Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Novedades » Gatopardo para todos y todas
OPINIÓN

Gatopardo para todos y todas

A fines de la década del 50' se publicó en Italia la novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa llamada Il Gattopardo. Allí se relataban las peripecias de una familia de nobles que ve como su dinastía llega al final. El comienzo de un nuevo sistema político les quitaría poder dejándolos en situación desventajosa por lo que surge la necesidad de rendirse ante lo nuevo con el objetivo de sobrevivir. "Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie" fue la frase de cabecera en pos de la supervivencia familiar. Resistirse sería su fin.

 

Por JAVIER ALEJANDRO GAUNA (*)

De ello surge el conocido término "gatopardismo" para aquello que necesita de cambiar buscando que todo siga igual. No confundir con "cambiar sin que nada cambie", aquí el propósito es mudar la situación para conservar ciertos beneficios.

En los recientes sucesos que han conmocionado al país como la caída del kirchnerísmo, el ascenso de la política conservadora de Macri, y la búsqueda de cambio que el país pidió en las urnas hay algo que me llamó poderosamente la atención. La campaña del candidato Daniel Scioli intentó, ante la inminente derrota, convencer al pueblo de que votar a Macri sería un desastre. Con una terrible falta de propuestas concretas y con la pésima imagen que le ofreció la Presidenta en ese momento lo único que pudieron hacer fue tirar el manotazo de ahogado.

Se decía que Macri privatizaría todo, que al segundo día iba a sacar los planes sociales y otras tantas predicciones apocalípticas. No funcionó, el pueblo eligió por mayoría al ingeniero Mauricio porque aun pese a las advertencias todavía veían la posibilidad de un cambio. Desde el principio dije que la campaña del miedo no funcionaría porque en realidad lo peligroso de Macri no era una posible privatización en masa, sino que con el objetivo de acumular poder se continuara con lo peor que el kirchnerismo nos ha dejado: la forma autoritaria y estúpida de hacer política como si fuera todo debiera definirse en una enfrentamiento barrabrava en las tribunas de una cancha de fútbol.

A pocos días de iniciado su mandato el flamante presidente destiló medidas que definitivamente no se condicen con su discurso previo. Más allá de si son o no beneficientes para el país, lo que al menos a mi me sorprendió fue el procedimiento usado. Todo decidido a dedo, de manera autoritaria, en detrimento de las instituciones y la República.

Ahora bien, ¿no era esto lo que le reclamaban a CFK? ¿su forma dictatorial de gobernar, desoyendo la constitución, y demás? Macri podrá decir que trajo medidas que cambiarán a la nación, aunque por lo visto el Gatopardo afiló bien sus uñas, nuevamente se cambia para que nada cambie. Seguirá el país siendo gobernado por un empresario millonario, no habrá consenso ni debates, nadie del gobierno anterior ni actual va a ir preso por robar (eso es una defensa que la clase política tiene bien aceitada, la protección corporativa a los predecesores), continuidad de la política represiva excluyendo a quienes pensamos distintos, perpetuar el capitalismo de amigos bajo discurso pseudoprogresista, seguir con la política unipersonal por encima de las estructuras e instituciones, todo sumado a un cúmulo de idioteces mediáticas que el pueblo argentino ya toma como naturales. Pronto volverá la gente a reclamar por los atropellos y buscarán al salvador que desplace a este "tirano" de turno.

Lo único distinto que veo, aunque me resulte curioso (hasta grotesco), es ver que quienes ahora reclaman institucionalidad son los mismos los peronistas carneros que callaron durante más de una década sobre iguales prácticas.

¿Hubiera resultado para Scioli advertir que votar a Macri sería continuar con lo peor de Cristina? Nunca lo sabremos porque el muy cobarde sólo se limitó a seguir el libreto que le impusieron. Por lo pronto el Gatopardo triunfó de nuevo, y va a seguir ganando cuando en poco tiempo el pueblo pierda la memoria y vuelva a votar por otro "cambio".

 

(*)Escritor uruguayense radicado en Brasil.

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

“Siento que el Estado nos soltó la mano después de años de darle más de la mitad de nuestra facturación”

Tres meses con facturación cero, desde junio con pérdidas irremontables pero aguantando para no cerrar …