BNA
Inicio » Deportes » Fútbol local: descalificaron al equipo femenino de Almagro 
POR LOS DISTURBIOS

Fútbol local: descalificaron al equipo femenino de Almagro 

El Tribunal de Penas de la Liga de Fútbol se expidió  sobre los hechos violentos ocurridos el 22 de agosto luego del partido entre San Marcial y Almagro, donde EL MIÉRCOLES fue testigo directo de los hechos y cuya crónica sirvió de prueba. Decidieron la pena máxima para el conjunto aurinegro: la descalificación. Los argumentos de las partes involucradas. La posibilidad de que en el futuro haya presencia policial en los encuentros.

 

Por M.D.de EL MIÉRCOLES

Este jueves 7 de septiembre se conoció la resolución tras los episodios ocurridos en la noche del martes 22 de agosto en cancha de Gimnasia y Esgrima de Concepción del Uruguay y que EL MIÉRCOLES publicó (ver nota: Violencia en el fútbol femenino...). 

El Tribunal de Penas de la LFCU resolvió "sancionar al Club Almagro, con la descalificación de su equipo de categoría primera división de fútbol femenino del Torneo Clausura 2023 organizado por la LFCU. Art. 50 punto 5 inc 5"

El ambiente del fútbol uruguayense esperaba este fallo desde hace unos días. En principio, hubo que esperar  que las partes hicieran sus descargos: Almagro y San Marcial por estar directamente involucrados; Maximiliano Romañana, por ser el árbitro del partido; y Gimnasia y Esgrima por ser el club organizador de la jornada y donde ocurrieron los hechos.

La defensa de Almagro

El club Almagro manifestó en su descargo que: "Se produjo este tumulto el pasado martes" y "que la organización sabiendo la clase de partido que era, no puede poner a disposición, los dos vestuarios que se ubican bajo la popular local, ya que si se disponía el vestuario que está debajo de la platea local, esto se hubiera evitado".

Por otro lado, agregaron que aplicarían el derecho de admisión en la jornada 10 donde serían locales,  vale la aclaración de que en el fútbol femenino uruguayense se juegan todos los partidos en un solo día y en una misma cancha.

El descargo detalla lo siguiente: "Se le permitirá el ingreso SOLAMENTE 18 (dieciocho) jugadoras y 4 (cuatro) integrantes del cuerpo técnico del Club San Marcial, donde deberán notificar mediante un listado para controlar el ingreso de personas que estén autorizadas y así evitar el llamado a la Policía de la ciudad en caso de que entren parcialidad del club mencionado anteriormente”.

El informe del árbitro

El árbitro del partido  Maximiliano Romañana argumentó que: "Después esperamos ya finalizado el encuentro, salieron con amenazas hacia la terna, los del club Almagro, sobres los hechos ocurridos en los vestuarios la verdad que no vimos nada que sucedió, nos enteramos por un periodista lo que pasó".

La necesidad de la seguridad

En el desarrollo de los considerandos del fallo se hacen mención a la necesidad de contar con presencia policial en los partidos. Ello surgió de la recolección de testimonios para argumentar la decisión adoptada. Por ende será cuestión de tiempo para que ello ocurra.

El Fallo completo

 

TRIBUNAL DE PENAS DE LA L. F. C. U.

RESOLUCIÓN EXTRAORDINARIA Nº 20/23

 

Concepción del Uruguay, 07 de septiembre de 2023

 

Visto:

 

La R. U. N° 24/23 del día 24/08/2023, que inicia actuaciones de oficio, por los hechos publicados en medios periodísticos locales, ocurridos en ocasión del partido disputado entre Almagro vs. San Marcial categoría 1ª División femenino disputado el día 22 de agosto de 2023, donde se corrió traslado como imputado al Club Almagro de las publicaciones de los medios y del informe arbitral, y a los clubes San Marcial, Gimnasia y también Almagro, para que se manifiesten al respecto, y 

 

Considerando:

Que, por información periodística publicada en el medio digital El Miércoles titulada: "Una noche con violencia en el fútbol femenino uruguayense https://www.elmiercolesdigital.com.ar/una-noche-con-violencia-en-el-futbol-femenino- uruguayense", también audios de la "Arriba la mañana" y vídeo https://www.youtube.com/shorts/uUlvcTOAXzM, además de comentarios en distintos medios de comunicación, el Tribunal tiene conocimiento de un triste episodio de violencia que vuelve a empañar el fútbol uruguayense.

Por ello, ordena las actuaciones de oficio, para deslindar responsabilidades. Corrido el traslado pertinente, el Club Almagro manifiesta en su defensa e informa que, en ocasión del partido en cuestión, "se produjo este "tumulto" el pasado martes". Aclara también "que la organización sabiendo la clase de partido que era, no puede poner a disposición, los dos vestuarios que se ubican bajo la popular local, ya que si se disponía el vestuario que está debajo de la platea local, esto se hubiera evitado".

Culmina diciendo en su defensa que: "resuelve aplica el DERECHO DE ADMISIÓN" sobre las personas que informa, y que cuando se realice en su cancha la jornada 10 del fútbol femenino LFCU, "se le permitirá el ingreso SOLAMENTE 18 (dieciocho) jugadoras y 4 (cuatro) integrantes del cuerpo técnico del Club San Marcial, donde deberán notificar mediante un listado para controlar el ingreso de personas que estén autorizadas y así evitar el llamado a la Policía de la ciudad en caso de que entren parcialidad del club mencionado anteriormente". Que, como dijéramos, también se solicitó informe a los Clubes Gimnasia y San Marcial. El primero de ellos, organizador de la jornada informa que en la jornada en cuestión "se produce un altercado, que es de público conocimiento, y que le corresponde relatar a los clubes implicados", además continúa diciendo que "había sido un partido pendiente de que correspondía organizar y que debía concluirse". Por último, dice que "Con respecto a la zona en donde transcurrió el altercado, fueron los vestuarios ubicados debajo de la Tribuna Sur, por fuera de ellos, dejando aclarado que también se cumple con la responsabilidad de otorgar llaves de las puertas a los responsables".

A su turno, el Club San Marcial manifiesta que lo sucedido es responsabilidad de la Liga, de los árbitros, de que no se haya tomado ninguna decisión en la reunión con el presidente liguista y el presidente del Club Almagro, destacando la ausencia de personal policial cuando se sucedieron los hechos por ellos relatados.

Huelga decir, que ambos clubes, San Marcial y Almagro, se achacan la responsabilidad de los hechos, ya sea como víctimas o justificando su propio accionar.

Que, también tiene peso el informe arbitral del Sr. Árbitro Maximiliano Romañana, que en su parte pertinente dice: "después esperamos ya finalizado el encuentro, salieron con amenazas hacia la terna, los del club Almagro, sobres los hechos ocurridos en los vestuarios la verdad que no vimos nada que sucedió, nos enteramos por un periodista lo que pasó".

En consecuencia, estando la situación en trance de resolver, observamos de manera objetiva dos hechos:

  • El primero, los dichos del árbitro del partido, donde informa de amenazas del Club Almagro, hacia la terna arbitral.
  • El segundo, el vídeo donde claramente se observa forcejear a la parcialidad de Almagro en la puerta de ingreso del vestuario del Club San Marcial.

Que, sobre esa base, tiene apoyatura los dichos periodísticos, a los que a esta altura consideramos como ciertos en los términos informados públicamente, de donde surge que personas identificadas con la parcialidad del Club Almagro quisieron ingresar al vestuario del Club San Marcial, presumiblemente porque uno se encuentra del lado del otro, y como ambos clubes lo reconocen, el problema entre ellos viene de hace bastante, generándose el violento clima que se observa.

 Que, como queda claro, los clubes involucrados en este caso, el organizador Gimnasia, y los participantes del partido, no han podido evitar la violencia, reconocida por todos, y sabido es que esta dirigencia liguista ha hecho lo imposible para mantener los status quo de organización y disputa de los partidos, excepto que haya violencia.

Que, en el caso, no hay suspensión del partido, en ese caso es el árbitro quien tiene potestad y debe definir si están dadas las garantías para empezar, continuar y finalizar un encuentro deportivo, siendo el único autorizado para dicho análisis.

Que, el evento reconocido, sucedió con posterioridad, Y NO HABÍA SEGURIDAD, de ningún tipo, mucho menos seguridad policial.

Sabido es que algunos Departamentos no tienen seguridad policial, y por ello, se otorgó la potestad de decisión sobre las garantías de un encuentro o varios, es decir, una jornada, a los árbitros de los partidos, a inicio de año, para todos los departamentos, por reglamento interno de la LFCU: "5.2 si el árbitro considera que no están las garantías para comenzar el encuentro debe esperar al menos 20 minutos, teniendo la facultad de suspender".

Que, repetimos, en el caso el encuentro estaba finalizado, y los eventos violentos suceden después dentro del estadio.

El departamento de fútbol femenino, es uno de los departamentos que organiza sus jornadas sin seguridad policial, en cancha única, cinco partidos, donde se mezclan hinchas, jugadoras, dirigentes, evidentemente hoy son suficientes personas las que generan violencia, más que las que pueden evitarla, y ya que los límites internos no son suficientes, debe sancionarse a los involucrados, y posteriormente, la organización deberá cambiar. 

Que, consultada la policía para organizar la seguridad del departamento, manifiesta que debe tener una reunión con el presidente liguista.

Es decir, la policía no puede garantizar la seguridad de la organización. 

Consultado el departamento femenino, a través de sus delegados, estos manifiestan todos ellos que es un problema de la liga, y en partes iguales, que debe solo sancionarse a los involucrados, y además de la sanción a los involucrados, organizar con seguridad policial.

Que, en relación al hecho informado por el árbitro, cabe colegir que el informe del árbitro constituye semiplena prueba de lo que en él ha consignado, y en el caso no se ha aportado prueba fehaciente en contrario que desacredite el valor que se le asigna.

Que, en consecuencia, este Tribunal, como dijéramos, tiene por probado que la situación de violencia fue protagonizada por el Club Almagro, sin perjuicio de que las aseveraciones respecto a que esto pasaría porque el club rival realizaría actos reprobables en su contra, evidentemente no lo justifica.

Que el hecho, encuadra prima facie en el Art. 80 del R. T. P.. y es de aplicación el Art. 81 R. T. P., por analogía, ya que estamos frente a organización de partidos superiores pero que se disputan sin seguridad policial, aunque consideramos aplicar al Club Almagro categoría 1º división del fútbol femenino, la sanción prevista en el Reglamento del Departamento para el año 2023 por los hechos que se le imputan, todo ello conforme el Art. 50 inc. c) punto 4) y 5) inc. c).

Dicho reglamento surge justamente ante el acaecimiento de situaciones violentas en todos los departamentos, todos los departamentos tienen normas similares, por lo que las sanciones son previsibles para los que se vean involucrados.

Que, por lo expuesto, y siendo imposible garantizar la continuidad del Torneo con seguridad, es decir con personal policial, este Tribunal estima que la sanción a aplicar al Club Almagro en la categoría fútbol femenino de primera división, es la descalificación de este Torneo Clausura 2023 la categoría fútbol femenino de primera división, es la descalificación de este Torneo Clausura 2023.

Por todo lo expuesto, se Resuelve:

1) Sancionar al Club Almagro, con la descalificación de su equipo de categoría primera división de fútbol femenino del Torneo Clausura 2023 organizado por la LFCU. Art. 50 punto 5 inc. c) del Reglamento del Torneo 2023.

2) Notifíquese.

 

LORENA ROMERO - DANIEL GARMENDIA

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

La Histórica en defensa de sus universidades públicas: multitudinaria movilización

Este martes 23 de abril fue una jornada histórica. En la Ciudad Universitaria el pueblo …