Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio » Novedades » Paro Internacional de Mujeres: marcha masiva y un crítico documento cuestionador en Concepción del Uruguay

Paro Internacional de Mujeres: marcha masiva y un crítico documento cuestionador en Concepción del Uruguay

Una masiva marcha de mujeres, disidencias y organizaciones se realizó este lunes 9 de marzo en el marco del Paro Internacional de Mujeres. En el documento emitido por las organizadoras insistieron en varios puntos, entre ellos la separación de la Iglesia del Estado.; no dudaron en cuestionar el intendente Oliva "por el aporte económico en forma de subsidio  a dos Iglesias Evangélicas de la ciudad a quienes invitó 'a caminar juntos estos 4 años' mientras solamente destinan entre 2.500 y 5.000 pesos miserables por mes al refugio y área de la mujer".

 

Informe: CLARA CHAUVÍN de EL MIÉRCOLES DIGITAL

Fotos: CLARA CHAUVÍN Y MARIO ROVINA

Nota relacionada: Reapropiarnos de lo que es...

 

La segunda jornada de lucha organizada por los colectivos que integran el movimiento de mujeres de la ciudad tuvo una importante convocatoria donde se reclamó una vez más al Estado por una acción urgente frente a los recientes casos de femicidios, arrojando la estadística de una mujer asesinada cada 23 horas.

La jornada arrancó por la tarde en Plaza Ramírez, dónde se continuaron realizando talleres y también contó con números artísticos que cerraron con la presentación de la cuerda de candombe Uvaé.

Luego se dió lugar a la lectura del documento único que fue firmado por: Mujeres autoconvocadas, Mujeres socialistas, Plenario de trabajadoras, Brujas insurrectas, Socorristas “Ni una menos”, Colectivo de músicas autoconvocadas, Delegada de  LT11, Comisión Directiva de Agmer Uruguay por La Fuentealba, ATE Uruguay, CTA Autónoma Uruguay.

 

La separación de las iglesias y el Estado, la rápida aprobación del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, cumplimiento de la ley de cupo para músicas, la aplicación de la Ley Micaela a nivel municipal, el correcto funcionamiento del hogar de protección de víctimas de violencia de género, Educación Sexual Integral laica y con perspectiva de género y cupo laboral trans fueron algunos de los puntos más importantes del documento.

Tras dicha lectura, comenzó la marcha que salió desde Plaza Ramírez por calle 9 de Julio, hasta Ameghino dónde dobló hasta Galarza para regresar nuevamente a la plaza. Allí se dio una vuelta que tuvo intervenciones frente al Centro Cívico, la Jefatura Departamental de Policía y la Basílica Inmaculada.

A continuación, se reproduce el documento único leído por las organizaciones convocantes:

"La deuda es con nosotras"

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora es una jornada mundial, que encuentra en la Argentina una referencia de lucha y de acción.

 

En América Latina nos encontramos militando los derechos de las mujeres siendo protagonistas de esos procesos. En Chile, mujeres y disidencias denuncian a los carabineros por violaciones y abusos. En México se movilizan ante la cantidad de femicidios y mujeres desaparecidas en su región. También. Mujeres de comunidades originarias se organizan ante la marginalidad y violencia que sufren. Nosotras no somos la excepción, con femicidios cada 23 y mujeres muriendo en la clandestinidad, nos es imposible no movilizarnos.

El Estado es responsable

El 2020 abrió con un femicidio cada 23 horas. Desde el 1 de enero al 29 de febrero nos han arrebatado la vida de 63 compañeras, 88 niñes han quedado sin su mamá como consecuencia de la violencia machista que el Estado no se preocupa en frenar.

El asesinato de Fátima Asevedo, es un claro ejemplo de la justicia machista y de un Estado que no nos garantiza ninguna protección ni derechos. Con voz cansada, desgarrada, impotente, decía que su ex, el femicida Jorge Nicolás Martínez, la iba a matar antes de que la Justicia haga algo. Y así fue.

El Estado no la escuchó. El Estado no nos escucha, y estamos hartas.

En medio de una miseria generalizada, la brecha salarial entre mujeres y hombres asciende al 35 por ciento. La carestía de vida sumerge a miles de mujeres en la indigencia, somos el 47 por ciento más precarizado y de menor recursos del mercado laboral. Además, el 90 por ciento de los trabajos que nos destinan son en áreas de servicios, constituyendo la mayoría en el campo del trabajo informal. A nivel mundial a las mujeres solo se nos reconocen apenas tres cuartas partes de los derechos legales de los que gozan los hombres.

Según el Informe Mundial sobre Salarios 2018/2019 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) las mujeres, en el promedio mundial, cobran un 20 por ciento menos que los hombres mientras que en nuestro país este porcentaje asciende al 25 por ciento. Además, tenemos un 40 por ciento menos de probabilidad de encontrarnos trabajando en un empleo pleno de derechos laborales.

Esta diferencia, propia del patriarcado, se da también en la música. Fuimos las mujeres que conquistamos a través de la Ley 27539, Ley de Cupo Femenino, que nuestras voces se escuchen y lleguen a todos los escenarios por lo que exigimos el efectivo cumplimiento de esta ley.

 

No hay educación sexual posible donde se imparten como “saberes” de la materia prejuicios religiosos y nociones pre-científicas basadas en el desprecio a la mujer, la condena a la diversidad, la defensa de un modelo familiar heterosexual y hegemónico, y el rechazo al ejercicio libre del sexo y goce.

 

Todo esto, sumado al trabajo invisibilizado y no remunerado que realizamos, atentan contra nuestra autonomía y en muchos casos nos imposibilitan de independizarnos y terminar vínculos violentos.

Por todo esto, hoy, las mujeres paramos contra el pago de la deuda, contra la modificación de los regímenes jubilatorios y el ajuste de Fernández, los gobernadores y el FMI; paramos por el salario mínimo igual a la canasta familiar, por licencias que faciliten nuestra doble jornada de trabajo; paramos en contra del descuento al presentismo; paramos porque seguimos siendo excluidas de los puestos de decisión en lo sindicatos; paramos para que cada mujer tenga derecho de acceder a un aborto legal, seguro y gratuito; paramos para que se promuevan y reglamenten las licencias por violencia de género; paramos en reclamo a la falta de jardines lúdicos-expresivos que nos faciliten formarnos; paramos en contra de las fumigaciones en las escuelas y espacios de trabajo; páramos por las maestras rurales y mujeres campesinas; paramos porque queremos que dejen de matarnos.

Separación de la Iglesia del Estado

El movimiento de mujeres es anticlerical y sigue reclamando para finalizar la injerencia eclesiástica en la población, salud y educación, ya que, atentan contra las disidencias, mujeres e infancia. Sin embargo, no hay espacio en la política gubernamental para anunciar el cese del financiamiento estatal al clero, ni para repudiar las violaciones de niñes en el interior de la iglesia y tampoco por el tráfico de menores y mujeres pobres que estas mismas sostienen.

Por eso hoy decimos bien claro: queremos la separación rápida y efectiva de las iglesias del Estado, y esto lo lograremos con una lucha consciente y a fondo contra el Estado capitalista y sus partidos que recurren a las iglesias para contener a una sociedad arrasada por los ajustes y los retrocesos laborales. Una clara muestra de ello, es el aporte económico en forma de subsidio que ha realizado el intendente Oliva a dos Iglesias Evangélicas de la ciudad a quienes invitó “a caminar juntos estos 4 años” mientras solamente destinan entre 2.500 pesos y 5.000 pesos miserables pesos por mes al refugio y área de la mujer.

¡Hoy paramos por la separación de la Iglesia y el Estado, para exigir!

El correcto funcionamiento del refugio, con presupuesto real no de miseria, que responda a nuestras necesidades y no sea funcional a los gobiernos de turno.

Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir

Desde 2015 en adelante, el movimiento de mujeres ha ido en ascenso en el año 2018, más de 400.000 mujeres fuimos protagonistas de la marea verde, en una lucha inigualable por el derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

El proyecto que obtuvo media sanción en Diputados en el 2018, es producto de los debates y acuerdos entre más de 700 organizaciones de mujeres, sindicatos, agrupaciones. Es el proyecto de la Campaña Nacional el que militamos hasta que sea Ley, porque los derechos bajo el capitalismo no se otorgan, se arrancan. Y si hoy tenemos un presidente que pasó del silencio absoluto sobre el tema a anunciar que presentará en los próximos días un proyecto de legalización del aborto, es porque el poderoso movimiento de mujeres llevó a esta problemática a ser discutida en todos lados y a instalarla en la agenda pública. Sin embargo, creemos firmemente que la separación de la iglesia del Estado es fundamental para lograr garantizar una Educación Sexual Integral, Científica, Laica y con perspectiva de género.

En nuestra provincia la educación privada confesional recibió en 2019 un presupuesto mayor que la pública mostrando claramente los compromisos del gobierno con el clero, garantizando de hecho la educación oscurantistas (Educación para el amor) e impidiendo la efectiva implementación de la ESI.

No hay educación sexual posible donde se imparten como “saberes” de la materia prejuicios religiosos y nociones pre-científicas basadas en el desprecio a la mujer, la condena a la diversidad, la defensa de un modelo familiar heterosexual y hegemónico, y el rechazo al ejercicio libre del sexo y goce. Por eso repudiamos los recientes dichos del Ministro de Educación Nacional, Nicolás Trotta, quien declaró que “se encuentran trabajando en la efectiva implementación de una nueva Educación Sexual Integral que suma la visión de las iglesias” nada más y nada menos que en Tucumán, cuna de los torturadores de Lucía.

Lo dijimos y lo seguiremos diciendo hasta que sea ley:

- Educación sexual integral, científica y laica para decidir.

- Anticonceptivos para no abortar.

- Aborto legal para no morir.

 

Disidencias

En nuestro país a siete años de ser aprobada la ley 26.743, de Identidad de Género, la realidad de las personas trans-travestis continúa siendo alarmante. Además, según las investigaciones y las estadísticas realizadas por diversas organizaciones no gubernamentales a nivel nacional, el 90% del colectivo trans –conformado por entre 7 mil y 10 mil personas en todo el país– se encuentra por fuera del mercado formal y vive en la pobreza, mientras que el 80% ejerce la prostitución en situaciones de extrema marginalización.

Un 75 por ciento vive de la prostitución desde una edad inferior a los 18 años; y el sida, la silicona industrial, las adicciones y los travesticidios constituyen las principales causas de muerte.

Las crónicas sobre crímenes de odio que de tanto en tanto emiten los medios de comunicación, con tintes policiales, son insuficientes para descifrar por qué el promedio de vida de esta comunidad llega apenas a los 35 años.

La situación del colectivo trans es el mejor ejemplo de pobreza y desempleo estructural del régimen capitalista, del atraso social, la cosificación y la mercantilización del género femenino, en este caso de las feminidades trans, situación que se acentúa en épocas de crisis, ajuste y FMI.

Por ello, la lucha de las mujeres se encuentra unida a la lucha disidente, que reconocen una responsabilidad estatal común en las múltiples vulneraciones que les atraviesan. La lucha por el cupo laboral trans no puede esperar y es la bandera con la que lograremos justicia por Laura Moyano, Estrella Belén Sánchez, Azul Montoro y todas las víctimas de este genocidio silencioso.

Nuestra lucha es la única causa capaz de derrotar al patriarcado y todo tipo de opresión hacia las mujeres, desde una mirada feminista y abolicionista.

Una vez más exigimos:

- Trabajo genuino, salarios por encima de la canasta familiar, derechos laborales y cupo salarial trans.

- Aborto legal seguro y gratuito ya, sin desvíos.

- Educación sexual integral, científica, laica y con perspectiva de género.

- Separación efectiva y real de las Iglesias y del Estado.

- Basta de femicidios, travesticidios y transfemicidios.

- Agroecología ya! Basta de agrotóxicos en nuestros territorios y nuestros cuerpos!

- Niñas no madres e infancias libres.

- Sistema judicial con perspectiva de género.

- Aplicación de la ley Micaela en nuestro organismo municipal y fuerzas estatales Ya!

- Aplicación de ley de cupo femenino.

- Exigimos paridad en los sindicatos en el Estado.

- Fin a la trata de personas y mercantilización de nuestros cuerpos.

 

No somos objetos de consumo.

Contra el pago de la deuda externa ¡la deuda es con nosotras!

 

click en las imágenes para ampliar

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a este equipo de Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

“Siento que el Estado nos soltó la mano después de años de darle más de la mitad de nuestra facturación”

Tres meses con facturación cero, desde junio con pérdidas irremontables pero aguantando para no cerrar …