BNA
Inicio » Cultura » A modo de protesta teatralizaron el remate de la pirámide y otros edificios históricos de la ciudad

A modo de protesta teatralizaron el remate de la pirámide y otros edificios históricos de la ciudad

Organizaron una protesta "artística" en La Histórica, ante "La ley ómnibus" que envió el Presidente de la Nación al Congreso que incluye medidas sumamente perjudiciales para la actividad cultural del país.  Además de la situación por el Instituto Nacional de Teatro, reclamaron por la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares, por el Fondo Nacional de las Artes y el Instituto de Cine, se manifestaron por varias cuestiones puntuales.

 

REDACCIÓN de EL MIÉRCOLES

Foto: EL MIÉRCOLES

La actividad de reclamo fue en la plaza Ramírez el sábado 30 de diciembre a la noche; fue impulsada por los y las teatreros/as autoconvocados/as uruguayenses.

Hubo varias performances que fueron haciendo los distintos actores y actrices que estaban caracterizados con distintos personajes.

Una de las recreaciones fue la de un remate de edificios públicos. La actriz que se presentó como martillera fue Karina Resnisky, iba anunciando lo que privatizaban: estaba en venta la pirámide de la Plaza Ramírez, el Colegio Nacional, y los edificios históricos que están a la vuelta de la plaza principal de la ciudad, también nombraban algunas empresas del Estado. El público acompañó las escenificaciones.

Las actrices Patricia Miotto y Carina Resnisky interpretando una perfomance del remate de edificios y monumentos históricos que son parte del patrimonio uruguayense.

Participó un grupo de improvisación teatral uruguayense que se llama "El Clap", hicieron una lectura- megáfono en mano- a cargo de  Patricia Miotto y Nancy Quinodóz. Leyeron el documento que se reproduce al final de la nota.

Luego una joven  interpretó "No llores por mí, Argentina".

Justo al momento de esa actividad de  protesta se desarrollaba el  tradicional desfile de ropa antigua, los y las modelos se sumaron al reclamo.

Apareció el personaje de "Inodoro Pereyra", la creación del Negro Fontanarrosa, que recitó un par de frases del Martín Fierro.

La actriz Griselda Mona Gastiasoro interpretó un texto al igual que Karina Resnisky que lo hizo con un poema.

Todo terminó con un grupo de cuerdas de tambores y la marcha en los alrededores de la plaza Ramírez.

Hubo varios actores caminando disfrazados entre la gente, interpretando distintos personajes, dándole un tinte menos formal que las tradicionales protestas de gremios y partidos políticos, fue como corresponde: artístico.

El documento leído es el siguiente:

Teatristas Autoconvocadxs de Entre Ríos decimos NO al Proyecto de “Ley Ómnibus” del Poder Ejecutivo Nacional

Desde el colectivo Teatristas Autoconvocadxs de Entre Ríos nos pronunciamos en contra del DNU y el proyecto de la “Ley Ómnibus” enviado al Congreso de la Nación, ya que consideramos que estas medidas atentan contra el sistema democrático constituido luego de la última dictadura militar y contra los derechos que conquistamos trabajadores de la cultura durante décadas.

Estas modificaciones perjudican nuestros logros en materia de derechos culturales y nuestro campo laboral ya que afectan directamente el pleno funcionamiento de organismos de fomento y promoción a la cultura. El proyecto de “Ley Ómnibus” propone la desaparición del Fondo Nacional de las Artes y del Instituto Nacional del Teatro, la modificación del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales y la Comisión Nacional de Bibliotecas populares, organismos claves para el desarrollo de las prácticas artísticas y el acceso a las mismas por parte de la población.

El Instituto Nacional del Teatro tiene 25 años. Existe gracias a la extensa e histórica lucha del campo teatral, tras la aprobación de la Ley Nacional del Teatro N° 24.800. El INT se constituye como organismo rector de la promoción y apoyo de la actividad teatral y autoridad de aplicación de la misma. Nuestra ley fue modelo en materia de legislación
cultural a nivel internacional y sirvió como referencia para las leyes de teatro provinciales; entre ellas, la Ley de Teatro Independiente N°10.931, de la Provincia de Entre Ríos sancionada en octubre de 2021.

Desde sus inicios, el INT destina planes de fomento a través de distintas líneas de subsidios, becas y programas brindando apoyo en todo el territorio nacional. Se desempeña de manera autárquica y federal, tanto en su funcionamiento como en la designación de su presupuesto. Los recursos que sostienen la actividad del INT provienen del 10% de los ingresos de ENACOM (antiguo COMFER) sobre los impuestos a las publicidades en radio y
televisión; más un pequeño porcentaje de los impuestos al juego de lotería nacional (impuestos preexistentes a la Ley de Teatro Nacional). Toda la información vinculada al funcionamiento del organismo y al destino de dichos fondos son de público conocimiento, ya que se difunden en su sitio oficial, lo que respalda y garantiza su transparencia.
Sólo en los últimos tres años el INT ha otorgado alrededor de 10.500 aportes beneficiando a más de 700 salas, más de 4.000 elencos y obras teatrales, más de 600 festivales y ciclos teatrales, más de 300 becarios y publicando 60 libros, en todo el territorio nacional. En Entre Ríos:

- 13 Salas de teatro distribuidas en toda la provincia reciben apoyo para su funcionamiento.
- 12 encuentros y festivales que se realizan todos los años reciben aportes del INT.
- 75 obras de teatro recibieron apoyo para su producción en los últimos 3 años. Estos espectáculos pudieron realizar funciones en salas de teatro independientes, escuelas, clubes, plazas y centros barriales.
- 25 obras de teatro hicieron funciones por todo el país gracias a la convocatoria de giras del 2023.
- 8 libros de temática teatral tuvieron aportes del INT para concretar su publicación en los últimos 3 años.
- 10 becas de estudio, perfeccionamiento e investigación se otorgaron a personas y grupalidades en los últimos 3 años. Además, fueron premiados historiadores y artistas reconocidos por su trayectoria teatral.

En estas dos décadas y media de funcionamiento, la existencia del INT ha fortalecido el desarrollo y el crecimiento del teatro en cada rincón de nuestro país; propiciando una transformación social hacia prácticas lúdicas, creativas, participativas y comunitarias que garantizan el derecho a la cultura, la imaginación y el disfrute.

El rol del Estado, junto a los organismos antes mencionados, es fundamental para el sostenimiento de artistas, elencos y salas de teatro independientes. Gracias a su aporte muchos encuentros teatrales en diferentes localidades de la provincia han sido posibles, y de manera gratuita para las y los espectadores. Así como también fiestas populares en las cuales participan y han participado elencos de diversas expresiones artísticas. Sin este apoyo podrían subsistir solamente las grandes producciones que, generalmente, se desarrollan en ciudades de gran densidad demográfica. Esto supondría la falta de pluralidad y la centralización del acceso a la cultura y ocasionaría como resultado que ciudades y pueblos de muchas provincias de nuestro país se vieran impedidas de acceder a la igualdad de oportunidades culturales.

El INT, el FNA, el INCAA y la CONABIP no sólo promueven el trabajo de miles de personas, sino que también favorecen a la profesionalización de artistas, investigadores, gestores y técnicos/as, ofreciendo posibilidades de formación para todas aquellas personas que quieran especializarse, multiplicando así una mirada sobre las artes como un campo laboral y generando nuevos rubros de trabajo y crecimiento.

En el proyecto de ley presentado por el ejecutivo nacional existen innumerables factores que alteran indirectamente a nuestra actividad:
● La derogación de la Ley 24.800 no solo impactará de manera negativa en las fuentes de ingreso de quienes realizan actividades artísticas, sino también en la gran cantidad de trabajadores del INT, quienes quedarán en situación laboral irregular y precaria.
● La criminalización de la protesta en general y, en particular, a todo tipo de manifestación. Específicamente, en el artículo 333 se establece que “toda reunión o manifestación deberá ser notificada fehacientemente ante el Ministerio de Seguridad de la Nación” y que se entiende por “reunión o manifestación (...) a la congregación intencional y temporal de tres o más personas en un espacio público”. En consecuencia, toda práctica escénica que suceda en la vía pública, conocida tradicionalmente como arte callejero, estará sujeta a la censura de las fuerzas represivas del Estado y la persecución de sus realizadores.
● La anulación de la llamada Ley de Alquileres (establecida en el DNU presidencial), sumada a la falta de financiación estatal, haría peligrar el sostenimiento y la existencia de las salas teatrales independientes de nuestro país.
● La desregulación de las relaciones comerciales y laborales, los despidos -que han empezado a hacerse efectivos- en áreas estatales y la suba de precios en combustible, alimentos, objetos y servicios, afectaría a la economía de la ciudadanía en general, disminuyendo las posibilidades de desarrollo de la actividad teatral.
Desfavoreciendo la recaudación por parte de elencos y salas a través de la venta de entradas a espectáculos.
Por todo lo expuesto, como colectivo de Teatristas Autoconvocadxs de la Provincia de Entre Ríos, entendemos que la propuesta del poder ejecutivo socava profundamente el alcance de los bienes culturales por parte de la población, desintegrando las redes comunitarias que sostienen los vínculos sociales en diversos puntos del país, restringiendo el acceso a la cultura de sectores excluidos o inaccesibles según las reglas del mercado.

Expresamos nuestro enérgico repudio al proyecto presentado porque en su forma y contenido, entendemos su proceder inconstitucional, donde se degrada significativamente la vida de nuestra nación, ya que atenta contra el artículo 75 de nuestra carta magna cuando indica que el Estado debe “Dictar leyes que protejan la identidad y pluralidad cultural, la libre creación y circulación de las obras del autor; el patrimonio artístico y los espacios culturales y audiovisuales"

Llamamos a la comunidad en general a unir fuerzas en las calles para levantar nuestras voces, unificando todos los sectores culturales y sociales autoconvocadxs.

Por eso, decimos:
A los Diputados y Senadores Nacionales de Entre Ríos les exigimos no votar este nefasto proyecto de Ley.
NO a la derogación de la Ley Nacional del Teatro N° 24.800, con la consecuente desaparición del Instituto Nacional del Teatro.
NO a la derogación de la Ley N° 1.224 del Fondo Nacional de las Artes.
No a las modificaciones a la Ley N° 23.351 de Bibliotecas Populares.
No a las modificaciones a la Ley N° 26.801 de Creación del Instituto Nacional de la Música.
NO a la derogación de Ley N°14.800 de No Demoliciones de Salas.
NO a la derogación de la Ley N° 25.542 del Libro.
NO a la reforma de la Ley de Cine, INCAA.
¡NO al proyecto de “Ley Ómnibus”!

30 de diciembre de 2023

 

 

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Dos jornadas de actividades culturales en La Histórica

Pasaron dos jornadas culturales en diferentes sectores a lo largo de este sábado 13 y …