BNA
Inicio » Cooperativismo » No tener casa propia es su talón de Aquiles

No tener casa propia es su talón de Aquiles

Se quedaron sin el techo que los albergaba. Su principal objetivo es conseguir uno propio.

La Cooperativa Feria Popular Colonense, nuclea artesanos de la ciudad de Colón.

Para contextualizar y entender la fuerte movida de los artesanos, en esa ciudad entrerriana todos los años se hace la Fiesta Nacional de la Artesanía, que además de juntar a todas las personas relacionadas con el ambiente, se convirtió en un hecho cultural y económico muy fuerte. Entre otras actividades que realizan convocan a los artistas musicales de mayor renombre del país.

Volviendo a la Cooperativa, empezaron a trabajar en el año 2019, y obtuvieron la matrícula en el año 2020.

En el 2021 empezaron a gestionar un centro cultural, donde además de producir y comercializar los productos artesanales, se llevaban a cabo ferias de artesanos, manualistas y productores , eventos artísticos y talleres de idiomas, de oficios, y de todas aquellas actividades que distintas personas podían ofrecer

En el mes de marzo de este año sufrieron un fuerte revés, se vendió la casa donde se desarrollaba el centro cultural, por lo tanto, ahora están proyectando diferentes actividades, trabajando con otras organizaciones de la localidad, que pueden brindarles espacio físico.

La cooperativa está conformada por 5 personas, “pero trabajamos con un montón de compañeros más, que son quienes llevan a cabo charlas, talleres, etc”, dijo Evangelina Baez, su presidenta a El Portal de las Cooperativas.

“La principal razón para la constitución de la cooperativa fue la necesidad de darle un marco legal, una estructura al trabajo que hacemos. Las artesanías, por lo general, no son un producto de primera necesidad, entonces es necesario poder transmitir cuál es el valor cultural y patrimonial de un producto de estás características”, amplió.

Baéz insiste en que no contar con un edificio propio, el tener que depender de los costos del alquiler o de la buena voluntad de las personas que tienen un espacio físico para hacer actividades,les implica un importante desgaste.

“Somos una ciudad muy turística, estamos en el octavo lugar en el ránking a nivel país. Hay muchas casas en alquiler o en venta con precios elevados. Las artesanías o el trabajo cultural no está bien pago no sólo en Colón sino en ninguna parte del país. Se piensa que el artesano o el artista trabaja por hobby,hay que cambiar ese paradigma. Somos trabajadores que necesitamos vivir de lo que sabemos y nos gusta hacer porque la producción cultural tiene un valor en sí mismo, un valor patrimonial, de búsqueda de sentido. El principal obstáculo es cultural”,resaltó.

Objetivos

En el sentido de sus objetivos a mediano o largo plazo,la cuestión del espacio físico sigue siendo central: “Estamos presentando proyectos a diferentes organizaciones que cuentan con un espacio físico. Queremos generar redes de trabajo y producción para que estas actividades se puedan seguir llevando a cabo aunque sea en un espacio que no sea de la cooperativa. Para comercializar nuestros productos y para que haya un espacio de trabajo”,explicó.

Valorización de la ciudadanía

Consultada por la valorización social de la ciudad para con ellos, relató: “Al ser relativamente nuevos, en diciembre cumplimos 3 años desde que obtuvimos la matrícula, estamos súper conformes con el trabajo que venimos haciendo con la ciudadanía, tuvimos muy buena recepción, pasaba que mucha gente no llegó a conocer el trabajo que hacíamos. Creo que lo valoraban, porque había gente participando de los talleres, que se sumaban para hacer nuevos, se frenó por el tema del espacio físico”.

Estado

Sobre el respaldo estatal comentó que presentaron dos proyectos. Uno ante el Ministerio de Cultura de la Nación en el 2022,un programa que se llamaba “Puntos de cultura”; pudieron abrir una escuela de producción musical, una de disc jockey que estaba dirigido a niños y adolescentes que se terminaron sumando adultos, incluso hacían grabaciones de artistas de la localidad.Ese taller sigue existiendo.

El otro proyecto fue ante el Ministerio de Desarrollo de la provincia con el que compraron un proyector para realizar noches de cine-debate. Ahora lo usan para charlas que organizan en las plazas públicas.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Sobra pescado, pero no hay plata

Han bajado los precios hasta la mitad. La Cooperativa de Trabajo de Pescadores Unidos de …