BNA
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Cooperativismo » Casi 70 años de vida al servicio de un pueblo

Casi 70 años de vida al servicio de un pueblo

La Cooperativa Agrícola Ganadera y de Servicios Públicos Aranguren Ltda, está ubicada en la localidad de Villa Aranguren. Ha crecido en base a trabajo, innovación y desarrollo de ideas que se plasman en hechos en forma notoria, superando las expectativas de aquellos casi visionarios que la fundaron un 20 de junio de 1953.

Hoy la cooperativa que tiene su casa central en Aranguren y sucursales en Victoria, Nogoyá, San Cristóbal y Crucesitas Octava, cuenta con 143 empleados en forma directa, un número destacado que trabaja en forma indirecta y 1150 asociados que gozan de los múltiples beneficios que brinda Coopar.

El 20 de junio de 1953 un grupo de no más de 50 personas aferradas a su presente, pensando en el futuro, con el corazón abierto para servir sin claudicaciones, en el local de Federación Agraria Argentina de la localidad de Aranguren, dieron vida a Coopar.

Desde su fundación, la Cooperativa Agrícola Ganadera y de Servicios Públicos Aranguren Ltda., tiene como actividad principal la comercialización de productos agropecuarios de sus asociados y provisión de elementos de trabajo, consumo y servicios a los mismos.

En sus inicios, comenzó a trabajar en un galpón, a las veras del ferrocarril, lo hizo en el área de agricultura con lino y trigo fundamentalmente. Después, destaca Felipe Berruhet, presidente de la Cooperativa, “la fuerza, el empuje de la localidad de Villa Aranguren, los asociados que se fueron sumando, toda gente de trabajo y con un fuerte sentido de pertenencia por su cooperativa apuntaron e hicieron crecer a la misma”. Es así-continúa- que “contamos con una casa central que se encuentra en Villa Aranguren y sucursales en Nogoyá, Victoria, Don Cristóbal y Crucesitas Octava”. El dirigente recordó que “fue una de las primeras cooperativas en contar con un silo de acopio a granel.

Felipe Berruhet.

Tiene una organización comercial de primer mundo con acopio, acondicionamiento y almacenaje para su posterior comercialización de cereales y oleaginosas. Provisión de insumos principales para el agro (agroquímicos, fertilizantes, semillas). Provisión de otros elementos de consumo, (combustibles, lubricantes, corralón, autoservicio). Provisión servicio de fumigación y transporte, además de un área de informática, administrativa, una destacada logística de apoyo para sus asociados y capacitación permanente para los mismos, una granja porcina con más de 2000 madres y productores que trabajan por el sistema de integrado en la cría del cerdo y estaciones de servicio.

Berruhet contó que Coopar recibe en la totalidad de sus plantas “alrededor de 270.000 toneladas lo que demanda un movimiento importante de maquinaria agrícola y de transporte”.

Relacionado a la faltante de combustible señaló la situación con el “gasoil se tornó complicada y hubo que adquirir el gasoil a precio mayorista que es de 197 pesos y que seguramente con esta suba va a picar por encima de los 200 pesos. Es así que la provisión está bien y por suerte los rindes (soja de segunda) están siendo óptimos”. Remarcó que en Coopar se “hacen estudios de cómo va estar el clima para no correr riesgos con la cosecha, sembrándose buena parte de la superficie con soja tardía que si bien se va a levantar un poco más tarde asegura un buen nacimiento y posterior rentabilidad”.

Indicó que uno de los grandes avances de la cooperativa es la de la granja de cerdos con 2000 madres y el sistema de integrados que conformamos con productores asociados. “Nosotros criamos el lechón hasta los 27 kilos, fabricamos nuestro propio alimento balanceado y luego se lo damos a 14 integrados que en algunos casos llegan a los 3 galpones que al término de 90/100 días terminan el animal, con destino a faena con 130 kilos. Esto de trabajar en conjunto es maravilloso, porque permite al productor tener en una pequeña expansión de superficie un trabajo más, una entrada de dinero seguro, además de trabajo y arraigo en el campo. El movimiento para poner en marcha esta maquinaria es mucha con la utilización de camiones para el traslado de los porcinos, la salida de los mismos una vez terminados, la provisión de alimentos, la atención veterinaria y demás”.

Finalizó diciendo que “ningún negocio es bueno si no se derrama el beneficio en los asociados”.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Crearon un Centro de Desarrollo Informático y Tecnológico

Con más de 70 empleados y empleadas, el Centro de Desarrollo Informático y Tecnológico de …