BNA
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Ambiente » Los invasores de la naturaleza

Los invasores de la naturaleza

La idea de una mayor diversidad en la naturaleza puede parecer interesante, pero la introducción de animales y plantas exóticas, sin un previo estudio de su impacto ambiental, suele amenazar la supervivencia de la fauna y flora nativa.

 

Por MARIO ROVINA de EL MIÉRCOLES DIGITAL

 

Una especie exótica es cualquier especie, ya sea animal o vegetal, introducida fuera de su área de distribución natural pasada o presente. Dentro de un mismo país una especie autóctona puede volverse exótica si es trasladada a otro lugar fuera del que se encuentra viviendo naturalmente.

Algunas de estas especies exóticas se vuelven invasoras cuando su introducción amenaza a la diversidad biológica originaria del lugar donde fue liberada o puedan llegar a constituir una amenaza grave para los hábitats o los ecosistemas, la agronomía, o para los recursos económicos asociados al uso del patrimonio natural.

En muchos casos estos animales y plantas invasoras pueden causar la extinción de especies nativas, ya que compiten por los recursos de alimentación y refugio y también porque alteran el hábitat donde se encuentran.

En muchos casos estos animales y plantas invasoras pueden causar la extinción de especies nativas, ya que compiten por los recursos de alimentación y refugio y también porque alteran el hábitat donde se encuentran. Además, estas especies pueden ser portadores de enfermedades, que pueden ser transmitidas a los animales, las plantas o los seres humanos.

Las poblaciones de animales domésticos asilvestrados como perros y gatos, el visón americano, las truchas en Patagonia, los castores en Tierra del Fuego y las poblaciones de ciervos exóticos y jabalíes, son algunos ejemplos bien conocidos de este problema en el territorio argentino.

Nuestros invasores

En Entre Ríos se registran varias de estas especies exóticas y algunas de ellas al no tener predadores o competidores naturales, se han convertido en invasoras y en una seria amenaza para los ambientes y las especies nativas.

El caso de la acacia negra (Gleditsia triacanthos), es uno de esos casos que fácilmente se pude observar en casi toda la provincia. Este árbol de grandes espinas es originario de los Estados Unidos, donde convive con otros árboles en los bosques, pero en nuestro territorio se convirtió en una especie invasora muy agresiva.

Esto sucede porque se trata de un árbol que tiene gran capacidad de rebrote y además de ser resistente a la poda, a las inundaciones y a la sequía. Por lo que se extiende muy rápidamente y donde lo hace, debajo no crece casi nada, ocupando espacios en los distintos ambientes y desplazando a la flora nativa y a la fauna asociada a ella.

Esto ocurre principalmente sobre las márgenes de los sistemas fluviales, ya que buena parte de la dispersión de sus semillas es a través de los cursos de agua y otro tanto por parte del ganado bobino al bostear. Es sobre la margen de los ríos y arroyos donde se ven principalmente las formaciones rápidas de bosques de acacia negra, generando además un grave problema para toda la fauna que utiliza estos espacios para desplazarse.

Por todo esto es que se trabaja desde diferentes organismos e instituciones para tratar de controlar a esta especie y el Gobierno de la Provincia de Entre Ríos a declarado mediante la ley 10485 de interés provincial el manejo y control de la acacia negra junto a otras especies exóticas.

Pero lamentablemente no es la única especie invasora que amenaza nuestros ambientes naturales. Es ampliamente conocido el caso del jabalí (Sus scrofa), animal originario de Eurasia y del Norte de África, introducido en la región pampeana alrededor de 1900 para servir de presa en cotos de caza y que rápidamente se dispersó por casi todo el país.

Este mamífero de gran tamaño es reconocido por causar grandes destrozos por donde pasan sus piaras, modificando los ecosistemas nativos a su paso y poniendo en peligro a muchas especies de flora y fauna.

En nuestra zona su presencia se ha incrementado notablemente en los últimos años y algunos lugares como el Parque Nacional El Palmar implementaron un "Plan de control de exóticas", que consiste en cazarlos para reducir así la población presente en el predio.

Estornino pinto en Gualeguaychú (Foto: Gustavo Puente)

En estos últimos años otra especie que se ha sumado a esta lista es el estornino pinto (Sturnus vulgaris), un ave que tiene su origen Europa, Sudoeste de Asia y norte de África y que fue introducida no hace mucho en argentina.

Los primeros registros datan de finales de la década de 1980 en la provincia de Buenos Aires y desde su llegada al país, se expandió intensamente por los campos y también se ha adaptado fácilmente a las grandes ciudades, llegando no hace mucho hasta el sur de la provincia de Entre Ríos.

Estas aves tienen una gran capacidad reproductiva, lo que hace que formen grandes bandadas compuestas de miles de individuos, sumado esto a su alimentación omnívora, que les permite consumir una gran variedad de invertebrados y materia vegetal, además de aprovechar desperdicios humanos, cultivos y el alimento en establecimientos de cría de ganado, lo que los ha llevado rápidamente a ocupar los ambientes de muchas aves nativas y a desplazarlas de su hábitat.  Además de generar pérdidas considerables en la producción agrícola de pequeños y medios productores rurales, ya que se alimenta también de frutas y semillas.

Actualmente en la provincia se lo ve todavía en pequeños grupos en las zonas rurales, pero su presencia de a poco esta siendo registrada en la cercanía de distintas poblaciones y ciudades del sur entrerriano, lo que genera gran preocupación.

Si bien hay muchas otras especies exóticas que amenazan nuestra flora y fauna nativa como el paraíso, el ciervo axis y la liebre europea, estos ejemplos que hemos visto bastan para tener el máximo cuidado cuando se manipulan especies que no son de la zona y ponernos a trabajar para detener el avance de las que ya son un problema para nuestros ambientes naturales.

Fuentes: Sistema de Información de Biodiversidad / El estornino pinto en Argentina: desafíos y prioridades / El Observador del Litoral / Aves Argentinas 

 

Noticias relacionadas:

Piden autorización para volver a cazar jabalíes y ciervos, especies consideradas “plagas”

 

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Por Bustos y Sotto el Lobo volvió al triunfo

Gimnasia le ganó 1 a 0 a Unión de Sunchales por la fecha 32 de …