BNA
Inicio » La Ciudad » El Supermercado San Justo cerró y pasará a capitales chinos aunque no se sabe el destino laboral de los nueve empleados
“A un empresario que vende su empresa no podemos ponerle límites, no podemos legislar y decir ‘acá no entra ningún super nuevo’, esa legislación la debe adoptar el Municipio que es la que regula el comercio” dicen desde el SEC local. (Foto: Estación Caseros).

El Supermercado San Justo cerró y pasará a capitales chinos aunque no se sabe el destino laboral de los nueve empleados

Podría reabrir sus puertas en quince días pero es una incógnita lo qué pasará con los nueve trabajadores que contaba el supermercado. Desde El Sindicato de Empleados de Comercio manifiestan su preocupación por el desembarco de los capitales asiáticos que siguen comprando locales y abriendo en otras partes de la ciudad. Reclaman la sanción de una legislación local que les pongan límites para “salvaguardar a los comercios uruguayenses”.

 

Por JORGE RUBÉN DÍAZ de EL MIÉRCOLES DIGITAL

 

El jueves 31 de septiembre los empleados del supermercado “San Justo”, ubicado en la avenida Ricardo Balbín en el barrio San Martín, fueron llamados a las oficinas de la administración de la empresa tras finalizar la jornada laboral. Allí los esperaba un  escribano con un acta de despido para todo el personal porque la empresa había sido vendida.

“Eran despidos sin causa” dijo a El Miércoles Digital, Mario Lovisa, encargado de prensa del Sindicato de Empleados de Comercio de Concepción del Uruguay (SEC).

“A la mañana siguiente parte del personal vino para acá (a la sede del Sindicato), y hablaron con Roberto Lencina (Secretario General del SEC) para ver los pasos a seguir” explicó.

Al momento de esta nota tanto los empleados como la ex patronal se reunían para definir las indemnizaciones, pero los mismos trabajadores despedidos se rehusaron al acompañamiento gremial: “No quisieron representantes del Sindicato porque dicen que tenían buena relación con Orlando Debrabandere y quería escuchar la propuesta. El gremio con sus abogados le dio todo el asesoramiento, cálculos de lo que serían los despidos por la cantidad de años de cada uno de ellos. El plazo legal para cobrar la indemnización sería el jueves 7 de septiembre. Aparentemente ese fue el compromiso que estaría en el escrito. En teoría hoy (por este lunes) deberían haberlo presentado en la Dirección Provincial del Trabajo” remarcó.

La empresa “Alimenticia Concepción” era la razón social del supermercado, que en principio estaba a nombre de “Debrabandere Hermanos” y luego volvieron a cambiar “si mal no recuerdo esta es la tercera firma que está hace unos diez u once años como la administradora” recordó el gremialista. “Es una Sociedad, no se si  (Orlando) Debrabandere es el presidente, aunque siempre fue la cara visible, pero ¿quiénes más integran la sociedad? no lo sabemos” amplió.

 

OTRO SUPER A MANOS CHINAS Y LA FALTA DE LEGISLACIÓN LOCAL

Tras el cierre el edifico pasará a manos de empresarios chinos, “nos dijeron que a la media hora de que los empleados se retiraron, desembarcaron una cantidad de chinos y que en quince días lo abrían nuevamente” relató Lovisa, para quien el problema de fondo es otro, “el tema va más allá de que estos muchachos puedan reubicarse por su experiencia, el problema es que se siguen habilitando supermercados asiáticos en la ciudad. Es un tema que se planteó desde la CGT con el Intendente, el Centro de Almaceneros también lo ha pedido, el Centro Comercial lo mismo. Acá en la región hay Municipios donde no dejan abrir más supermercados: Gualeguaychú, Gualeguay, Basavilbaso –que el año pasado dictó una ordenanza que hasta que no se legislase no se permitía- para preservar la integridad del comerciante local, acá eso no se ha dado. Eso es lo que está facilitando de que haya tantos desembarcos” razonó.

Consultado sobre las consecuencias para el gremio manifestó que: “Perjudica si, porque es distinto tener un trabajador anotado por las horas que hacen, que les paguen las horas extras que ellos venían cumpliendo, a la situación con los super asiáticos”. Sobre esto amplió: “Si bien en los últimos meses hemos hecho un trabajo de operativos con el Ministerio de Trabajo de la Nación,  vienen y nosotros participamos en las inspecciones, ellos (por los super chinos) han inscriptos algunos, no todos, y por media jornada, cuando en realidad esas personas están trabajando más de 8 horas, como en el caso del último que se abrió en el Bulevard 12 de Octubre, donde hay anotados dos trabajadores y son cuatro trabajando, donde los anotan por media jornada y trabajan más de diez horas. La necesidad tiene cara de hereje, el compañero necesita laburar y lo está haciendo por 10 mil pesos”.

Por último, Lovisa insistió en las responsabilidades del poder político uruguayense, “a un empresario que vende su empresa no podemos ponerle límites, no podemos legislar y decir ‘acá no entra ningún super nuevo’, esa legislación la debe adoptar el Municipio que es la que regula el comercio”.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Lana Liz, ilustradora: “Me sigue dando vergüenza que lean mis historietas, pero convivo con eso porque es lo que más me gusta hacer”

Un diálogo a fondo con la joven y talentosa historietista uruguayense Analiz Ruiz Díaz, “Lana …