BNA
Inicio » La Ciudad » Aplicarán el “Programa alcoholemia cero” en Concepción del Uruguay

Aplicarán el “Programa alcoholemia cero” en Concepción del Uruguay

La ley provincial es de fines de 2016, pero recién en estos días fue reglamentada para su aplicación. Concepción del Uruguay había adherido el 30 de noviembre del 2016.

La Legislatura de la provincia de Entre Ríos sancionó el 1º de noviembre de 2016 la Ley Provincial Nº 10.460, norma que fue promulgada por el ejecutivo provincial el 15 de ese mismo mes.

La iniciativa, de autoría del ex diputado provincial Horacio F. Flores, tiene como coautores a los ex diputados provinciales Pablo Mendoza y Rosario Romero, actual Ministra de Gobierno y Justicia de la Provincia.

Esta normativa provincial indicó que se implementaría en toda la Provincia para disminuir el número de siniestros viales relacionados con el consumo de alcohol, restando oportunamente la reglamentación de la misma por parte del Poder Ejecutivo provincial.

Tras la reglamentación de la Ley Nº 10.460 en estos días dotándola de vida plena, restará ahora poder ponerla en práctica operativa para que no caiga en el conocido jurídico de “desuetudo” o desuso de ley, esto es la falta de aplicación de la misma.

En la mencionada Ley -en su el artículo 8º- se invitó a los Municipios de la provincia de Entre Ríos a adherirse. El Concejo Deliberante de Concepción del Uruguay adhirió el 30 de noviembre del 2016, mediante la sanción de la Ordenanza Nº 9.884, y fue promulgada el 7 de diciembre de ese mismo año; convirtiéndonos en la primera ciudad de la provincia en adherir a la Ley.

El proyecto de Ordenanza de adhesión fue presentado a instancias del bloque de concejales del Partido Justicialista y sancionada por unanimidad de los 13 ediles que integran el Concejo Deliberante.

El concejal Juan Martín Garay (PJ), Presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuesto, recordó que la Municipalidad uruguayense fue la primera ciudad de Entre Ríos en adherir a ese Ley.

 

UNA REFERENCIA: “LUCHEMOS POR LA VIDA”

 

La Asociación Civil “Luchemos por la vida” -en su página Web- da cuenta sobre aspectos a considerar sobre la toma de conciencia, “porque el alcohol al volante mata”.

 

Alcohol y conducción

No beba alcohol si va a conducir. No ingiera absolutamente nada de alcohol ni antes ni durante el viaje. Además, es conveniente comer liviano. Tenga en cuenta también que muchos medicamentos recetados y las drogas ilegales pueden afectar fuertemente la capacidad de conducir.

 

Nada de alcohol al conducir.

El alcohol es un tóxico depresor del sistema nervioso. Aunque usted no lo note, un sólo vaso de vino, cerveza, whisky, etc., disminuye su capacidad de conducción, ya que:

Embota los sentidos, altera la percepción y disminuye la capacidad de atención.

Se alargan los tiempos de reacción, por lo que las respuestas y maniobras se hacen más lentas y torpes.

La visión se ve afectada, en especial, empeora la visión periférica (a los lados), se hace más lenta la adaptación a los cambios de luz (por ej. en caso de encandilamiento), y se perciben con dificultad los tonos rojos (tardan en reconocerse las luces rojas del semáforo, las luces de posición y las de freno).

Genera una falsa sensación de seguridad, con errores de juicio e interpretación, que predispone a excesos de velocidad y a todo tipo de violaciones a las normas de seguridad en el tránsito.

Tené presente que:

Ni el café, ni otros estimulantes, anulan sus nocivos efectos, aunque así pareciera.

Aunque sientas que estas atento y trates de no cometer errores, vos y tu familia corren alto riesgo, tu cerebro está bajo los efectos del alcohol.

No es necesario estar ebrio, para sufrir los efectos del alcohol en la conducción.

Por lo menos en uno de cada dos muertos en el tránsito en el mundo, está presente el alcohol.

El límite legal

La Ley Nacional de Tránsito y su reglamentación establecen un límite de tolerancia máximo de alcohol en sangre de 0,5 g por litro, y la Ley Nacional de Lucha contra el Alcoholismo Nº 24.788, la modifica parcialmente al disponer nuevos límites de 0,2 g por litro de sangre para motociclistas y ciclomotoristas, y 0 g para conductores profesionales (transporte de pasajeros, carga o menores).

Algunas provincias, como Entre Ríos, Córdoba y Salta, han dispuesto la tolerancia 0 de alcohol para todos los conductores de vehículos, y otras lo tienen en estudio.

¿Qué significa un límite máximo del 0,5? ¿Cuánto se tolera beber, según este límite?

Éste no es un límite cuantitativo, igual para todos, sino que varía en cada persona, según diversas circunstancias personales y, en especial, según el peso y el sexo. También otros factores, tales como el cansancio, la ingestión de ciertos medicamentos, enfermedades, etc., pueden potenciar los efectos tóxicos, por lo cual en realidad resulta muy difícil decir, con exactitud, si un vaso de bebida alcohólica, en un determinado ser humano y en un momento preciso, lo hará superar o no el límite legalmente tolerado, dejando bien en claro que el que no lo supere no garantiza que se esté en reales condiciones de conducir con seguridad, ya que aún por debajo del límite legal la capacidad psicofísica se ve afectada.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Más de 100 jóvenes bonaerenses disfrutaron de atractivos de la ciudad

Este jueves 18 de julio la Municipalidad de Concepción del Uruguay dio uso del bus …