BNA
Inicio » Cultura » La entrerrianía de luto: Mario Alarcón Muñiz nos dijo adiós

La entrerrianía de luto: Mario Alarcón Muñiz nos dijo adiós

Falleció este sábado en Paraná Mario Alarcón Muñiz, emblema de la prensa independiente, la divulgación cultural y la lucha ambiental.

 

Fundador de medios masivos escritos, radiales y de televisión, el escritor y periodista nacido Victoria se despidió en la tarde de este sábado 26 de octubre con 80 años de edad.

El legendario animador de la cultura argentina y latinoamericana, periodista de méritos notables y reconocida resistencia a los embates de la censura en distintos gobiernos, sea en dictadura como en democracia, deja frutos inolvidables que podrían resumirse en dos de sus obras más mentadas: el libro “Entrerrianías” y el programa radial y de televisión “La Calandria”.

De trato amable y generoso con sus conocimientos, amante e historiador de la cultura regional en sus más diversas manifestaciones, solía recordar que sus tres nombres de pila eran un homenaje de sus padres a los hermanos Mario, Roberto y Eduardo Kennedy que se alzaron en La Paz en defensa de la democracia en 1932.

Nacido en Victoria en 1939, desde joven abrazó el periodismo. Se graduó en la Escuela Superior de Periodismo de Buenos Aires. Fue jefe de Redacción del diario El Debate de Gualeguay, cofundador y director de LT 38 de Gualeguay, colaborador de El Diario de Paraná, director del diario Concordia, director de Canal 9 Televisora Entrerriana.

Fue colaborador en varios artículos desde los inicios de El Miércoles en su edición gráfica como digital. En ese sentido quienes hacemos El Miércoles Comunicación y Cultura Cooperativa de Trabajo Ltda, lamentamos la pérdida de este gran entrerriano.

Su pluma fue comprometida, meticulosa en el seguimiento de las noticias y aguda en la interpretación.

Se desempeñó en todos los formatos del periodismo, y en varias ciudades de la provincia. Su obra Entrerrianías es un relato propio sobre los conocimientos, las luchas, los modos regionales, con investigaciones y recopilaciones de temas históricos, folclóricos, costumbristas; con leyendas y anécdotas que pintan bien a las mujeres y los hombres de su aldea entrerriana.

Alarcón Muñiz fue uno de los fundadores, con calificados historiadores, cooperativistas, periodistas, docentes y artistas del centro de estudios artiguista Junta Abya yala por los Pueblos Libres, y uno de los principales impulsores de la devolución del nombre “Alameda de la Federación” a la avenida que durante décadas se llamó Rivadavia en el centro de Paraná.

Conocido como maestro de ceremonia de los principales encuentros culturales de Entre Ríos por décadas, fue premiado por numerosas organizaciones que valoran sus tareas periodísticas y culturales. Ofreció decenas de charlas referidas a las identidades de nuestros pueblos, y puso especial empeño en la defensa de la libertad de expresión, lo que le acarreó no pocos problemas económicos y laborales.

Supo alentar a sus lectores, a su audiencia y a los miembros de los centros de estudios que fogoneaba, para recordar el bicentenario de la revolución que se expresó en las luchas encabezadas por Bartolo Zapata a fines de 1810 y principios del 11, y la Batalla del Espinillo. En el arroyo Espinillo plantó con numerosos vecinos un monolito que recuerda la proeza artiguista, y que hoy luce una bandera federal.

 

Caña con ruda

 

De voz grave y clara y un fraseo único, supo dar relieve a las reuniones artísticas y a los poemas. En la radio saludaba a su audiencia cada tarde con un “¡hola, ñande gente porá!”, y era una obligación para él, cada 1ro. de agosto, el homenaje a la Pachamama con caña con ruda.

Conocía el idioma guaraní, y fue un pilar en los estudios del mundo de la música del litoral, en la Cátedra de chamamé con sede en Federal.

Entre sus aportes, se recuerda la conducción del programa “La orilla cuenta”, con estudios y entrevistas sobre pueblos de la región.

En una presentación realizada en la sede de Agmer, los jóvenes decían de Marío Alarcón: “Con él y por él sabemos de cielitos, milongas, chamamés; de ranchos de paja brava, de leyendas sobre la flor de irupé y el timbó. Con Mario sabemos de guazunchos y yacarés, de solapas y lobisones. Con él viajamos a Lázaro Blanco, a las riñas de gallos, a las rondas infantiles, y le encontramos el por qué a la pluma del caburé”.

La Fundación Memoria del Chamamé lo recuerda también como presentador único en festivales como “Cantando al Río Gualeguay”, el “Festival de doma y folklore de Diamante”, el “Festival del Chamamé del Norte Entrerriano” de Federal, entre otros.

Durante años condujo el ciclo “La Calandria” para la difusión de música y poesía litoraleñas por LT 14 “General Urquiza” y luego por las emisoras de la Universidad Nacional de Entre Ríos.

Recibió los premios Santa Clara de Asís, y el premio Escenario, que entrega cada año el diario UNO.

Mario Alarcón Muñiz deja un legado inigualable en el periodismo y la cultura regional. Asambleas ambientales, foros, artistas, docentes, estudiantes, y sus colegas periodistas han conocido su paso severo y cálido, amistoso, generoso, a lo largo y ancho de la provincia. Como pocos periodistas y escritores, supo cosechar amigos, audiencia y lectores en todo el territorio entrerriano.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Organizan el segundo carnaval para adultos mayores

Realizarán  una nueva edición del Carnaval para adultos mayores el sábado 9 de marzo a …