BNA
Inicio » Política » Las candidaturas testimoniales, un fraude a los votantes
OPINIÓN

Las candidaturas testimoniales, un fraude a los votantes

¿Va a dejar Urribarri su lugar de Diputado Provincial para el que está postulándose y va a asumir de Ministro Nacional en un supuesto e hipotético triunfo de Scioli?

 

(*) Por Juan Carlos Lucio Godoy

 

¿Es parte del entramado de acuerdos con los que hostiga la presidenta a Scioli, para no dejarlo gobernar nombrándole los funcionarios y ministros?

 

¿Quién sabe cuántos más del FPV harán lo mismo? ¿Es válido que esto suceda?

 

No lo sabemos aún. Pero estoy seguro de que buscan con este acuerdo intentar levantar la candidatura diluida del elenco gobernante en Entre Ríos, sin intenciones reales de ser legisladores y por consiguiente estarán defraudando la confianza de quienes los vayan a votar.

 

La pregunta por la validez de esta postulación (y otras dentro del oficialismo) depende más que todo de consideraciones éticas-políticas. Hay una ética en juego, la ética democrática.

 

Estas postulaciones no son un delito electoral, por ahora, eso está claro. Pero no todo lo que no es delito es bueno. El hecho de que las candidaturas llamadas testimoniales no constituyan delito no dice nada de su valor ético democrático.

 

Todo lo contrario, dice mucho de quienes se postulan, ya que abiertamente promueven el fraude electoral a la voluntad popular, porque la característica esencial de la candidatura testimonial, es la intención del candidato de no asumir el cargo en caso de resultar electo.

 

Algunos dirán, que no podemos opinar o desentrañar las intenciones, propósitos o planes futuros de quienes hoy dicen quiero ser Diputado, como el caso de nuestro gobernador, y que tampoco podemos interpelar esas conductas. El problema de este argumento es que desconoce lo que parece evidente para todo el mundo: diciendo que acepta el posible ministerio, Urribarri declara, que no quiere ser diputado.

 

Por otro lado los antecedentes en las listas del FPV, del 2013 por ejemplo, dan sobrada cuenta de quienes fueron a elecciones sabiendo que nunca iban a asumir, o como el mismo gobernador que siendo primer mandatario en nuestra provincia se postuló para Senador Nacional suplente.

 

La pregunta es, si estamos dispuestos los entrerrianos a decir que está bien, a aceptar sin más la postulación de candidatos que en verdad no piensan asumir el cargo?

 

Las candidaturas testimoniales no solo son responsabilidad del candidato sino también de aquellos, que teniendo la certeza de que no va asumir o completar su mandato, los votan.

 

El pueblo merece que le hablen con la verdad. Si se es candidato para un cargo, se debe iniciar y terminar el mandato para el que cada uno se comprometió.

 

Con Alfredo nos presentamos a estas elecciones para ser Gobernador y Vice de nuestra provincia. Venimos a dar testimonio de lo que sostenemos, no solamente por lo que decimos, si porque nuestra conducta de vida asevera, justifica y comprueba la verdad de lo que afirmamos.

 

Es una gran oportunidad para todos los entrerrianos, nosotros queremos Cambiar.

 

(*) Candidato a Vice Gobernador por la alianza “Cambiemos”

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

La anti política

"La falta de una participación realmente comprometida que debería encarnarse en alguna fuerza con conciencia …