BNA
Inicio » Cooperativismo » Advierten que el lobby de laboratorios y la desidia del Estado perjudican a las cooperativas de cannabis

Advierten que el lobby de laboratorios y la desidia del Estado perjudican a las cooperativas de cannabis

“El Estado no está marchando en el sentido correcto ni al ritmo que pretendemos”, aseguró Germán Hintermeister, cultivador de cannabis que junto a otros jóvenes vienen proyectando constituir una cooperativa de trabajo. Denunció la presión de los laboratorios, que “traban absolutamente para quedarse con el negocio”.

Junto a otros jóvenes cultivadores conformaron una cooperativa que se dedica a producir cannabis y a hacer fitopreparados (aceites, tintas madres, cremas desde lo medicinal) utilizando buenas prácticas de agricultura y de manufactura.

Dijo que hay una “gran incertidumbre” porque los organismos estatales no avanzan en la regulación de la Ley de Canabbis y eso impide que puedan constituirse formalmente como cooperativa de trabajo: “Hace tiempo que venimos cultivando de manera solidaria, asumiendo todos los costos y los riesgos que implica que todavía no haya directivas claras a las fuerza policiales y judiciales”.

El salto de calidad que significaría conformar una cooperativa de trabajo está frenado debido a la falta de regulación del Estado, que sí permite que los laboratorios hayan empezado a comercializar cannabis.

“Los laboratorios van trabando absolutamente todo para que la producción se rija bajo ciertos estándares, se adapte a su maquinaria y a grandes costos que solo ellos pueden asumir, y entonces así se quedan con el negocio”, advirtió, al tiempo que sostuvo que esto atenta contra el desarrollo de cooperativas y mutuales en todo el país.

“El Estado no está marchando en el sentido correcto ni al ritmo que pretendemos”, aseguró Hintermeister en declaraciones a “Sexto Sentido” (FM Litoral), al tiempo que recordó que todavía no se reglamentó la ley provincial sancionada en mayo del año pasado.

“Esta es una actividad que ya se viene practicando hace años en Argentina y ya es hora de que el Estado garantice las condiciones necesarias para que los cultivadores peguemos el salto de la informalidad a una formalidad regulada”, concluyó.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

No tener casa propia es su talón de Aquiles

Se quedaron sin el techo que los albergaba. Su principal objetivo es conseguir uno propio. …