BNA
Inicio » Ambiente » Kayakeada binacional para conmemorar el Día Internacional de Acción por los Ríos

Kayakeada binacional para conmemorar el Día Internacional de Acción por los Ríos

Con más de 100 kayaks en el río Uruguay, Argentina y Uruguay se encontraron para reflexionar sobre la importancia de la protección de los ríos en una actividad conjunta.

Las “escuelas de kayak” de ambos países, autoridades de la Provincia de Entre Ríos y de Uruguay, miembros de las organizaciones Banco de Bosques, WCS Argentina y la uruguaya AMBÁ, participaron de una kayakeada en el marco del proyecto ¨Islas y Canales Verdes del río Uruguay¨. El objetivo de la actividad, que se realizó el sábado 11 de marzo, fue sensibilizar sobre el tema y demostrar la viabilidad de un trabajo en conjunto en pos de la preservación de los ríos, en particular del Río Uruguay.

Una comitiva de más de 50 kayaks salió de la playa Campichuelo, Entre Ríos, acompañada por tres embarcaciones de apoyo, donde se hicieron presentes autoridades locales. Mientras que desde el muelle de San Javier, Uruguay se reunieron con otros 50 kayaks para navegar al punto de encuentro con la comitiva argentina. Desde allí, viajaron en conjunto a la punta norte de la isla Dolores, donde compartieron un tiempo de conmemoración y reflexión.

La actividad contó con la participación de autoridades nacionales, incluyendo al Director de Áreas Protegidas de Entre Ríos, Alfredo Berduc, la Secretaria de Ambiente de Entre Ríos, Daniela García, el Intendente de Concepción Uruguay, Martín Oliva, y el Intendente de Colonia Elía, Gabriel Barbará. También estuvieron presentes autoridades uruguayas y Patricia Wolf, embajadora de la ONG Ambá.

Un solo río, un solo parque

Bajo el lema “un solo río, un solo parque”, la jornada buscó visibilizar la importancia de la cooperación para la conservación de la biodiversidad, la educación ambiental y el turismo de naturaleza en las áreas protegidas de ambas márgenes del río. Estos 3 pilares forman parte de la visión del proyecto para fortalecer un corredor biocultural en las Islas y Canales Verdes del Río Uruguay.

“Uruguay y Argentina han logrado ponerse de acuerdo para construir impresionantes obras de ingeniería como la represa de Salto Grande y los increíbles puentes San Martín y Artigas, cómo entonces no va a ser posible que se pongan de acuerdo para gestionar de manera conjunta un área protegida común consagrada a la conservación y el ecoturismo permitiendo la visitación sin restricciones de las islas que conforman este nuevo gran parque”, explica Emiliano Ezcurra director de Banco de Bosques.

En este contexto, se destacó la importancia del kayak como medio para lograrlo. En ambos países, estos parques son únicos por promover los programas de kayaks para escuelas, que permiten el involucramiento con las comunidades de forma activa y dinámica. Así, se busca desarrollar una «cultura del río» basada en el conocimiento de habilidades para la navegación, el disfrute de la naturaleza y la conservación de los paisajes que ofrece el río Uruguay.

Esta actividad aporta al fortalecimiento de las acciones de conservación, de uso público y de educación ambiental que ambos contingentes hacen en sus países. En esta ocasión, y en conmemoración del Día Internacional de la Acción por los Ríos, se destacó también la importancia del Río Uruguay, incluyendo sus islas, canales, humedales, pastizales y bosques ribereños, que conforman un ecosistema de gran valor para el patrimonio natural y cultural de Argentina y Uruguay.

El inédito proyecto de cooperación “Islas y Canales Verdes del Río Uruguay” busca contribuir a la conservación de sus especies y hábitats silvestres, mejorar su capacidad de respuesta frente al cambio climático, y generar nuevas oportunidades de recreación y uso público de calidad, educación ambiental, ciencia y para las comunidades aledañas. El trabajo conjunto de las áreas protegidas en ambas márgenes, demuestra que hay un único río que preservar.

Un proyecto que avanza

En diciembre de 2021 se concretó la compra de las islas Dolores, San Genaro y Campichuelo del lado argentino del Río Uruguay, que serán donadas al Gobierno de Entre Ríos para incrementar la protección de un núcleo de conservación dentro de la Reserva de Usos Múltiples de Los Pájaros y sus Pueblos Libres, como parte de un nuevo Parque Natural Provincial. Mientras tanto, en octubre de 2022 las islas Chala, Basura y Pingüino, fueron adquiridas del lado uruguayo del río, para ser donadas al Parque Nacional Esteros de Farrapos e Islas del Río Uruguay.

Del lado argentino, se concretaron hitos significativos en los 3 pilares del proyecto. Como resultado del Plan de Educación Ambiental, en 2022 más de 2 mil personas navegaron el río Uruguay a bordo de kayaks del proyecto y guiados por instructores locales. Además, en el marco del Plan de Conservación, especialistas de diversas disciplinas comenzaron a relevar la flora y fauna para su identificación, evaluación y futuro manejo. Finalmente, como parte del Plan de Uso Público se inauguraron nuevos refugios, cartelería, senderos e instalaciones.

En Uruguay, recientemente se desarrollaron senderos en la isla Basura y la isla Pingüino, que tendrán acceso público para poder hacer actividades de educación ambiental y turismo de naturaleza en la zona. Con esta premisa, se planea este año también construir tres refugios. Además, en 2022 se realizaron capacitaciones bajo el título “Escuela de Turismo en Naturaleza”, donde más de 45 personas de San Javier, Nuevo Berlín y de otras localidades del litoral (Bella Unión, Paysandú y Mercedes) pudieron acceder a conocimientos de valor para potenciar sus emprendimientos.

La entidad de conservación Butler Conservation, Inc, del filántropo Gilbert Butler, es quien provee el 100% de los fondos de la compra y donación de tierras e infraestructura en ambos países. WCS Argentina y Cono Sur, The Nature Conservancy (TNC), Banco de Bosques y AMBÁ Uruguay, trabajan coordinadamente junto a los gobiernos locales para gestionar la adquisición y donación de las islas a los Estados, el diseño del corredor de conservación, el fortalecimiento de infraestructura y de las capacidades para el manejo efectivo de las áreas.

De esta manera, se espera que este proyecto colaborativo sin precedentes contribuya a la conservación de las especies y hábitats silvestres del Río Uruguay, a su capacidad de respuesta frente al cambio climático y al desarrollo sustentable de actividades turísticas, educativas y científicas que beneficiarán a más de medio millón de personas que habitan en el área.

Fuente: EntreRíosYa

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Por desparramo de desechos orgánicos desalojan una granja camino al Palacio San José

Técnicos del Ministerio de Desarrollo Económico de Entre Ríos, la Policía, el Servicio Nacional de …