BNA
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Cultura » En su nuevo libro, Salvarezza recupera la obra de Juan Carlos Ghiano

En su nuevo libro, Salvarezza recupera la obra de Juan Carlos Ghiano

Juan Carlos Ghiano fue un escritor entrerriano, autor de una obra voluminosa que no tiene el reconocimiento que merece. Acaba de editarse una nueva publicación del prolífico creador uruguayense Luis Salvarezza, un ensayo de más de 300 páginas sobre la labor literaria de Ghiano, a cien años de su nacimiento.

Por A.S. de EL MIÉRCOLES DIGITAL

La literatura argentina y en particular la entrerriana, tenían una deuda con Juan Carlos Ghiano, afirma Miguel Angel Federik en la contratapa del libro. Y anota que con este libro, Luis Alberto Salvarezza viene a saldar parte de ella.

En los primeros días de marzo vio la luz esta nueva publicación del prolífico creador uruguayense, un ensayo de más de 300 páginas sobre la obra literaria de Juan Carlos Ghiano, a cien años de su nacimiento. Y aunque Salvarezza lo subtitula con modestia “Apuntes para un abordaje de la obra de Juan Carlos Ghiano”, su trabajo es mucho más que eso. Es una reivindicación de ese gran creador, es una introducción a su obra para quienes no teníamos noticia de ella, y es un manifiesto para que quienes pueden (“algún organismo”) reúnan y editen esa inmensa obra casi desconocida para ponerla al alcance de todos, para que llegue a las manos de los amantes de las letras, en especial del pueblo entrerriano y del litoral.

Juan Carlos Ghiano es considerado uno de los escritores que “más brillo han dado a la prosa del Litoral”, según Manuel Mujica Láinez. Nacido en Nogoyá en 1920, fue miembro de la Academia Argentina de Letras y de la Academia Chilena de la Lengua. Obtuvo reconocimientos como el Premio Municipal de Literatura de la Ciudad de Buenos Aires y la faja de honor de la SADE (Sociedad Argentina de Escritores), y en 1984 el Premio Konex en Ensayo Literario. Entre sus obras de teatro se destaca “Narcisa Garay, mujer para llorar”, escrita en 1949.

Ghiano, afirma Juan Manuel Alfaro en el prólogo, “sigue siendo el gran ausente de la literatura entrerriana”.

Pero Ghiano, afirma Juan Manuel Alfaro en el prólogo, “sigue siendo el gran ausente de la literatura entrerriana, aunque tiene una obra extensa y múltiple, que Salvarezza revela en sus minuciosos apuntes, al abrir “el arcón de sus acopios para compartirlos sin retacear nada, con su apasionada generosidad”. Salvarezza lo dice también en el inicio de sus apuntes sobre Ghiano: “Es uno de los grandes olvidados de la literatura entrerriana”. Y arroja su dedicado y profundo trabajo como quien lanza una botella al mar, “deseoso de que algún organismo decida agrupar algunas páginas de los cientos de trabajos de su autoría”.

El libro de Salvarezza es a la vez una reivindicación de Ghiano, una introducción a su obra para quienes no teníamos noticia de ella, y un manifiesto para que “algún organismo” reúna y edite esa inmensa obra casi desconocida para ponerla al alcance del pueblo entrerriano.

La de Ghiano es una de las obras más voluminosas y de mayor proyección intelectual que diera la literatura de Entre Ríos: comprende teatro, novela, cuentos, poesía, crítica, traducciones y ensayos. Y el polifacético Salvarezza –poeta, artista plástico, investigador incansable, ensayista– detalla lo polifacético del autor que recupera: “poeta, cuentista, novelista, dramaturgo, ensayista, educador, académico y traductor”, enumera cuando menciona su esperanza de que “este corazón comience a relatir”.

El libro, que editó Dunken, tiene 318 páginas y comprende trece capítulos en los que Salvarezza desgrana diferentes aspectos de la enorme obra de Ghiano, con agudas observaciones y minucioso deleite en aspectos que ilumina (lo vegetal, los objetos, los escenarios, la sexualidad), en las que pone de relieve la densidad del trabajo de este valioso olvidado.

Así lo recupera para que se abra un mundo de significados y pareceres que, a partir de esta publicación, quedan al alcance de quienes quieren comenzar a conocer y valorar la producción de uno de los grandes de su tierra, en lugar de seguir siempre los mandatos del mercado o de “las luces del centro” (que en literatura, siempre alumbran cerca del Obelisco).

Salvarezza hace así, nuevamente, un destacado aporte a la literatura entrerriana.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Primer Festival del Orgullo: una fiesta popular y disidente

Personas de todas las edades fueron parte del Primer Festival del Orgullo en Concepción del …