mi hermano. Como mis cuatro hijas están en distintas ciudades, armamos un grupo en WhatsApp para estar comunicadas todo el día. Es increíble lo que nos divertimos a través de este medio, en el que sólo falta mi hijo varón. Él no participa porque dice que hablamos muchas pavadas”, contaba entre risas Mechi.

Junto a su hija María Luisa Rayan.

Recientemente Mercedes, que formaba parte de la comisión de Pro-Arte Amigos de la Música (entidad proxima a celebrar sus 70 años de actividad), dirigió junto a Lorena Gutiérrez el coro de niños Crescendo de la Sociedad Italiana.

Llena de energía y de capacidad para transmitir su pasión por la música, fue enorme la cantidad de uruguayenses que se llenaron de congoja en las últimas horas, al enterarse de su fallecimiento. Ese pesar se expresó en incontables manifestaciones de dolor y de cariño por Mechi, que circularon en las calles de la ciudad y en las redes sociales en las que se encuentran sus pobladores.

La arpista, docente y escritora uruguayense Marcela Méndez –que reside en Paraná– le dedicó a Mercedes unas breves y sentidas palabras en su muro al conocer la noticia. Aquí reproducimos parte de esa despedida.

“Hoy no encuentro las palabras. Porque no nos preparamos para despedirte, Mecha. Decidiste partir con la frescura y facilidad con la que siempre pudiste llevar adelante cada aspecto de tu vida por más difícil que el momento fuera.

Fuiste Madre no solo de tus hijos sino de quienes tuvimos la bendición y la fortuna de ser parte de tu vida. La maternidad la expresaste no solo en la vida de tus hijos sino también espiritualmente a través de la belleza, la música, que atravesó tu vida y que trajiste en el linaje familiar, fue un motor más que importante.

Fuiste maestra, fundadora, promotora, hacedora incansable. Refundaste Amigos de la Música y le diste nuevo impulso con Pro Arte Amigos de la Música, y como sabia mujer, entendiste que había que pasar la antorcha a las jóvenes generaciones, pero te quedaste ahí con tu experiencia y sabiduría acompañando, guiando, aconsejando.

(…) Como dice San Agustín, no estarás fuera de nuestra mente, de nuestro recuerdo y de nuestro corazón porque estés fuera de nuestra vista. Buen viaje Mecha: ya estás en el mundo espiritual y desde ese lugar nos vas a guiar y acompañar. Tu ternura maternal, tu cariño, tu alegría, tu resiliencia, tu sabiduría y tu amor permanecerán por siempre entre todos nosotros tus queridos amigos y compañeros de camino”.

 

Foto: Facebook de Marcela Méndez

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Diego Cherot: “Obviamente estamos del lado de las víctimas”

El presidente del Club Regatas Uruguay, Diego Cherot, dijo que el entrenador Humberto Quinodoz fue …