BNA
Inicio » Novedades » En el AMBA se toman las decisiones

En el AMBA se toman las decisiones

Un nuevo acuerdo entre el gobierno nacional y los frigoríficos pone relevancia, una vez más, que el AMBA impone los criterios y toma las decisiones. Roberto Feletti exhibe con orgullo que hay seis mil toneladas de carne barata. Son 6 millones de kilos para 45 millones de habitantes.  A los funcionarios nacionales les interesa satisfacer a los 16 millones de habitantes del AMBA, quienes viven en las cercanías de la Casa Rosada, quizás provocando inquietudes ante la ya demostrada capacidad de movilizarse y plantarse ante el poder. Y a ello se agrega que allí se dirime quien ocupará el sillón de gobernador de la provincia de Buenos Aires. En esta Argentina demográficamente concentrada los problemas seguirán en alza con un unitarismo cada vez más distorsionado e inequitativo.

Por ANÍBAL GALLAY de EL MIÉRCOLES DIGITAL

El gobierno presidido por Alberto Fernández está empeñado en una guerra contra la inflación, según su visión del problema.  El acuerdo firmado con los frigoríficos exportadores establece que se liberarán al mercado interno 6.000 toneladas de carne a precios acordados.

Una sencilla operación permite deducir que el secretario Roberto Feletti, alma mater del acuerdo, que se trata de una cachada, término algo en desuso, pero útil para este caso.

Se trata de 6.000 toneladas mensuales, o 6.000.000 de kilos.  El secretario Feletti quizás no tuvo en cuenta que en la Argentina viven 45 millones de personas. Lo equitativo sería que todos los argentinos tuvieran acceso a ese producto tan necesario.

Esta tomadura de pelo del gobierno nacional y el silencio cómplice de gobernadores e intendentes perjudica una vez más a los millones de ciudadanos de segunda categoría que han tenido la mala suerte de no vivir en el AMBA.

Pero rápidamente se advierte que 6.000.000 de kilos alcanza para que cada argentino reciba 7,5 gramos de carne por mes. Si la familia tiene 4 integrantes le corresponderá la abrumadora cantidad 30 gramos mensuales. Para hacer una mera referencia, una hamburguesa tiene 200 gramos. Juntando carne barata de ocho días podrán disfrutar de una hamburguesa para toda la familia.

Estos números no pueden ser refutados, pero puede aventurarse una explicación: el AMBA.

En la argentina surgió una nueva región denominada AMBA, acróstico de Área Metropolitana de Buenos Aires. Lo componen la ciudad de Buenos Aires y 40 partidos del Gran Buenos Aires. Abarca un poco más de 13.000 kilómetros cuadrados y viven allí 16 millones de personas.

Roberto Feletti es un funcionario importante y tuvo cargos durante los gobiernos de Cristina. Además, fue elegido diputado por la ciudad de Buenos Ares. Feletti es contador, egresado de la Universidad de Buenos Aires. Nació y se crío en Buenos Aires.

Esto es muy importante, sobre todo para los provincianos que miran “de afuera con la ñata contra el vidrio”.  Como buen porteño a Feletti le interesa que sus planes, programas e iniciativas beneficien sólo a los habitantes del AMBA. No se requiere gran inteligencia para advertir que todos los programas generados por la Secretaría de Comercio Interior tratan de calmar las aguas y el malhumor de los “ambaenses”, quienes viven cercanos a la Casa Rosada.

Que los precios cuidados no lleguen a la mayoría de las provincias y especialmente las más pobres, no genera preocupación. Lo importante está en el AMBA, que en la práctica es como un país dentro de la Argentina. Un caso harto singular.

En la Argentina de Feletti el kilo de asado tiene un precio de 679 pesos, el vacío 815, el matambre 810. Hay otros cortes que circulan en la imaginación del funcionario. El gobierno informa que esto puede conseguirse  en grandes cadenas Jumbo, Coto, Vea, Disco, Carrefour, Walmart, La Anónima, Día, Changomas, Vital, Makro y carnicerías adheridas a UNICA y ABC.

Es también muy llamativo que los gobernadores a intendentes de las regiones afectadas por esta situación, han guardado silencio, sin salir en defensa de sus gobernados, como si no les importara. Es probable que, efectivamente, no les importe.

Esta tomadura de pelo del gobierno nacional y el silencio cómplice de gobernadores e intendentes perjudica una vez más a los millones de ciudadanos de segunda categoría que han tenido la mala suerte de no vivir en el AMBA.

                                                                                                                                       rubengallay@hotmail.com

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Lana Liz, ilustradora: “Me sigue dando vergüenza que lean mis historietas, pero convivo con eso porque es lo que más me gusta hacer”

Un diálogo a fondo con la joven y talentosa historietista uruguayense Analiz Ruiz Díaz, “Lana …