BNA
Inicio » La Provincia » Películas para el círculo rojo

Películas para el círculo rojo

Movimientos en el seno de los tribunales muestras episodios de zozobra, pero no deberían tener el impacto que se ve desde afuera. Otros, verdaderamente, son llamativos. El mail de Salduna a Pagliotto.

 

Por FEDERICO MALVASIO de la REDACCIÓN de PÁGINA JUDICIAL

 

La vida institucional en el Poder Judicial está sumergida en una crisis que es anterior al proceso en el Jurado de Enjuiciamiento que terminó con la procuradora adjunta Cecilia Goyeneche destituida. Refiere a disputas de poder entre facciones que anidan, básicamente, en las cabezas de los organismos judiciales.

La guerra entre el Ministerio Público Fiscal y la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia (STJ) se remonta a la implementación del sistema acusatorio, el cual llegó para mejorar los procesos, cosa que logró, pero a la vez cayó en arbitrariedades inocultables. Los casos de Sergio Varisco y la mutual y la utilización de un enchufe por parte de Luis Erro son elocuentes.

La pelea entre los jefes de ambos organismos es vergonzosa y, en última instancia, termina manchando a todos. De todas maneras es una película que mira el círculo rojo a través de la prensa especializada. No va más allá de eso. Del jury a la ex procuradora ya nadie se acuerda y quizás por eso se presente la necesidad política de traerlo al presente, como se advirtió hace una semana en Página Judicial. Esa trama tiene otros elementos atendibles para empezar a mover algunos jugadores que ya están en sus trincheras. Aquí la nota.

Goyeneche volvió a tratar de corruptos a los integrantes del STJ. Lo hizo antes, durante y después de todo el proceso que terminó con su destitución. Ahora el escenario fue Mendoza, adonde llegó para “conocer las oficinas del Ministerio Público Fiscal”. Un diario local no le hizo una entrevista, sino que le dejó un grabador abierto para que la doctora dijera que quisiera, sin repreguntas. No hubo sorpresas en sus palabras para el público de estas pampas.

Pero esta vez no fueron los apuntados por la doctora quienes respondieron, como suele hacer en estos casos el STJ a través de un comunicado, lo que  hubiese sido lo correcto. Tampoco tuvo intervención la Asociación de Magistratura, que antes debería determinar si Goyeneche es de su gremio o pertenece ya al Colegio de la Abogacía. Ella se mueve como una magistrada.

Quien salió en defensa de los vocales fue llamativamente un grupo de abogados, cuyas firmas no se circunscribieron solo a los defensores de dirigentes investigados por corrupción ni a la dupla Rubén Pagliotto-Guillermo Mulet. Hubo rúbricas de letrados que litigan en otros fueros, pero la foto ampliada ilustra el enfrentamiento que mencionábamos arriba.

El ex vocal Bernardo Salduna envió un correo electrónico a Pagliotto en tono de indignación por el apoyo al STJ y tratándolo de “denunciador serial”. Los dos hechos más importantes en la vida institucional durante el 2022 fueron la condena a Sergio Urribarri y la destitución de Goyeneche. Ambos casos tuvieron como denunciante a Pagliotto, quien además en su momento impugnó los pliegos de Claudia Mizawak y Emilio Castrillón cuando fueron propuestos por Jorge Busti. De Salduna solo se conoce que trabajó dedicadamente en las sombras para que se destituyera a Carlos Chiara Díaz y que votó en favor de los Etchevehere y en contra de los trabajadores de prensa en una disputa por la aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo 541/08.

Lo que se ve son partidos que se juegan para una tribuna limitada de espectadores, sin embargo están a disposición del gran público.

El lunes se reunirán el procurador Jorge García, el defensor general Maximiliano Benítez y la presidenta del STJ Susana Medina. Se estableció como orden del día la planificación y ejecución presupuestaria, cargos, plan de obras, reubicación de organismos y asistencia técnica a los ministerios.

Uno de los temas que ocupa mayor preocupación es la cuestión edilicia, sobre todo en las ciudades del interior, donde no es factible encontrar un inmueble que se pueda adecuar para que funcione como unidad fiscal, defensoría o juzgado. Suele suceder que cuando aparece una vivienda con características aceptables, reacondicionarla requiere de tiempo y dinero que muchas veces no se condice con los nuevos paradigmas que plantea la ley de alquileres. Los propietarios, sabiendo que funcionará una oficina del Poder Judicial, piden montos siderales.

El STJ viene advirtiendo desde hace un tiempo esta problemática que, desde 2008, merece un abordaje desde otra perspectiva. Con la nueva Constitución, los ministerios públicos pasaron a tener independencia presupuestaria. Bajo estos parámetros es que se llevará adelante un plan de readecuación edilicia, aunque desde alguna facción se intente instalar un inminente “desalojo” por parte del STJ. Hace unos meses, desde sectores minúsculos de la Procuración se ansió ese escenaro, pero finalmente no sucedió. Aquí la nota.

Las audiencias de casación para el ex gobernador Sergio Urribarri fueron motivo de ese submundo comunicacional en donde los hechos son forzados. En algunos casos no ocurrieron. Pero todo sirve para mantener vivo un enfrentamiento e intentar sostener un cuadro de sospecha.

El cronograma de audiencias para el ex gobernador, por primera vez, no salió de la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA), sino de la Cámara de Casación, una extensión de la Procuración General. En el organismo que fija los debates no tenían salón disponible, así de sencillo, por lo tanto no había posibilidad de fijarlos. En el medio se utilizó un plan de fumigación acordado de antemano para dar respuesta a los reclamos en el interior de la provincia. La Procuración dejó trascender la coincidencia con las audiencias del caso Urribarri para hacer creer que había en marcha un salvataje al ex mandatario. A todo esto se realizarán el 12, 13, 14, 15 y 16 de diciembre. ¿Cuánto de favoritismo hay para Urribarri, sobre quien ya pesa una condena de ocho años, postergar unos días las audiencias que en cualquier caso lleva un año y medio y en el suyo solo corrieron siete meses?

Para hablar de impunidad, en el caso Urribarri, se va a tener que afilar más el lápiz.

 

Esta nota es posible gracias al aporte de nuestros lectores

Sumate a la comunidad El Miércoles mediante un aporte económico mensual para que podamos seguir haciendo periodismo libre, cooperativo, sin condicionantes y autogestivo.

Deja tu comentario

comentarios

Destacado

Tarifas y energía: una mirada federal y sustentable

El ingeniero Elbio Woeffray es presidente de la Comisión de Energía del Colegio de Ingeniería …