BNA
Inicio » La Provincia » El hijo de Urribarri fue denunciado por acumular una fortuna sin tener un trabajo

El hijo de Urribarri fue denunciado por acumular una fortuna sin tener un trabajo

El ex ministro de Gobierno, Mauro Urribarri, acumula un patrimonio que superaría los 35 millones de pesos, pero no se le conoce trabajo alguno desde que fue renunciado del gabinete provincial. Dispone de propiedades en Paraná, Concordia y adquirió en más de 500 mil dólares, dos departamentos en un moderno complejo de Punta del Este, según pudo establecer un informe periodístico de la Revista Análisis de Paraná.

Solamente aparece como integrando la empresa familiar Kriptax, pero con supuestos testaferros está estrechamente ligado a firmas de transporte y del automotor en la capital entrerriana, que vienen haciendo negocios con el Estado desde hace varios años.

 

El entonces ministro, en una recorrida por diferentes partes de Concepción del Uruguay.

Mauro Urribarri fue renunciado por el gobernador Gustavo Bordet a fines de octubre de 2017. Su situación no daba para más como ministro de Gobierno de la provincia, un lugar al que solamente llegó por pedido especial de su padre, el ex gobernador Sergio Urribarri. Desde ese día, el ahora ex funcionario no presta función laboral alguna, salvo conducir los destinos de la empresa familiar Kriptax Inc, que ni siquiera oficina tiene, aunque todo se maneja desde los escritorios del empresario paraguayo Diego Armando Cardona Herreros, uno de los principales hacedores de negocios del exgobernador. Es decir que Mauro Urribarri no tiene ingreso fijo mensual –salvo que exista algún contrato a nombre de otra persona, que esté cobrando mensualmente, como ha ocurrido en segmentos de la historia urribarrista- hace poco más de nueve meses, denunció el artículo firmado por el periodista Daniel Enz.

Mientras tanto, el ex ministro debe abonar 20 mil pesos mensuales de alquiler más expensas, hacer aportes a su familia como padre de sus hijos y mantener un nivel de vida de nuevo rico, que demanda importantes partidas de dinero casi a diario, aunque trata de moverse casi siempre con efectivo para no dejar demasiados rastros de sus movimientos. “Quien solventa ahora sus gastos mensuales es el empresario Cardona Herreros; desde allí llegan las transferencias o los “aportes” para sus gastos”, se indicó. Mauro Urribarri alquila un departamento de dos dormitorios, en el noveno piso del moderno edificio de calle Malvinas 452, con vista al río Paraná. Antes residía en el edificio de avenida de la Alameda, al lado de LT14 y ahora ese mismo departamento lo ocupa la titular de Cultura y Turismo, la exdiputada nacional Ana Carolina Gaillard, también familiar de los Urribarri.

Aunque no debería ser así, en algunas instancias se lo ha visto acompañado de determinados policías de civil, del lote de seguridad que tiene su padre, Sergio Urribarri, como presidente de la Cámara de Diputados de la provincia. Son un total de 19 hombres de la Policía de Entre Ríos para su custodia personal los que tiene Urribarri. Es decir, se trajo de la Gobernación los 17 custodios que disponía en sus mandatos, más los dos que ya disponía el anterior titular de la Cámara Baja entrerriana, Ángel José Allende (FpV-Nogoyá). El jefe de la custodia de Urribarri sigue siendo el comisario Jorge Faust, compañero de “canto” además del ex gobernador, en cuanta fiesta lo fue requerido. Tiene más custodia que el propio gobernador, Gustavo Bordet (dispone de 12 hombres) y más vehículos oficiales que el gobernador, ya que cuenta con seis automóviles modelos 2015 que destinó desde la Gobernación a la Cámara Baja. No sólo Mauro Urribarri utiliza personal de custodia de la Cámara, sino también su madre, Ana Lía Aguilera. Todas las semanas se envían móviles con sus policías de seguridad, con viáticos pagos a Capital Federal que salen de Diputados, para que lo cuiden al ex gobernador y su esposa en la gran urbe porteña, donde Urribarri reside buena parte de los días de la semana.

Claro que el esquema de seguridad en torno al ex mandatario dispone de más hombres. Su vivienda familiar en Concordia cuenta con 2 policías por día y algo similar requiere la casa que Urribarri tiene en Paraná. No obstante, dispondría de gente de seguridad privada -abonada por el Estado provincial- en la fastuosa casa del Lago, en Salto Grande, en proximidades de Concordia.

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Dieron a conocer el pago de haberes de la administración pública

El gobierno provincial informó el cronograma de pagos de haberes de febrero a activos y …