BNA
Inicio » Cultura » Empezaron con la última etapa de la puesta en valor del Museo “Casa de Delio Panizza”.

Empezaron con la última etapa de la puesta en valor del Museo “Casa de Delio Panizza”.

Los trabajos comprenden la obra envolvente del edificio histórico sobre ambas calles: Galarza y Supremo Entrerriano, se pintarán las paredes exteriores, y se va a poner en valor la fuente del patio interno. Se espera que los trabajos estén finalizados para el 40º aniversario del Museo, el próximo 14 de septiembre.

El total de los montos estimados como inversión para esta puesta en valor una vez finalizadas las tres etapas será de $ 1.136.475

 

Dos etapas

Recordemos que la primera etapa de trabajos incluyó la reparación en los techos del Museo. Según un relevamiento realizado por Obras Públicas y Planeamiento, para la primera instancia se previó el cambio de la cubierta de las dos salas principales ubicadas sobre calle Supremo Entrerriano. También la construcción de dos desagües pluviales, que se suman a los dos ya existentes. Asimismo, se incluyó el arreglo de la cobertura con membrana y del techo de la biblioteca, ubicada en la planta alta del Museo. Fue la primera etapa con $ 227.618,24 de inversión y fue ejecutada por Retamal SRL.

La segunda etapa incluyó los trabajos en el patio interior, pintura, cieloraso y cubierta nueva de toda la galería, se realizó una nueva instalación eléctrica, se colocó nueva iluminación, se realizaron reparaciones en la herrería, con una cubierta nueva de policarbonato. El monto de esta obra fue de $ 454.887,50 y una ampliación de  $ 77.850, la cual fue ejecutada por la empresa Anav Construcciones.

La misma firma Anav Construcciones ganó la licitación para esta tercera etapa con un monto de $ 376.837,50. En este caso está prevista la puesta en valor de las paredes exteriores y las rejas, con nueva pintura e iluminación, y se va a poner en valor la fuente del patio interno como complemento de las obras mencionadas.

 

La casa más antigua

El edificio del Museo Panizza es una casa que data de 1793, es decir a tan solo 10 años de fundada la ciudad de Concepción del Uruguay, de características típicas de la arquitectura colonial, es considerada la edificación más antigua de la ciudad que se mantiene en pie. Según la tradición oral vivió allí su infancia el general Francisco Ramírez, ya que su madre, Tadea Jordán –viuda de Gregorio Ramírez- se casó con el propietario de esta casona, don Lorenzo López; de ese matrimonio nació, entre otros hijos, Ricardo López Jordán (p) estrecho colaborador del general Ramírez.

Su último propietario fue el Dr. Delio Panizza, abogado, investigador y poeta fallecido en nuestra ciudad en 1965. Diez años después de su muerte es adquirido por el gobierno provincial, quien lo convierte en museo. En el año 1975 es declarado Monumento Histórico Nacional. Posteriormente el museo pasa a formar parte del patrimonio de la municipalidad de Concepción del Uruguay.

Esta casona fue visitada por numerosas personalidades de nuestra historia, entre las que merece destacarse la del General Manuel Belgrano.

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

La UCU entregó el "Honoris Causa" a Omar Lafluf

Este jueves 16 de mayo en el marco del 147° aniversario de la Asociación Educacionista …