BNA
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Cultura » Economía basada en recursos, ¿una alternativa para el futuro?
En el mundo visualizado por Jacque Fresco las personas son capaces de explorar nuevas dimensiones de la experiencia humana y buscar el conocimiento en artes, ciencias y otras áreas de su elección.
PARA COMPARTIRLO

Economía basada en recursos, ¿una alternativa para el futuro?

“La mayoría de los problemas que enfrentamos en el mundo hoy en día, los hemos provocado nosotros mismos. Debemos aceptar que el futuro depende de nosotros. La intervención de personajes míticos o divinos descendiendo de las nubes, en túnicas blancas, o de visitantes de otros mundos, son ilusiones que no pueden resolver los problemas de nuestro mundo moderno. El futuro del mundo es nuestra responsabilidad y depende de las decisiones que tomemos hoy. Nosotros somos nuestra propia salvación o condena. La forma y soluciones del futuro dependen totalmente del esfuerzo colectivo de todos los pueblos trabajando unidos”, comienza diciendo Jacque Fresco en su libro “Lo mejor que el dinero no puede comprar”.

 

Por MARIO ROVINA

 

¿Quién no imagino alguna vez un mundo mejor, con menos injusticias, guerras y muertes innecesarias, con más igualdad y oportunidades para todos?  Bueno, hay una persona que no solo lo pensó, sino que dedicó toda su vida a buscar una solución, una alternativa a nuestro actual sistema socio-cultural basado en la economía de libre mercado, y hoy con 99 años de edad, el Ingeniero social (como él se autodefine)  Jacque Fresco sigue siendo un referente mundial y un incansable constructor de ideas para el futuro, pero no uno de ciencia ficción, sino uno posible, uno mejor y más justo para todos los habitantes de este, nuestro único planeta.

Ese futuro está basado en un cambio de paradigma global y a la implementación de una economía basada en recursos en reemplazo del actual sistema capitalista de libre mercado, pero no es solo eso, es una nueva forma de sociedad, de pensar, de ver el mundo e interactuar con él.

¿QUÉ ES UNA ECONOMÍA BASADA EN RECURSOS?

El término y el significado de una economía basada en recursos (EBR o RBE, del inglés Resource-Based Economy), fue creado por el mismo Jacque Fresco. Se trata de un sistema socio-económico global en el que todos los bienes y servicios están disponibles sin el uso de dinero, créditos, trueque o cualquier otro sistema de deuda o servidumbre. Todos los recursos se convierten en patrimonio común de todos los habitantes del planeta, no sólo de unos pocos elegidos. La premisa sobre la que se basa este sistema es que la Tierra es abundante con recursos abundantes, nuestra práctica de racionar los recursos a través de métodos monetarios es irrelevante y contraproducente para nuestra supervivencia.

La sociedad moderna tiene acceso a una tecnología muy avanzada y puede proporcionar alimentos, ropa, vivienda y atención médica, actualizar nuestro sistema educativo y desarrollar un suministro ilimitado de energías renovables no contaminantes. Mediante el suministro de una economía diseñada de manera eficiente, todo el mundo puede disfrutar de un muy alto nivel de vida con todas las comodidades de una sociedad tecnológica alta.

Una economía basada en recursos utilizaría los recursos existentes de la tierra y el mar, equipamiento físico, plantas industriales, etc.; para mejorar las vidas de la población total. En una economía basada en los recursos en lugar de dinero, podríamos producir fácilmente todas las necesidades de la vida y proporcionar un alto nivel de vida para todos.

La premisa principal de esta propuesta de sistema de vida se basa en el entendimiento de que el Planeta Tierra tiene recursos suficientes pero finitos para cubrir las necesidades vitales de todos sus habitantes y por lo tanto estos pueden ser gestionados para que cualquiera disponga de ellos de manera razonable y equitativa. Por lo tanto la EBR se opone al sistema monetario, ya que lo ve como anticuado, obsoleto y limitante y por consiguiente propone la superación del mismo. Los teóricos y proponentes de la EBR hacen una crítica al sistema monetario (que incluye capitalismo, fascismo, comunismo, socialismo y cualquier otra ideología que utilice dinero en general) señalando que solo sirve para administrar y perpetuar la escasez y contradice la abundancia de recursos con los que cuenta el planeta para proveer de lo necesario a todos los seres humanos, generando muchos problemas como ineficacia, insostenibilidad, clasismo, racismo, violencia, entre otros, que podrían ser evitados si intentáramos vivir de otra forma.

En una economía basada en recursos todos los recursos del mundo se llevan a cabo como un patrimonio común de toda la gente de la Tierra, por lo que finalmente se superara la necesidad de las fronteras artificiales que separan a la gente.

Una EBR haría posible el uso de la tecnología para superar la escasez de recursos mediante la aplicación de fuentes de energía renovables, la informatización y la automatización de la fabricación y el inventario, el diseño de las ciudades energéticamente eficientes y seguras, sistemas de transporte avanzados, universalizar la atención sanitaria y la educación más pertinente, y sobre todo por la generación de un nuevo sistema de incentivos basado en la preocupación humana y del medio ambiente.

Una economía mundial basada en recursos también incluiría todos los esfuerzos para desarrollar nuevas, limpias y renovables fuentes de energía: geotérmica, fusión controlada, solar, fotovoltaica, eólica, de las olas y de las mareas, e incluso combustible de los océanos. Eventualmente podríamos tener energía en cantidad ilimitada que podría impulsar la civilización durante miles de años. Una economía basada en recursos también debe comprometerse con el rediseño de nuestras ciudades, sistemas de transporte y plantas industriales, que les permite ser eficientes, limpias, y convenientemente servir a las necesidades de todas las personas.

A medida que superamos la necesidad de profesiones basadas en el sistema monetario, por ejemplo abogados, banqueros, agentes de seguros, marketing y de publicidad, vendedores, y corredores de bolsa, una cantidad considerable de estos no serán necesarios. Cantidades considerables de energía también serían salvados mediante la eliminación de la duplicación de productos competitivos como herramientas, utensilios para comer, ollas, sartenes y aspiradoras. La elección es buena. Pero en lugar de cientos de diferentes plantas de fabricación y todo el papeleo y el personal necesario para elaborar productos similares, sólo unos pocos de la más alta calidad se necesitarían para atender a toda la población. Nuestra única carencia es la falta de pensamiento creativo y la inteligencia en nosotros mismos y nuestros líderes elegidos para resolver estos problemas. El más valioso recurso sin explotar hoy es el ingenio humano.

Con la eliminación de la deuda, el miedo a perder el trabajo ya no será una amenaza. Esta seguridad, combinada con la educación sobre la manera de relacionarse entre sí de una forma mucho más significativa, podría reducir considerablemente tanto el estrés mental y físico y dejarnos libres para explorar y desarrollar nuestras capacidades.

El dinero es sólo importante en una sociedad cuando ciertos recursos para la supervivencia deben ser racionados y la gente acepta el dinero como medio de intercambio de los recursos escasos. El dinero es una convención social, un acuerdo si se quiere. No es ni un recurso natural ni representa uno. No es necesario para la supervivencia a menos que hayamos sido condicionados a aceptarlo como tal.

En una sociedad basada en los recursos, la medida del éxito se basa en el cumplimiento de las propias actividades individuales en lugar de la adquisición de la riqueza, la propiedad y el poder.

Hoy en día, gran parte de la tecnología necesaria para lograr una economía basada en recursos mundial existe. Si optamos por cumplir con las limitaciones de nuestra economía monetaria basada en la actualidad, a continuación, lo más probable es que vamos a seguir viviendo con sus inevitables resultados: la guerra, la pobreza, el hambre, la miseria, el crimen, la ignorancia, el estrés, el miedo y la falta de equidad.

Actualmente, las barreras financieras plantean enormes limitaciones a la innovación, el desarrollo y la creatividad individual y los incentivos. En el mundo visualizado por Jacque Fresco las personas son libres de las limitaciones de la ganancia y control, y son capaces de explorar nuevas dimensiones de la experiencia humana y buscar el conocimiento en artes, ciencias y otras áreas de su elección. Hay una enorme cantidad de potencial no desarrollado en todos los seres humanos, el cual no es estimulado en una sociedad monetarista. Todos nos beneficiaríamos con la realización de estas ideas. En una sociedad basada en recursos, la medida del éxito sería la realización de las prioridades y búsqueda de cada individuo en lugar de la adquisición de riqueza, propiedad y poder.

Fuentes:

Proyecto Venus - www.thevenusproject.com/es

EBR - www.economiabasadaenrecursos.co

Película documental Paradise or Oblivion (2012) 

Película documental The Choice is Ours (2015)

Libro Lo mejor que el dinero no puede comprar de Jacque Fresco.

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Andrés Alba, tras las huellas de la murga

El fenómeno de la murga uruguaya ha ido creciendo y expandiéndose por el continente de …