BNA
Inicio » La Ciudad » Luciana Peker: “el feminismo es el gran movimiento político de la Argentina”

Luciana Peker: “el feminismo es el gran movimiento político de la Argentina”

La periodista especialista en género, Luciana Peker, pasó por Concepción del Uruguay para brindar una charla sobre la conquista de los derechos del movimiento de mujeres en la Argentina. Previo a eso, realizó una ronda con periodistas donde abordó diferentes temas como el trabajo del periodismo con perspectiva de género, la pelea por el aborto legal, la tradición autónoma y horizontal del movimiento de mujeres y la actualidad en este año electoral.

 

Por CLARA CHAUVÍN de EL MIÉRCOLES DIGITAL

 

Desde el año 1998, Peker escribe en el suplemento Las 12 del diario Página 12. “Las 12 es mi casa y no podría haber hecho nada de lo que hice porque ser periodista es tener un lugar donde escribir. El trabajo en las redacciones te da una gimnasia y te permiten un seguimiento sistemático de temas como lo son el aborto, la violencia o la diversidad. Es fundamental destacar el periodismo feminista y pedir por trabajo para las jóvenes y por reconocimiento de derechos laborales para las que somos más grandes que es lo que nos está faltando”, afirmó.

El movimiento de mujeres en la Argentina tiene un mandato claro y donde no hay titubeos

En ese sentido, remarcó que, aunque los temas de género y feminismo están en agenda y hay un mayor interés, siguen sin tener un espacio central en los medios: “Parece que los temas están más de moda pero no hay muchas periodistas trabajando. Tiene que haber más periodistas cubriendo temas de género. Nos falta periodismo, no nos sobra. No hemos tenido, por ejemplo, crónicas de las muertes por abortos clandestinos o de los casos de las niñas forzadas a parir en Jujuy o Tucumán”.

El aborto en la coyuntura electoral

La autora de libros como “La revolución de las mujeres” y “Putita Golosa” (por estos días también finalizando su próxima publicación que se titulará “La revolución de las hijas”), se refirió al reclamo por el aborto legal, seguro y gratuito, en un año electoral en donde candidatos parecieran evitar hablar el tema. “La idea de que el tema del aborto legal ‘resta votos’ es una idea instalada por la derecha tras la derrota en el Senado, que fue lobbiada por el Vaticano y la iglesia evangélica. Generaron ese imaginario que resta votos o divide aguas y que es mejor no meterse”, expresó.

Asimismo, Peker opinó que los legisladores y legisladoras que votaron en contra o se abstuvieron en las votaciones en el Congreso, deben “pagar el costo político” y no volver a ser candidatos. “En un país con enormes deudas políticas y económicas, donde está subiendo la desocupación, hay que tener perspectiva de género sobre todos los temas. La desocupación es mayor en las mujeres y el principal problema económico en la Argentina es la desocupación de las jóvenes sub 29”, agregó.

En ese sentido, aseguró que la pelea por el aborto legal es un reclamo que define al movimiento de mujeres en la actualidad. “Hay 14 senadoras mujeres que votaron en contra del aborto legal y esas senadoras no llegaron de casualidad sino por el cupo femenino. El movimiento de mujeres en la Argentina tiene un mandato claro y donde no hay titubeos: quien está dentro tiene que apoyar el aborto legal. Quien no esté a favor puede ser una mujer y candidatearse pero tiene que quedar muy claro que esta fuera del movimiento de mujeres.

Las mujeres que lleguen beneficiadas por el cupo y por las peleas del movimiento, tienen que tener un compromiso claro de votar por el aborto legal”.

La tradición autónoma y horizontal del feminismo en la Argentina

La periodista, quien también integra el colectivo Ni Una Menos en la ciudad de Buenos Aires, resaltó que “el feminismo hoy es el gran movimiento político de la Argentina” y manifestó que hoy la gran batalla es en contra del fascismo. “El feminismo hoy tiene el desafío de entender que no es sólo una agenda de género sino un movimiento político que excede lo electoral”, indicó.

“Hay posturas claras, desde las consignas de Ni Una Menos de que vivas y desendeudadas nos queremos. Le hicimos el primer paro al gobierno el 26 de octubre de 2016 y luego le siguieron los paros internacionales de mujeres. El paro es una medida política que no es neutral. La transversalidad es una tradición del movimiento feminista en el país. Es una forma de hacer política y con visión de clase que no quiere sólo que las mujeres accedan a los lugares de poder sino que exista mayor distribución de poder y justicia social. Las mujeres hoy somos la gran resistencia”, comentó.

Respecto a esa tradición transversal de hacer política dentro del movimiento de mujeres, destacó los Encuentros Nacionales de Mujeres que desde hace 33 años se realizan cada año en un punto distinto del país y donde participan miles de mujeres. “Los ENM comienzan a gestarse en 1982 cuando se firma una Solicitada de Mujeres por la Paz contra la dictadura y la guerra de Malvinas. Ahí es donde se empiezan a nuclear y se genera el primer Encuentro en la ciudad de Buenos Aires en el 1986. Los ENM tienen orgánicamente la autonomía frente Estado y la horizontalidad donde todas las mujeres tienen el mismo valor de la palabra. Esa autonomía y horizontalidad son las que han generado que el movimiento feminista no sea anexo de ningún gobierno. Si bien en la actualidad es nueva la masividad del feminismo, hay una continuidad que no nace de un repollo sino que existe entre la tradición de la resistencia de las Madres y esta primavera adolescente que es la que puebla las calles”.

Por otra parte, Peker expresó que es necesario acompañar a las mujeres feministas que se presenten en las listas electorales. “Estamos en una encrucijada en la que queremos ocupar los lugares de poder pero quienes se animan a hacerlo terminan no teniendo respaldos. Hay muchas rupturas de mujeres con partidos políticos u organizaciones sociales por el nivel de machismo y de violencia. Los partidos políticos tienen que entender que sólo van a perder votos si no cambian su manera de dar la palabra y aceptar la violencia. Creo hay que abalar a las mujeres feministas dentro de los partidos políticos”.

"...hay una continuidad que no nace de un repollo sino que existe entre la tradición de la resistencia de las Madres y esta primavera adolescente que es la que puebla las calles”.

A su vez, en la pelea contra el neo fascismo disciplinado, horizontal y autoritario, Peker propone que, dentro del movimiento feminista, es necesario impulsar referentes. “No debemos ser ingenuas y hay que saber que el enemigo no es la otra porque piensa un poco distinto sino que el enemigo es el fascismo. Frente a eso hay que tener algunos recursos más ágiles para respetar los liderazgos de algunas feministas. En la Argentina tener un lugar de exposición es duro y por eso hay que acompañar a las compañeras con voz y liderazgo. Con esto no digo romper con la horizontalidad, no quiero un feminismo verticalista pero sí que se ponga como desafío poder enfrentar al fascismo”.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Tres escuelas uruguayenses reclamarán para que se reactiven las obras en sus edificios

Será este jueves 23 de mayo a las 9.30 frente a la sede de la …