BNA
Inicio » La Provincia » La movilización de ATE terminó a las trompadas entre los sectores internos
La disputa fue a la altura del edificio de la Jefatura provincial de Policía. (APF).
EN PARANÁ

La movilización de ATE terminó a las trompadas entre los sectores internos

La movilización convocada en la provincia por CTA Regional Entre Ríos y ATE, finalizó con agresiones entre ambos grupos, cuyos miembros se tomaron a golpes de puño. Desde CTA acusan al secretario general de ATE de enviar una patota para expulsarlos del acto, mientras que desde ATE aseguran que los de CTA “fueron a provocar” y “son funcionales a la patronal”.

 

La concurrida columna, de la que se estima participaron más de mil trabajadores, pasó por la Municipalidad de Paraná y arribó a la explanada de Casa de Gobierno cerca del mediodía de este miércoles. La actividad se desarrolló en el marco de la jornada nacional de protesta convocada a nivel nacional por CTA, en coincidencia con el paro nacional definido por ATE.

Los manifestantes reclamaron contra los despidos, la precarización en el Estado y para que ningún trabajador esté por debajo de la canasta básica. También cuestionaron el protocolo de seguridad de la Nación.

Ya frente a la Casa Gris tomó el micrófono el uruguayense Oscar Muntes, secretario general de ATE Regional Entre Ríos (que integra la CTA de Pablo Micheli). En su discurso cuestionó a la anterior gestión del sindicato, que fue encabezada por Miguel Pelandino. Los manifestantes allegados a éste, nucleados en la CTA Regional Entre Ríos (actualmente encabezada por Luis Gálligo y que responde a la CTA de Hugo Yasky) comenzaron a entonar cantos donde tildaban de “macrista” al otro sector. Eso desató la ira de los de Muntes, que atacaron a los otros y prácticamente los expulsaron del acto, informó la agencia APF.

Los incidentes se desarrollaron al costado de Casa de Gobierno, sobre calle Córdoba, frente a la Jefatura de la Policía provincial.

“Estábamos cantando en contra del sector gremial que en su momento lo apoyó a Macri y a Varisco, es decir la Rojo y Negro en docentes y la conducción de ATE, cuando en un momento el secretario Muntes manda a una patota de 50 personas a golpearnos”, relató a la agencia APF el abogado José Iparraguirre, integrante de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y partidario de la ATE de Pelandino y la CTA de Gálligo.

Aseguró que varias personas terminaron con heridas, algunos con cortes graves. “Un compañero terminó tirado en el piso”, señaló. Se trataba de Pedro “Turco” Pérez, un dirigente de ATE de Concordia, cercano a Pelandino, quien debió ser trasladado al Hospital San Martín en ambulancia.

“Esto habla a las claras de que esta burocracia sindical no respeta la democracia sindical, la libertad de opinión. Esto es lo que sucede, es parte de esta disputa que hay entre los sectores que claramente apoyaron al macrismo en contra del gobierno kirchnerista y le hicieron el juego a la derecha, y los sectores que creemos que hay que enfrentar a Macri con todas las armas de la ley y la movilización popular”, remarcó Iparraguirre.

 

La interna en la CTA sigue firme. (Análisis Digital).
La interna en la CTA sigue firme. (Análisis Digital).

MUNTES: “SON FUNCIONALES A LA PATRONAL”

Desde la ATE de Muntes, en tanto, se acusó a los seguidores de Gálligo de haber concurrido sólo con la intención de “provocar”.

Muntes les respondió que dejen de ser “funcionales a la patronal y se sumen a los reclamos obreros”. Luego de eso se arrojaron botellas de plástico vacías y forcejearon entre ellos.

El dirigente uruguayense al principio esquivar las provocaciones, pero con el correr de los minutos y los cánticos no pudo esquivar lo que terminó siendo un desenlace desafortunado para la totalidad de los trabajadores, contó la crónica Análisis Digital.

"Nos necesitamos, es la única forma de vencer a la patronal, unidos todos los trabajadores. Cuando nos plantean que es una locura lo que pedimos, que la canasta básica a 15.670 pesos es una utopía, porque no podemos reclamar un salario digno a la vida que tenemos", comenzó el discurso el secretario General de ATE. Sin embargo, la línea del discurso hacia los reclamos genuinos de los trabajadores no venció ante la coyuntura y Muntes no logró vencer la tentación de volver a dirigirse a los dirigentes de CTA Entre Ríos, entre los cuales se encontraba su predecesor Miguel Pelandino.

"Nos dicen que nuestro país es uno de los más ricos del mundo, que produce para más de 300 millones de habitantes: en nuestro país tenemos 40 y el 15 por ciento está desocupado. ¿Qué es lo que está pasando, que el poder concentrado se está llevando la renta? Y hay alguien que lo permite, son los que laburan para ellos: la patronal, los políticos y los sindicalistas que hacen de escalera para que ellos lleguen", agregó Muntes en un claro mensaje a quién ocupó el cargo que hoy ostenta.

Durante todo el discurso y el contexto en el cual se vio inmerso, se pudo palpar años y años de disputa interna que no salió afuera del ámbito sindical porque las conducciones convocaban a pocas movilizaciones y todo quedaba reducido a las elecciones, en caso de haberlas. Quienes hoy son opositores a las conducciones actuales (todos provenientes de sectores kirchneristas) manejaron los dos sindicatos en sintonía con los gobiernos nacionales y provinciales, mientras que quienes hoy conducen el gremio realizaban marchas en soledad ante las medidas económicas del kirchnerismo.

 

Todo esto ha provocado un proceso que fue elevando la tensión año tras año provocando fisuras en el sector de los trabajadores. Esa tensión tuvo el punto culmine en esta marcha que se propuso como la "vuelta de ATE a la calle" y terminó en un final no deseado en función de los intereses de los trabajadores.

"Ellos si le hacen el caldo gordo a Bordet, Macri y Varisco: son los alcahuetes, son los que se ponen al servicios de ellos. Eso es lo que han hecho, dejaron a miles de compañeros para que los despidan, hoy son funcionales a la patronal. La verdad que uno se preocupa por toda esta situación, no es fácil el momento que estamos atravesando. Somos el único sindicato que está peleando a lo largo y ancho del país, nunca renunciamos, no acordamos. Estamos convencidos que la única forma es seguir luchando", logró decir Muntes antes del vergonzoso desenlace.

Por otro lado, el secretario general de Agmer Paraná, Claudio Puntel, también presente en la movilización, resaltó la “unidad de los trabajadores”. “Fue un hermoso acto, llenamos la calle. Esta unidad de los trabajadores planta bandera bien claro de que vamos a enfrentar el ajuste, no vamos a dejar pasar la represión y nos vamos a enfrentar al protocolo que pretende  reglamentar y reprimir nuestras movilizaciones y nuestro derecho a la protesta. Y que vamos a pelear juntos por el salario que necesitamos”, subrayó.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Se presenta el libro “Veneno” en una charla debate con sus autores, Guillermo Folguera y Paula Blois

Será el próximo jueves 1º de agosto, en el auditorio Illia (subsuelo del Centro Cívico). …