BNA
Inicio » El País » La pobreza tiene cara de niño

La pobreza tiene cara de niño

La muerte de un chico en Villa Bermejito, Chaco, puso otra vez sobre el tapete la cuestión de la pobreza y la indigencia.  Dejando de lado la miserable actitud de hacer un uso político de este desgraciado suceso, cobra cierta nitidez el fracaso de este gobierno en relación a esta grave cuestión. Y ello a pesar de la Asignación Universal por Hijo,  y las mejores intenciones.

 niño

Por ANÍBAL GALLAY

 

El  lapso que arrancó en el 2003, ha tenido mucha voluntad, pero los resultados son escasos. Algunos números indican que la pobreza es hoy mayor que en los primeros años de la década del 90. Por cuestiones difíciles de comprender el INDEC ha dejado de publicar el índice de pobreza. De allí  la necesidad de recurrir a estudios de entidades no oficiales, quienes aportan estudios sobre el tema. El Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina, indica que la pobreza en la argentina alcanza al 30 por ciento.  Un estudio de la CTA, cercana al gobierno y liderada por Hugo Yasky, indica que  la pobreza alcanza a 18,2 %, es decir casi 8 millones de personas.

 

LOS NIÑOS Y LOS ADOLESCENTES

El Centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales (CIPPES) publicó un estudio sobre la pobreza, pero enfocado específicamente en los niños y adolescentes. La franja etárea cubre un rango de personas de 0 a 17 años.

El estudio  responde a la pregunta cuántos niños y adolescentes pobres hay en la Argentina.  El relevamiento de precios se realizó en 7 provincias y lo llevaron a cabo 400 voluntarios de la organización Barrios de Pie. Se relevaron  1200 comercios y se tomaron 28.000 precios en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Mendoza, Chacho, Salta y Tucumán. Ello para construir el costo de una Canasta Básica Alimentaria

En cuanto a los ingresos de las familias se tomaron los datos del INDEC que trimestralmente realiza la Encuesta Permanente de Hogares.

Se entiende que una familia es pobre cuando sus ingresos son insuficientes para cubrir el costo de una Canasta Básica Alimentaria.  La indigencia implica pobreza extrema, incluyendo situaciones de hambre.

 

LAS CIFRAS

De este estudio se desprende que el 46,26 por cientos de los niños y adolescentes entre 0 y 17 años, son pobres. Son 5.960.000 personas. De ellos,  el 11,92 son indigentes. Son 1.530.000 personas.

Otras cifras indican que entre 2014 y 2014, la pobreza trepo del 40,6 al 46,26. Las cifras explican que la tendencia no tiende a la disminución de los índices.

 

CUANDO EL INDEC MEDÍA LA POBREZA

Las cifras que ofrece el INDEC para la década del 90 permiten alguna comparación, aunque cabe aclarar que solo media Buenos Aires y Gran Buenos Aires. Así y todo el promedio de pobreza entre 1991 y 1995 fue del 26 %. Y entre 1996 y 2000 ascendió a 39  %.. En el 2014, y según el estudio del CIPPES, la pobreza en ese mismo territorio (Buenos Aires y Gran Buenos Aires) llega al 37,8 %.  La diferencia es apenas perceptible.

 

NIÑOS DE LA DÉCADA

Si se toman los niños nacidos a partir de 2003, las cifras no mejoran. En el 2014 el  total  de  niños de 11 años de edad  llega a 8.390.000 personas  De ellos 3.580.000 viven en hogares donde no se cubre la Canasta Básica Alimentario. Esto es un 42,66 %. Y 925.000 son indigentes, esto es un 11,02.

 

EN LAS PROVINCIAS

Las cifras netas y porcentuales de la pobreza, entre niños y adolescentes entre 0 y 17 años, en las siete provincias incluidas en el estudio, arrojan  estos resultados:

Buenos Aires: 2.300.000 (49,11 %)

Córdoba: 512.000 (50,9 %)

Chaco: 249.000 (61,93 %)

Salta: 272000 ( (56,5 %)

Corrientes: 182.000 (50,03 %)

Mendoza: 301.000 (50,03)

Tucumán: 259.000 (50,81 %)

La copa está llena, pero no derrama

Las cifras son más contrastantes si se tiene en cuenta que en esta década, que arranca en el 2003, ha habido un extraordinario crecimiento económico, aun teniendo en cuenta cierta retracción  en el último año.  El gobierno de Néstor Kirchner y Cristina, han implementado políticas de inclusión, entre las que sobresale la Asignación Universal Por  Hijo, además de otros planes localizados.  Pero a pesar de las buenas intenciones y  esa voluntad de incluir no ha dado los resultados esperados. Y lo que es peor las víctimas de la exclusión son especialmente  niños y adolescentes. Para 5.960.000 niños y adolescentes de 0 a 17 años la década que les ha tocado vivir tiene el color de la pérdida y la derrota.

(Nota. El estudio completo del CIPPES está disponible en Internet)

anibalgallay52@hotmail.com

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Un diputado nacional oriundo de Entre Ríos organizó una visita parlamentaria a terroristas de Estado presos por crímenes de lesa humanidad

Beltrán Benedit se llama el legislador nacional de La Libertad Avanza (LLA) que llevó una …