Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Entrevistas » Vanina Politi: “El Hospital Urquiza está preparado para la legalización del aborto”

Vanina Politi: “El Hospital Urquiza está preparado para la legalización del aborto”

La médica especializada Vanina Politi integra el Servicio de Obstetricia en el Hospital de Concepción del Uruguay. En este diálogo, explicó la necesidad de una ley para que la mujer no sea juzgada ni penalizada. Además destacó que en el Hospital “nadie juzga a una mujer sea cual sea la decisión que haya tomado.

Por ANALÍA HERNÁNDEZ

Nota relacionada: “Hay más de cien abortos anuales en Concepción del Uruguay”

El 8 de agosto venidero se tratará en el Senado de la Nación el proyecto que propone despenalizar y legalizar las interrupciones voluntarias de embarazos en la Argentina, que ya tuvo media sanción en la Cámara de Diputados. Si se aprueba tal cual fue enviado, será Ley de la Nación. Si el Senado realiza modificaciones, deberá volver  a la cámara baja para su tratamiento.

Ximena Vanina Politi –aunque todos le dicen Vanina– es médica especialista en Ginecología y Obstetricia, graduada en la Universidad Nacional de La Plata, y es instructora y médica del Servicio de Obstetricia del Hospital Urquiza de Concepción del Uruguay.

La profesional dialogó extensamente sobre el tema con el programa “En la víspera” que se emite los martes de 21.30 a 23.30 por LT11 Radio Nacional Concepción del Uruguay  como por Radio Uner.

Explicó la necesidad de una ley “para que la mujer no sea juzgada ni sea penalizada por decidir interrumpir un embarazo”. También dijo que el Hospital público de Concepción del Uruguay tiene todo lo que se necesita si la Ley sale: “no requiere modificaciones de infraestructura ni de personal”.

“Hay médicos preparados, hay quirófanos preparados, simplemente será una cuestión de organización nada más”

Destacó la labor que realiza el personal del nosocomio: “Todos los casos se atienden por igual, en el Hospital nadie juzga a una mujer sea cual sea la decisión que haya tomado”. Asimismo, reivindicó el derecho de la mujer a decidir: “Todos tienen derecho a elegir, los que piensan una cosa y los que piensan la otra también, así que se pueda hablar del tema es algo sumamente positivo”.

La entrevista fue la siguiente:

“TODOS LOS CASOS SE ATIENDEN POR IGUAL”

-¿Cuál es tu opinión acerca de la necesidad de despenalizar o de legalizar la interrupción voluntaria del embarazo?

Hace unos días estuvimos ahí en una de las carpas con varias mujeres charlando, estuvimos junto con otras mujeres que trabajan para la salud, dentro de ellas una de las obstétricas que está conmigo en el Hospital, charlando del tema y sirvió para informar. Puntualmente hablo de eso porque estoy ahí, y hay muchos que no conocemos muchas otras cosas de la ley, me parece que se está hablando sobre no penalizar o no juzgar a la mujer que decide interrumpir voluntariamente el embarazo.

Creo que los médicos que trabajamos en el servicio de obstetricia del Hospital, lo hacemos con las dos vidas, uno no puede elegir entre una vida que es la de la mamá, y otra vida que es la del bebé. Claramente no queremos que le pase esto a ninguna mujer que decide, pueda cualquiera de los que está escuchando estar de acuerdo o no, pero supongo en que todos coincidimos en que nadie quiere que una  mujer se muera. Esto está claro, por lo tanto, una cosa es que la mujer no sea juzgada, que no sea penalizada por decidir hacerlo, claramente esta ley es para eso y me parece que la mujer tiene derecho de elegir qué hacer con su cuerpo.

Dentro de este proyecto hay varias cosas que probablemente falte difundir , como es el derecho a la información que tiene antes de tomar una decisión o el derecho que tiene de elegir un método anticonceptivo, también incluye la información de todos los métodos anticonceptivos y  la Ley de Salud Sexual y Reproductiva.

Todos esos temas en el Hospital se tratan, todos los casos se atienden por igual, eso también es importante que lo sepan, en el hospital nadie juzga a una mujer sea cual sea la decisión que haya tomado, uno simplemente a veces indaga y pregunta porque las medidas que se toman son diferentes a las que, por ejemplo, concurren con la perdida espontanea. Pero la realidad es que nadie las juzga, no se hace una denuncia cuando una mujer manifiesta que hizo algún procedimiento para detener su embarazo, y eso me parece no se sabe. Hay temor de expresar lo que pasó, lo que decidieron o en qué circunstancias.

– ¿Qué protocolo sigue nuestro nosocomio local en el caso que concurra una mujer que expresa su deseo de interrumpir el embarazo?

Hoy tenemos varios consultorios, varias maneras de poder ir guiando, consultorios definidos, y una vez que la paciente está embarazada y manifiesta ese deseo, lo que se hace básicamente es informar. Primero se informa. Hoy en día y dado que todavía no está vigente la aplicación de la ley, no se va a internar ni ningún médico va a hacer ningún procedimiento para interrumpir el  embarazo. Tenemos muchísimas maneras de informar a la paciente, que comprenda  lo que pasa, que cosas no tiene que hacer, de cómo se tiene que controlar y en caso de que suceda algo, cuando tiene que concurrir al Hospital. A ninguna se la deja de atender porque haya decidido voluntariamente interrumpirlo, en comparación con otra que lo deseaba y lo perdió espontáneamente. Pero hoy en día lo que se hace es eso, informar a través de distintos consultorios como tiene que enfrentar esta situación. Trabajamos junto con el servicio de salud mental, muchas mujeres necesitan un apoyo de ese tipo también, así que se les ofrece desde el servicio.

-¿Ustedes tienen algún registro de los últimos años de mujeres en esos casos?

En realidad, el registro existe en el servicio de ginecología, pero como una lista de diagnóstico, con qué diagnóstico se internó la paciente y egresó la misma. En ningún caso consta si la paciente que concurre con un aborto fue provocado o espontáneo, pero básicamente porque muchas veces el médico no consigue esa información. Pero si está el registro simplemente de las pérdidas de los embarazos que es más general en realidad.

-El Miércoles publicó dos notas diferentes en marzo y septiembre del 2005, con datos que proveyó el Hospital Urquiza, de Concepción del Uruguay sobre el año 2004 que se detectaron 150 casos anuales, ingresos por situaciones derivadas de abortos incompletos o de complicaciones de salud. Los datos actuales hablan de 119 en 2016 y el año 2017 fueron 112.

Hoy en el Hospital se hacen cerca de mil nacimientos por año. Son datos,  no está sesgado ese número, porque la paciente que entra con ese diagnóstico entra a la estadística al margen de la causa de esa pérdida.

– ¿El Hospital de Concepción del Uruguay está preparado para hacer frente a la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo?

No se necesita ninguna modificación, hay médicos preparados, hay quirófanos preparados, simplemente será una cuestión de organización nada más, no se requiere en caso de que se aplique la ley modificar nada para que se lleve a cabo.

A ninguna se la deja de atender porque haya decidido voluntariamente interrumpirlo, en comparación con otra que lo deseaba y lo perdió espontáneamente

-¿Por qué razón han bajado la cantidad de casos?

Por ahí soy ilusa, pero bueno vamos a pensar que en el Hospital hay una generación de médicos muy comprometidos, muchos que están con la ley de procreación responsable y a cada mujer que tiene su bebé, desde las parteras que son las que tienen ese contacto inmediato, les dan una charla informativa sobre los métodos anticonceptivos, se les hace llegar toda la información que necesitan. Muchas pacientes se van del Hospital con un método anticonceptivo. La realidad es que hoy está al alcance de muchísimas.

-¿Crees que va a ser ley, que lo aprobará el Senado?

Creo que sí. La verdad que la movilización, si bien esto me parece a mí ha sido un pedido desde hace mucho y me acuerdo que en programas de televisión era mala palabra. Es un logro enorme que en todos lados se habla, que todo tengan la posibilidad de opinar una cosa u otra, pero básicamente sin ser juzgados por lo que cada uno piensa. Todos tienen derecho a elegir, los que piensan una cosa y los que piensan la otra también, así que se pueda hablar con tanta libertad sobre el tema la verdad que es algo positivo.

Entrevista realizada por Américo Schvartzman y Analía Hernández. Colaboración: Lic. Agustina Ledesma Barbuto.

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Ex alumna de María Auxiliadora denunció intentos de pedofilia y el silencio cómplice de sus autoridades

Una situación actual llevó a que se ventilen hechos denunciados que habían sido denunciados por …